Una tecnología antiterrorista israelí para reconocer facialmente al personal de salud que usa mascara – Por Eitan Halon (Jerusalem Post)

Cortica (Corsight), fundada en 2007 por investigadores del reconocido Instituto de Tecnología Technion-Israel de Haifa, cuenta con más de 250 patentes registradas en inteligencia artificial.

Comúnmente implementada por las fuerzas del orden y las agencias de inteligencia, la tecnología avanzada de reconocimiento facial desarrollada por Corsight con sede en Tel Aviv se dirige principalmente a personas que buscan evitar la captura por cualquier medio posible.

Ahora, frente a las nuevas realidades que emergen de la pandemia de coronavirus, la solución de Corsight basada en inteligencia artificial se está implementando para otro propósito: Reconocer y proteger a las personas que usan máscaras médicas, incluyendo el personal clave del hospital.

“Las fuertes capacidades que creamos para el uso del gobierno y para combatir el terrorismo, nos permite reconocer a una persona solo por una parte de su rostro, ahora ofrece una solución para reconocer a las personas durante la crisis del coronavirus”, dijo Ofer Ronen, jefe de seguridad nacional en La empresa matriz de Corsight. “La idea es que el reconocimiento facial reemplazará muchas superficies que requieren contacto físico. Por ejemplo, abrir puertas en oficinas, marcas de tiempo de huellas digitales o para médicos que usan máscaras que tocan manijas de las puertas cuando necesitan ir de una habitación a otra, lo que ahora entendemos es una de las principales formas de transferir enfermedades”.

La tecnología desarrollada por la compañía requiere que menos del 50% de la cara esté expuesta para garantizar un reconocimiento preciso, resolviendo los problemas planteados por el aumento de las preferencias e incluso los requisitos para que los ciudadanos usen mascarillas. La solución, dijo Ronen, es capaz de reconocer la cara de un individuo desde una elevación de hasta 60 grados y un perfil de hasta 100 grados. Las personas también pueden ser reconocidas con luz de muy bajo nivel, solo de dos a tres lúmenes. “Creo que incluso después de que termine la crisis del coronavirus , debemos estar preparados para la próxima ola de enfermedad o pandemia obligará a las entidades gubernamentales, los aeropuertos internacionales y los cuerpos de seguridad a reconocer a las personas con máscaras”, dijo Ronen.

“Las personas tratarán de evitar la tecnología táctil en la misma superficie que usan otras personas, incluso después de que la crisis haya terminado. Si se implementa en el espacio médico, el reconocimiento facial reemplazará muchas de las cosas que hacemos hoy”.

A través de la empresa matriz y sus subsidiarias, incluida Corsight, la tecnología autónoma pionera se ha aplicado en una variedad de industrias, incluida la seguridad nacional, la prevención del fraude y la inteligencia visual automotriz. La plataforma visual automotriz se lanzó en septiembre de 2019 en asociación con Continental, Toyota y BMW.

“Hay muchas compañías de reconocimiento facial en todo el mundo y todos están tratando de avanzar más y empujar los límites de la tecnología cada vez más. Es como la Guerra Fría”, dijo Ronen. “La tecnología central está lista para implementarse a través de socios globales. La idea es que nuestro motor de reconocimiento facial será un componente en tantas plataformas como sea posible en todo el mundo”.

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.