Un estudio israelí refuerza la creencia de que las madres vacunadas protegen a los bebés a través de su leche – Por Nathan Jeffay (Time of Israel)

Durante al menos 6 semanas después de que se activa la primera inyección de COVID, las madres lactantes producen leche llena de anticuerpos, lo que sugiere que están a salvo del virus mientras están amamantando; no se registraron eventos adversos

Los bebés de madres lactantes recién vacunadas reciben leche llena de anticuerpos durante al menos seis semanas, según muestra una nueva investigación israelí.

Los médicos del Centro Médico Shamir cerca de Tel Aviv recolectaron muestras de leche de 84 madres antes de la vacunación contra COVID-19. Luego, dos semanas después de la primera inyección, comenzaron un ciclo de seis muestras semanales y encontraron anticuerpos que no estaban ahí previamente.

«El estudio es muy alentador, ya que muestra que hay muchos anticuerpos en la leche y se quedan durante semanas», dijo a The Times of Israel la investigadora principal, la Dra. Sivan Perl.

Estudios anteriores han señalado la presencia de anticuerpos, pero este, recientemente revisado por pares y publicado en JAMAThe Journal of the American Medical Association (La Revista de la Asociación Médica Estadounidense), es notable por demostrar que permanecen durante un largo período.

La protección que se transmite de madre a hijo solo dura mientras el bebé esté tomando leche y se desvanece una vez que se detiene.

El estudio terminó después de seis semanas, pero Perl dijo que cree que indica que los anticuerpos pueden permanecer presentes mucho más allá de ese período de tiempo. Ella misma todavía está amamantando a su hijo, que tiene casi tres años, con la esperanza de que asía sea.

Una mujer embarazada recibe la vacuna contra el COVID-19 en un centro Clalit en Or Yehuda, el 25 de febrero de 2021. La enfermera llevaba una peluca de colores en honor a la fiesta de Purim. (Flash90)

La investigación de Perl se considera notable por el número de sujetos, así como por su observación sobre la longevidad de los anticuerpos – que involucra ocho veces el número de mujeres que participaron en un estudio israelí anterior que señaló la existencia de anticuerpos, y casi cinco veces el número de participantes y muchas veces el número de muestras de un estudio igualmente optimista del Centro Médico de la Universidad de Rochester financiado por la Fundación Bill y Melinda Gates.

Perl dijo que, analizado junto a otro estudio sobre la leche materna realizado por investigadores estadounidenses, el suyo es motivo de optimismo. Si bien no se sabe con certeza si la leche materna con anticuerpos que combaten COVID proporciona inmunidad a los bebés, un estudio reciente revisado por pares en los EE. UU. encontró que la leche con anticuerpos positivos puede neutralizar el coronavirus en los tubos de ensayo.

Los investigadores estadounidenses informaron, después de recolectar 18 muestras de madres que se habían recuperado del virus, que “el 62 por ciento de las muestras de leche pudieron neutralizar la infectividad del SARS-CoV-2 in vitro, mientras que las muestras de leche recolectadas antes de la pandemia de COVID-19 no pudieron hacerlo».

Dra. Sivan Perl del Centro Médico Shamir (Cortesía de la Dra. Sivan Perl)

Perl comentó: «Demostramos que hay muchos anticuerpos que permanecen en la leche materna, y demostraron que hay neutralización del virus in vitro, lo que bien puede sugerir que la leche materna da inmunidad a los bebés».

En su estudio, que involucró la colaboración con la Universidad Ben-Gurion del Néguev, se recolectaron muestras de leche antes de la administración de la vacuna y luego una vez a la semana durante seis semanas, comenzando en la semana dos después de la primera dosis.

“Encontramos altos niveles de anticuerpos en la leche materna, tanto inmunoglobulina G como inmunoglobulina A, que tienen diferentes mecanismos de protección”, informó.

El estudio mostró que estuvieron presentes en cantidades significativas durante el estudio de seis semanas.

Perl dijo que en realidad había comenzado a estudiar a las madres vacunadas con un objetivo de investigación mucho menos ambicioso: investigar si las vacunas contra el coronavirus administradas en Israel, obtenidas de Pfizer, tienen algún efecto adverso en las madres que amamantan como ella.

“Comencé el estudio porque yo misma estaba amamantando e inicialmente había tal miedo a las vacunas por parte de las personas que amamantaban que quería ofrecer una visión científica”, afirmó. “En cierto sentido, la parte más importante del estudio es que entre 84 bebés que fueron amamantados por madres vacunadas no hubo ningún evento adverso. Esto es importante dado que había mucho miedo y sospecha entre las madres lactantes».

Una investigación separada de Israel publicada el mes pasado sugirió que los bebés nacidos de madres que ya están vacunadas pueden tener inmunidad. Un equipo del Centro Médico Hadassah en Jerusalén examinó la sangre de los cordones umbilicales de 40 recién nacidos, que es idéntica a la sangre del bebé, y descubrió que todos tenían un gran suministro de anticuerpos – al igual que sus madres que habían sido vacunadas con la de Pfizer-BioNTech.

Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil
Fuente: The Times Israel
https://www.timesofisrael.com/israeli-study-boosts-hope-vaccinated-mothers-protect-babies-through-their-milk/

Comentarios

Recientes

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.