Guía para los Perplejos: ¿Qué significa la decisión de la ONU contra los asentamientos, nos impondrán sanciones y en qué forma Trump podría anularla? – Por Barak Ravid (Haaretz 24/12/2016)

El Consejo de Seguridad aprobó ayer una resolución que afirma que la construcción en los asentamientos “carece de toda validez jurídica”. ¿Cuáles serán las consecuencias, que cambiará en el status de los asentamientos y si la decisión de Obama de no vetar es un precedente?

La decisión adoptada ayer (viernes) en el Consejo de Seguridad de la ONU en el tema israelí-palestino ha creado una ola diplomática, política y comunicativa. Tras los informes, los comentarios, les ofrecemos una “Guía para los Perplejos” para tratar de explicar qué significa todo el alboroto.

¿Se trata de una primera resolución contra los asentamientos en el Consejo de Seguridad?

No, pero esta es la primera decisión que trata de una forma organizada y puntual con los asentamientos en más de 35 años. La decisión anterior sobre la materia, la Resolución 465 del Consejo de Seguridad fue aprobada en marzo de 1980. Sin embargo, desde 1980 se han producido cambios dramáticos tema israelí-palestino, también en el alcance de los asentamientos y el enfoque de la comunidad internacional sobre este tipo de asentamientos.

¿La decisión cambiará la situación jurídica de los asentamientos?

No. La Cuarta Convención de Ginebra prohíbe que un país que ocupa territorios traslade a sus ciudadanos y construya asentamiento. La gran mayoría de los países creen y han dicho a los largo de los años que los asentamientos en Cisjordania y Jerusalén Este son ilegales y violan el derecho internacional (se trata de una decisión política ya que legalmente los territorios son “en disputa”: agregado de H.H.).

¿Cuáles son los efectos inmediatos de la decisión?

La resolución adoptada por el Consejo de Seguridad no tendrá consecuencias inmediatas y prácticas para Israel. La decisión no incluye mecanismos de coacción o sanciones para entes que no ejecuten tal decisión, aparte del mecanismo del Secretario General de la ONU que debe informar Consejo de Seguridad sobre la situación de la construcción de asentamientos cada tres meses.

La razón principal es que la resolución fue aprobada en virtud del Capítulo 6 de la Carta de la ONU. Por lo tanto, no es vinculante, y es una declaración de intenciones y una recomendación. La decisión es un mensaje político a Israel, y refuerza el consenso internacional en contra de los asentamientos y el aislamiento de Israel sobre este tema. Para que la resolución sea vinculante y para que permita la coacción por la fuerza o sanciones de la comunidad internacional – debe ser aprobada bajo el Capítulo 7 de la Carta de la ONU.

A largo plazo, ¿cuáles son las posibles consecuencias?

En el mediano y largo plazo podría tener importantes implicaciones para la postura de Israel y para el proyecto de los asentamientos en particular. La razón de esto se debe a dos artículos fundamentales aprobadas ayer: Un artículo establece que los asentamientos “no tienen validez legal… y constituyen una violación flagrante del derecho internacional”. Durante estos días, el fiscal de la Corte Penal Internacional de La Haya lleva a cabo un proceso de “examen preliminar” sobre una demanda presentada por los palestinos contra Israel y uno de los temas que toca es la construcción en los asentamientos. El derecho internacional emerge entre otras cosas mediante resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU. Por lo tanto, esta decisión, en este momento, puede afectar el proceso de la “prueba preliminar” y le brinda un argumento para la demandante para iniciar una investigación en contra de la construcción israelí en los asentamientos.

Otro Artículo insta a los Estados a “hacer una distinción” entre Israel y los asentamientos en Cisjordania y Jerusalén Este, en cualquier acción que realizan. Esta sección no tiene precedentes en términos de las resoluciones del Consejo de Seguridad con respecto a las tensiones entre israelíes y palestinos, y anima realmente a cortar los nexos directos o indirectos con los asentamientos. Bajo esta sección se puede crear una base para imponer sanciones contra los asentamientos pero desde los estados, las organizaciones internacionales, como la Unión Europea, y desde empresas. La evaluación del Ministerio de Asuntos Exteriores es que las instituciones de la UE tendrían que aprobar una resolución similar para así derivar hacia medidas prácticas y legales.

¿Es esta la primera vez que el presidente de Estados Unidos se abstiene de vetar una resolución sobre palestina-Israel en el Consejo de Seguridad?

No. Desde 1967, los presidentes de Estados Unidos han permitido que todas las decisiones sobre las cuestiones israelo-palestinas sean aprobadas en el Consejo de Seguridad. Hasta ahora se han aprobado 47 resoluciones del Consejo de Seguridad sobre el tema, todos ellas bajo los presidentes estadounidenses que no son Barack Obama. El presidente George W. Bush (hijo) permitió nueve decisiones del Consejo durante su cadencia y durante el mandato de Bill Clinton se aprobaron tres resoluciones.

De hecho, esta es la primera vez que Obama se ha abstenido de imponer un veto hacia una resolución del Consejo de Seguridad con respecto a Israel desde su entrada en la Casa Blanca hace ocho años. La última vez que tal resolución fue sometida a votación en febrero de 2011 – incluso entonces sobre la cuestión de los asentamientos – Obama la vetó.

¿Obama rompió una tradición de décadas de antigüedad en donde los presidentes no hacen cambios en política durante el periodo de transición entre las administraciones?

No. No pocos presidentes han utilizado el período entre la elección presidencial y la toma de posesión de un nuevo presidente, durante el cual se liberan de las presiones políticas internas para llevar a cabo iniciativas innovadoras en el campo de la política exterior en general y en la cuestión Israel-palestina en particular.

Por ejemplo, el presidente republicano Ronald Reagan, se aprovechó de este periodo, en el año 1988, para abrir un diálogo con la OLP. El presidente demócrata Bill Clinton se tomó el tiempo para publicar los “parámetros de Clinton para la paz”, que introdujo los principios de la resolución de los problemas centrales del conflicto palestino-israelí.

¿La administración del presidente electo Donald Trump puede revertir la decisión?

En teoría sí, pero en realidad no es tan fácil. Para cancelar la decisión debería lograr imponer una decisión contraria, de hecho, en donde se afirmase que los asentamientos son legales y no constituyen un obstáculo para la paz, y conseguir el apoyo de al menos ocho miembros del Consejo de Seguridad, a excepción de Estados Unidos, asegurándose que Rusia, China, Gran Bretaña o Francia no vetará tal decisión. La probabilidad que esto ocurra es la misma que Hapoel Kfar Saba gane el campeonato estatal de fútbol.

Minutos después de la votación en el Consejo de Seguridad, Trump publicó un Twitter que decía que después del “20 de enero las Naciones Unidas tendrán un aspecto diferente”. Trump podría modificar la conducta del Consejo de Seguridad a partir de entonces, pero la historia demuestra que hay una posibilidad significativa que también él opte en el futuro por no vetar resoluciones sobre la cuestión israelí palestina.

Las relaciones entre Netanyahu y el presidente ruso Putin son buenas. ¿Por qué Rusia no vetó?

La aparente estrecha relación entre Netanyahu y Putin se detiene cuando se trata de los intereses de Rusia o de votaciones en la ONU. Rusia es uno de los principales sustentadores de los palestinos en los últimos 50 años. Durante todos esos años y hasta la fecha los rusos votaron en contra de Israel regularmente en todos los foros internacionales posibles. Tal vez las cosas cambien en el futuro, pero al menos en este punto un veto ruso a la resolución sobre el conflicto palestino-israelí es el Consejo de seguridad se ubica en el campo de la ciencia ficción y no en el de la diplomacia.

¿La administración Trump o los legisladores republicanos van a provocar que Estados Unidos deje de financiar el presupuesto de la ONU?

Algunos senadores republicanos de alto rango, encabezados por el jefe del subcomité de ayuda exterior del Senado, Lindsay Graham, ya ha dicho que actuará para reducir y hasta cortar totalmente la financiación de Estados Unidos a las Naciones Unidas en respuesta a la decisión.

Los EE.UU. hicieron un movimiento similar en la organización de Cultura, Educación y Ciencia de las Naciones Unidas (UNESCO) cuando ésta aceptó a Palestina como miembro de pleno derecho. El resultado fue que los Estados Unidos han perdido su derecho a voto y su influencia en la organización de la UNESCO se redujo drásticamente. Eso golpeó y redujo la capacidad de Israel para ayudarse de EE.UU. a la hora de frenar resoluciones anti-Israel.

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.