Túneles de Hezbollah – Un escalón más para tratar con la verdadera amenaza – Por Ron Ben Yshai (Yediot Ajaronot 4/12/2018)

A Hezbollah le tomará tiempo decidir cómo responde a la presente exposición del túnel. Su penetración en Israel permitirá una acción diplomática, y quizás militar, contra el más grave de los peligros: Los misiles de precisión de Hezbollah. ¿Y cuál será la respuesta a los residentes del norte de Israel que ya decían “te lo dijimos”?

En esta etapa, las evaluaciones en Israel indican que no se espera una escalada de violencia y guerra en el norte. Esto se debe a que las FDI están trabajando actualmente para excavar y destruir un túnel y tal vez otros túneles en el área de Metula. El trabajo se está llevando a cabo dentro de nuestro territorio por lo que Hezbollah o el gobierno libanés no tienen ninguna razón para afirmar que Israel está actuando en su territorio o realizando una acción agresiva.

Hezbollah ha sido sorprendida. La excavación de los túneles ofensivos contra Israel se llevó a cabo en silencio, y aparentemente a una profundidad que hizo que Hezbollah pensara que Israel no reconoció el trabajo subterráneo que se estaba haciendo. A la organización le llevará algunos días realizar una evaluación de la situación y luego decidir si actuar o no actuar.

La tercera razón por la que no se espera una guerra en esta etapa es que la exposición de los túneles ofensivos en el territorio israelí avergüenza al gobierno libanés, a Hezbollah y a sus clientes iraníes en la arena internacional. Hezbollah no tiene interés en escalar el evento porque se espera que esto arrastre una acción diplomática internacional liderada por Estados Unidos y Francia, para condenar al Líbano y quizás imponerle sanciones.

La cuarta razón es quizás la más importante de todas: Si Hezbollah intenta interferir con la exposición de los túneles disparando hacia nuestro territorio, Israel puede expandir la operación hacia todo el Líbano, a fin de socavar los esfuerzos de Irán para establecer fábricas donde se mejorará la precisión del arsenal de misiles y los cohetes de Hezbollah. Hezbollah y los iraníes están muy preocupados por tal situación.

En este contexto, recordaremos la reunión que tuvo lugar ayer entre el Primer Ministro Netanyahu y el Secretario de Estado de los Estados Unidos Mike Pompeu en Bruselas, Bélgica. Yossi Cohen, el jefe del Consejo de Seguridad Nacional, Meir Ben Shabat, y el secretario militar del primer ministro, también participaron en la reunión. En una declaración emitida al final de la reunión, se dijo que se trataba de frenar la actividad iraní en el norte, incluso en el Líbano e Irak, pero es razonable suponer que Netanyahu inició la reunión advirtiendo a los Estados Unidos sobre el inicio del trabajo de limpieza del túnel, que por supuesto podría convertirse en una gran guerra.

El objetivo de la reunión era señalarle a todas las partes que operan junto a Irán y bajo los auspicios de Irán en el norte, que Israel no aceptaría la excavación de túneles ofensivos en su territorio y la precisión mejorada del vasto arsenal de misiles y cohetes de Hezbollah. Hezbollah tiene ente 150.000-120.000 misiles y cohetes listos para operar desde todo el Líbano, incluido el sur del Líbano.

La presión aumentará

Hace unos años, Hassan Nasrallah anunció que su organización tenía la intención de “conquistar la Galilea”. Publicó en los sitios cercanos a la organización los Mapas de Operaciones en donde muestra que Hezbollah pretende penetrar dentro Israel vía una serie de arterias de tráfico de norte a sur, y ocupar una gran parte de la Galilea occidental y oriental entre Metula y Rosh Hanikra. Israel tomó muy en serio este plan y, como resultado, se decidió erigir un obstáculo en la frontera norte que dificultaría a los agentes de Hezbollah penetrar vía una operación por tierra.

Hace unos días, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, condenó la construcción de la barrera, incluyendo un muro, en ciertos tramos de la frontera libanesa, afirmando que este obstáculo creaba una tensión en la frontera. En el mismo informe Guterres condenaba al gobierno del Líbano porque no insistía en mantener los acuerdos alto el fuego que puso fin a la Segunda Guerra del Líbano en 2006.

Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Alemania y otros países occidentales, incluyendo a la Unión Europea, ahora presionarán a Hezbollah e Irán para que no solamente se detengan en sus trabajos de infiltración vía los túneles en el territorio israelí – lo que se considera una agresión flagrante en sí misma – sino también para detener los trabajos para mejorar la precisión de cohetes y misiles.

En lo que respecta a Israel, los túneles han dejado de ser una amenaza una vez que han sido expuestos, pero la amenaza real es la precisión y la mejora de los misiles y cohetes. Como resultado, si estalla la guerra, habrá destrucción y pérdidas humanas dentro de Israel. Los sistemas de intercepción no serán suficientes (Cúpula de Hierro) con muchos misiles equipados con un mecanismo de navegación preciso que podría alcanzar objetivos militares críticos y objetivos civiles, una situación que Israel está decidida a prevenir a toda costa. La historia de los túneles puede ayudar en una confrontación diplomática, y quizás también permitir la acción militar contra la amenaza principal.

Es imposible no abordar los reclamos de los ciudadanos en las comunidades de la frontera norte, algunos de los cuales han identificado túneles de excavación debajo de sus hogares. Ciertamente dirán: “Estábamos en lo cierto”, pero la verdad es que los túneles que excavaron los de Hezbollah fueron hechos de una manera que permitiría a su gente salir por los túneles de manera ordenada para la acción y luego atacar los asentamientos.

Lo que motivó a Hezbollah a construir los túneles es, en realidad, el obstáculo que Israel ha construido, y continúa construyendo, sobre la superficie. Comprendieron que Israel estaba entrando en una operación militar sobre la tierra, y luego, como Hamas en aquel momento, comenzó a cavar los túneles sobre la dura piedra de la Galilea. La intuición de los residentes era correcta, pero aparentemente no escucharon la excavación de los túneles como afirmaban.

La excavación de los túneles por parte de Hezbollah en la frontera norte no es una operación sencilla debido a la tierra y la roca. Mientras que en el sur, Hamás está cavando tierra arcillosa mezclada con arena, es fácil de excavar incluso con una cuchara. En el norte, estas son rocas de piedra caliza, que son difíciles de extraer y requieren herramientas mecánicas que hacen mucho ruido y son relativamente fáciles de detectar. Por lo tanto, Hezbollah intentó ubicar sus túneles en áreas de wadis (valles) con gruesas capas de tierra ordinaria, en las que es más fácil excavar los túneles.

En cualquier caso, se puede suponer que los métodos de acción y los medios desarrollados para exponer los túneles a lo largo de la frontera de la Franja de Gaza se han adaptado al caso del norte, lo que permitió el descubrimiento de los túneles, la identificación de sus rutas y ahora su destrucción. Las Fuerzas de Defensa de Israel y el establishment de defensa en su conjunto, y por supuesto las autoridades en el área de la inteligencia, merecen una gran palmadita en la espalda.

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.