Tanto Arabia Saudita como Irán persiguen a las minorías religiosas y étnicas – Por el Dr. James M. Dorsey (Middle East Forum)

RESUMEN: Una serie de medidas recientes tomadas en Arabia Saudita e Irán que violan gravemente los derechos de las minorías religiosas y étnicas ponen en tela de juicio sus reclamos éticos y de moral en adherirse a los valores centrales de misericordia y compasión con base ​​en la fe.

Imagen: Musulmanes rohinyás desplazados, fotografía vía Wikipedia

Los archirrivales Arabia Saudita e Irán violan ambos los derechos de las minorías religiosas y étnicas. Las poblaciones victimizadas incluyen a los uigures quienes están siendo amenazados con ser deportados a China, donde corren el riesgo de ser encarcelados en campos de reeducación en la atribulada provincia noroccidental de Xinjiang; Rohinyás que han sido víctimas de limpieza étnica en Myanmar; y los bahaíes y otras minorías religiosas perseguidos en territorio iraní.

Las políticas sauditas e iraníes parecen ir más en concordancia con las de los líderes autoritarios y autocráticos que buscan su legitimidad en el civilizacionalismo la cual enfatiza supremacía de una civilización a expensas de otras en lugar de los principios humanistas.

La difícil situación de las mayorías musulmanas amenazadas junto a las diferentes posibles respuestas musulmanas al controvertido plan de paz palestino-israelí propuesto por el Presidente estadounidense Donald Trump, el cual favorece a Israel, es probable agudice más la lucha por el liderazgo del mundo islámico entre una alianza liderada por Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos y países como lo son Turquía, Irán y Malasia.

Junto al respaldo de Turquía e Irán, Malasia organizó recientemente una cumbre islámica en Kuala Lumpur que no cumplió sus expectativas de defender los derechos de las minorías musulmanas en peligro de desaparecer. No obstante, la cumbre impactó sobre varias naciones musulmanas en el Medio Oriente, así como también en Asia.

Más allá del abuso general de Irán y de Arabia Saudita hacia los derechos humanos universales, informes recientes resaltan su fracaso en garantizar la seguridad y los derechos de las minorías perseguidas, un principio que fue altamente enfatizado durante la reciente conmemoración del 75avo aniversario de la liberación de Auschwitz, el campo de exterminio alemán en Polonia.

“Auschwitz no llegó del cielo”, dijo el historiador y sobreviviente de Auschwitz Marian Turski, de 93 años de edad. Este argumentó que Auschwitz fue el resultado de miles de pequeños pasos que despojaron a las minorías de su dignidad y humanidad. “El undécimo mandamiento es ‘no serás indiferente’. No sean indiferentes cuando a una minoría se le discrimina”, dijo Turski.

La deportación realizada por los sauditas a los uigures atrapados en tierra de nadie, cuyos pasaportes China no ha querido extenderlos como parte de su brutal represión contra los musulmanes turcos en Xinjiang, arrojan sombras sobre la visita a Auschwitz de Muhammad Issa, la primera realizada por un alto clérigo saudita.

La visita de Issa estuvo diseñada para proyectar al reino bajo tutela del Príncipe Heredero a la Corona Muhammad bin Salman, quien defendió la represión china contra los musulmanes, como un país tolerante hacia la religión que ha roto con los aspectos intolerantes del Islam ultra-conservador, no solo en su discriminación contra la mujer sino también en sus actitudes hacia otras religiones y grupos minoritarios.

Issa encabeza la Liga Mundial Musulmana, que durante décadas fue uno de los principales vehículos sauditas para la promoción y financiación global del ultra-conservadurismo musulmán sunita.

El mundo debe asegurarse de que “este tipo de crímenes horribles” jamás “vuelva a suceder”, dijo Issa en Auschwitz, haciendo eco a las declaraciones de múltiples sobrevivientes de Auschwitz que insistieron en que “nunca más” era un principio aplicable a todas las minorías perseguidas y no algo exclusivo de los judíos.

La declaración de Issa bien pudo haber sido genuina. “Su rostro reflejaba sentimientos de conmoción y tristeza a medida que observaba la cantidad de envases usados ​​de Zyklon-B, el gas utilizado para sofocar a las víctimas, junto a montones de anteojos, zapatos, chales de rezos y cabellos humanos que los nazis recogieron de los prisioneros entrantes”, informó el diario Times de Israel.

“Desafortunadamente, la humanidad todavía sufre hoy de este tipo de crímenes a gran escala, seres humanos diferentes uno contra el otro. Yo creo que la comunidad internacional tiene una gran responsabilidad de hacer algo para lidiar con este tipo de crímenes horripilantes y asegurarse de que nada de esto vuelva a ocurrir jamás. Nuestro mundo no podrá lograr la paz a menos que tengamos una fuerte voluntad de luchar contra la maldad”, dijo Issa en Auschwitz.

Combatir la maldad significaría hacer arreglos para que los uigures se queden sin documentos válidos como resultado de las políticas chinas, si no es en el propio reino, en cooperación con otros países. No hacerlo los expone al riesgo de ser encarcelados indefinidamente.

También significaría adoptar una actitud compasiva hacia los aproximadamente 250.000 rohinyás que han buscado refugio en el reino de la persecución étnica y religiosa en Myanmar, donde se les niegan sus derechos básicos.

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) le ordenó a Myanmar que adopte medidas provisionales para evitar de esta manera nuevos intentos de genocidio contra los aproximadamente 600.000 miembros de la minoría musulmana rohinyá que permanecen en Myanmar. Unos 750.000 rohinyás han huido a Bangladesh en los últimos años para escapar de lo que la ONU llama una limpieza étnica.

Los rohinyás comenzaron a emigrar hacia Arabia Saudita en la década de los años 50 y el Rey Feisal les otorgó residencia permanente en 1973, lo que les permitió vivir, trabajar y viajar dentro del reino y en el extranjero.

Sin embargo, en los últimos años, miles de rohinyás han sido expulsados ​​como inmigrantes ilegales o porque ingresaron al reino con documentos falsos, los únicos documentos disponibles para ellos como resultado de los esfuerzos realizados por el Príncipe Muhammad para reducir la dependencia laboral del extranjero y aumentar las oportunidades de empleo para los ciudadanos de Arabia Saudita.

Del mismo modo, Irán dictaminó recientemente que los documentos de identidad nacional solo serán emitidos a aquellos que se adhieren a las tres religiones minoritarias reconocidas por la constitución del país, siendo estas: cristianismo, judaísmo y zoroastrismo.

El fallo eliminó la categoría ‘otro’ en los formularios de solicitud del documento, necesario para acceder a los servicios bancarios y del gobierno, así como también para realizar muchas otras transacciones.

El fallo apunta a los bahaíes, miembros de una secta vista como hereje por el Islam convencional y por otras sectas, obligándolos a mentir para obtener sus documentos de identidad.

Los líderes bahaíes han sido encarcelados y a aquellos que siguen abiertamente la fe se les niega habitualmente una educación universitaria y empleo, mientras que miembros de la comunidad han visto al estado cerrar sus negocios y confiscar tierras.

La Organización Nacional para el Registro Civil en Irán, respondiendo a una queja sobre la omisión de la “otra” opción, aconsejó al demandante bahaí negar su fe y rellenar el formulario colocando información incorrecta.

“Estimados ciudadanos, les deseamos tengan buena salud. La ley ni reconoce su religión ni tampoco ofrece soluciones. Ustedes pueden enviar su solicitud bajo las opciones ya existentes”, dijo la autoridad.

 

 

 

El Dr. James M. Dorsey, asociado sénior no-residente en el Centro BESA, es miembro principal de la Escuela de Estudios Internacionales S. Rajaratnam en la Universidad Tecnológica Nanyang en Singapur y codirector del Instituto de Cultura Fans en la Universidad Würzburg.

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.