Una ONG acusa a la UE de financiar una campaña que busca colocar a las FDI en la “lista negra” de la ONU – Por Ariel Kahana (Israel Hayom)

Los grupos financiados por la UE ignoran habitualmente el contexto de la incitación palestina y la participación de menores palestinos en la violencia contra israelíes, dice la ONG Monitor. La UE dice que “no tiene conocimiento ni participa en ninguna campaña” que tenga como objetivo promover sanciones de la ONU contra ninguna entidad israelí.

ONG palestinas e internacionales, financiadas por los gobiernos europeos y trabajando en conjunto con la sucursal de Cisjordania y Gaza de UNICEF, han lanzado una campaña para acusar al ejército israelí de abusar de los niños palestinos en un esfuerzo por activar sanciones de la ONU contra el estado judío, un informe reciente redactada por la ONG Monitor.

El grupo de vigilancia de ONG, cuya misión es promover una mayor transparencia entre las organizaciones no gubernamentales financiadas con fondos extranjeros que operan en Israel, emitió un nuevo informe diciendo que el Fondo Internacional de Emergencia para la Infancia de las Naciones Unidas ha “construido una amplia campaña, utilizando falsas acusaciones de abuso de palestinos niños en el esfuerzo por activar sanciones contra Israel. Un objetivo fundamental es incluir a las FDI en una lista de violadores de los derechos del niño, que el Secretario General de la ONU publica anualmente como anexo al informe sobre los niños y los conflictos armados”.

Tales afirmaciones pueden usarse para presionar a la Corte Penal Internacional para que procese a los israelíes, advirtió el informe. De manera similar, las ONG presionan a los gobiernos para que sancionen a Israel.

En enero de 2018, NGO Monitor publicó “UNICEF y su grupo de trabajo de ONG: Niños en problemas”, que detalla los esfuerzos conjuntos de las ONG y las Naciones Unidas para demonizar a Israel y poner en la lista negra a las FDI.

El organismo de control señaló que varias de las ONG de este “grupo de trabajo” promueven el BDS, y varios miembros están estrechamente vinculados al Frente Popular para la Liberación de Palestina, designado como organización terrorista por Estados Unidos, la UE, Canadá e Israel. Desde entonces, estas ONG han continuado sus esfuerzos bajo los auspicios de la ONU y se han mantenido alentadas por un importante apoyo financiero y de proyectos de la UE y los países europeos.

El informe dice que UNICEF solicitó 3,35 millones de dólares para financiar sus actividades sobre el tema entre 2018 y 2022. Los fondos se destinaron a involucrar “mecanismos de derechos humanos… para que Israel rinda cuentas de sus obligaciones en virtud del derecho internacional”, una referencia a presionar para que se impongan sanciones contra Israel.

Las actividades incluyen “documentar e informar sobre violaciones graves de los derechos del niño; fortalecer la capacidad del gobierno y la sociedad civil en la recopilación, presentación de informes, análisis y promoción de datos relacionados con los derechos y las violaciones; y aumentar el número de organizaciones nacionales, de la sociedad civil y otras organizaciones que supervisan activamente, abogando y movilizándose contra las violaciones de derechos humanos”, muestran los hallazgos.

Al mismo tiempo, solo desde 2018, la UE ha proporcionado al menos 3,2 millones de euros a proyectos que promueven la campaña, junto con al menos 6,7 millones de dólares de otros países europeos y marcos de la ONU. Las ONG que reciben estos fondos continúan acusando a Israel de violaciones contra los niños palestinos, a menudo inventando doctrinas y estándares legales para hacerlo.

Los beneficiarios de ONG también participan en actividades de promoción y cabildeo, dirigidos al Congreso de los Estados Unidos, los organismos de la ONU y otros actores internacionales, y una variedad de instituciones europeas. Muchas de las subvenciones, incluidas las de países europeos individuales como el Reino Unido, Noruega y Bélgica, incluyen explícitamente puntos de referencia de promoción.

NGO Monitor ha elaborado informes de investigación detallados que documentan los cargos infundados en publicaciones relacionadas con la llamada “campaña infantil”. El organismo de control enfatizó que estos grupos a menudo “basan sus acusaciones en estándares inventados, distorsiones del derecho internacional, fuentes poco confiables recopiladas por actores vinculados al terrorismo y que apoyan el BDS, [y] reflejan una falta de familiaridad con la práctica israelí real. “Además, las ONG ignoran habitualmente el contexto de la incitación palestina y la participación de menores palestinos en la violencia contra israelíes, así como el reclutamiento y uso de niños por organizaciones terroristas palestinas”.

El informe argumentó además que UNICEF “ya no publica los nombres de las ONG en su Grupo de Trabajo, lo que refleja una falta de transparencia y responsabilidad”. El grupo de trabajo no incluye un representante israelí oficial ni expertos israelíes sobre las necesidades de los niños. Tampoco participa ningún experto palestino en niños. “Estas y otras ONG crean una cámara de eco política escribiendo sus propios informes en los que se alegan violaciones israelíes de los derechos del niño y, a menudo, se citan entre sí. Estos informes son anecdóticos y no parecen adherirse a las normas de investigación de los derechos humanos o definiciones legales para pintar la acción israelí bajo una luz más dura”, dijo NGO Monitor.

El estudio instó a la UE y a otros estados donantes a “cesar inmediatamente toda financiación a organizaciones vinculadas con el FPLP o que participen en BDS y otras actividades políticas antiisraelíes” y “abordar cualquier preocupación basada en la evidencia sobre la política israelí a través de la diplomacia directa”. con el gobierno israelí, no mediante la financiación de ONG políticas para que presionen a organismos internacionales y gobiernos extranjeros”.

La Delegación de la UE en Israel emitió una declaración diciendo: “La UE no tiene conocimiento ni participa en ninguna campaña que tenga como objetivo agregar una entidad israelí o palestina al anexo del informe anual de la ONU sobre los niños y los conflictos armados”. “La promoción y protección de los derechos del niño es una prioridad de la política de derechos humanos de la UE. La UE considera de vital importancia abordar la cuestión de la protección de los niños porque los niños disfrutan de derechos inalienables, como se establece en la Convención de las Naciones Unidas de aplicación universal sobre los Derechos del Niño, sus Protocolos Facultativos y otros instrumentos internacionales y regionales de derechos humanos”.

La UE, prosigue la declaración, “seguirá apoyando a las organizaciones de la sociedad civil que desempeñan un papel indispensable en cualquier sociedad democrática, en el fomento del pluralismo y los valores democráticos, así como en la promoción de la buena gobernanza, los derechos humanos y el estado de derecho, tanto en la UE y en todo el mundo. “El contenido de los documentos producidos por Save the Children con la ayuda financiera de la Unión Europea es responsabilidad exclusiva de Save the Children y en ningún caso puede considerarse que refleja la posición de la Unión Europea”.

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.