Terror es terror: ¿Por qué a los europeos no les importa el terrorismo palestino? – Por Amos Guilboa (Maariv 9/4/16)

Aclaración de Hatzad Hasheni – Este artículo no refleja en absoluto la posición de nuestra organización que considera que el conflicto palestino israelí es escencialmente religioso ya que para los palestinos, que son quienes agreden, así lo es. El autor por un lado señala los elementos religiosos en la ideología y retórica del Hamás y de la OLP pero en otro parrafo dice que el conflicto es nacional… De todos modos, vale la pena lo que presenta.

UE

La Ministro de Asuntos Exteriores de la Unión Europea, Federica Mogherini, llora tras el ataque terrorista en Bruselas (Foto: Reuters)

Casi no hay diferencia entre el funcionamiento del terrorismo yihadista y el terrorismo palestino. Por otro lado, hay una diferencia esencial que hace que la Comunidad Europea distinga entre una sangre y otra. Simplemente… es la sangre del otro.

Tras el ataque terrorista en Bruselas, comenzó un debate político si el terrorismo allí es similar al terrorismo palestino ejercido contra nosotros. La posición del primer ministro (israelí) es que no hay diferencia entre los dos, y frente a esta hay otra posición que encuentra una diferencia fundamental entre los ataques. El ataque en Bruselas fue llevado a cabo por ISIS y es de naturaleza religiosa, y el terror palestino es nacional, no religioso.

Como siempre, no se trata de un problema blanco y negro y hay muchos claro-oscuros. El denominador común entre el terrorismo de Al-Qaeda, ISIS y otros grupos de la yihad global y el terrorismo palestino es el asesinato deliberado de civiles inocentes, intencionalmente y sin distinguir entre las mujeres, niños y ancianos… y sin distinguir tampoco entre armas de fuego, explosivos, cuchillos o cohetes.

Pero dentro de este denominador común, hay una diferencia fundamental. Las organizaciones de la yihad no necesitan excusas o justificaciones para asesinar a civiles inocentes. Ellos no necesitan ninguna “legítimación” para ejecutar sus atrocidades. Los palestinos, sin embargo (especialmente la OLP con su grupo central Fatah), siempre han tratado de encontrar un pretexto “legítimo” para sus atrocidades: “Estamos comprometidos en una lucha por la liberación nacional y luchamos contra la ocupación”.

Otro elemento común es que ambos terrorismo requieren una organización o un país que los apoyan como una base terrestre. Incluso Al Qaeda e ISIS tienen bases terrestres que apoyan al terrorismo y que llevan a cabo acciones en todo el mundo. Hamás ha construido un “estado”, una base de operación terrestre en la Franja de Gaza. Fatah, y su grupo terrorista Tanzim como herramienta, han  encontrado su base después de los Acuerdos de Oslo. El terrorismo con cuchillos que vivimos ahora reciben el apoyo, estímulo e inspiración de la Autoridad Palestina y sus aparatos.

Sin embargo, algunos elementos distinguen entre el terrorismo palestino y el yihadista. El primero es el objetivo: el yihadista es un terrorismo ideológico y religioso que está dirigido contra la cultura occidental y la religión cristiana. Entre los palestinos, el objetivo es nacional y está delimitado dentro de la tierra Palestina solamente y contra los los judíos que la dominan. Aquí, también, es necesario prestar atención a los diferentes matices: en el Hamás, junto al componente nacional hay un componente religioso muy fuerte. Esto se debe a que Hamás es la rama palestina del movimiento global de los Hermanos Musulmanes. Hamás sigue fiel a la ideología que considera un deber religioso el destruir a Israel, y devolver la tierra de Palestina a la nación musulmana. También el nacionalismo de Fatah (dirigido por Arafat y ahora por Abbas) se rodea de una fuerte terminología religiosa, con su retórica y herramientas religiosas. Por ejemplo, la recompensa que le espera a un Shayd en el cielo, según les dicen en las predicas en las mezquitas o con los gritos “Allah U-Akbar”, que se escuchan en la mezquita de Al-Aksa, etc. Pero, a diferencia del terrorismo palestino que opera a ambos lados de la línea verde, la escena de la acción del terrorismo yihadista es el mundo entero.

Lo que nos lleva a una diferencia adicional entre los dos: La mayoría de los países, especialmente los de Europa, no se preocupan por el terrorismo palestino. Él no se desarrolla en sus casas, no es su problema para ellos. ¿Alguna vez veremos a la jefa de política exterior de la Unión Europea derramando una lágrima por los judíos inocentes muertos por el terrorismo indiscriminado? Ese, dirán… ¡es un problema de los judíos y no nuestro!

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.