S-BDS: El ascenso del BDS sigiloso – BDS lavado para judíos – Por Daniel Greenfield

A estas alturas todo el mundo sabe que las tres letras BDS significan un boicot económico contra Israel. Algunos han encontrado manifestantes BDS aullando y rabiando fuera de tiendas y sinagogas judías. La táctica de un boicot anti-judío, desarrollado originalmente por la Alemania nazi y luego desplegado por la Liga Árabe, es objeto de controversia fuera de las esquinas más mugrientas de la izquierda anti-Israel. Y es así que el BDS nunca puede ir por la corriente principal.

La siguiente etapa del BDS es un boicot sigiloso. Un BDS Sigiloso es un BDS sin la etiqueta y las asociaciones negativas que lo acompañan. Es un BDS sin el estigma, las tres malas letras o el mal regusto.

El BDS Sigiloso está dirigido a la comunidad judía ya que es ahí donde el BDS es más controvertido. Sus organizaciones operan mediante la apropiación de nombres judíos, como If Not Now, Truah o J Street U con el fin de hacer un lavado judío de las tácticas haciendo que su odio parezca ser judío. Evitan apoyar abiertamente el BDS, de vez en cuando, incluso, proclaman oponerse al mismo, mientras argumentan que su oposición a Israel es la mejor manera de vencer al BDS.

Su camino sin embargo es justo el BDS sin la etiqueta.

En lugar de hablar del BDS, los grupos de BDS Sigiloso afirman que sólo “luchan contra la ocupación”. Reclutan a jóvenes activistas de izquierda con apellidos judíos y afirman que son la “voz de una nueva generación” marginados por el establishment judío que, de otro modo, abandonarían la comunidad y se volcarían completamente al BDS. Insisten en que mediante el cumplimiento de sus demandas, la comunidad judía desarmará al BDS.

Pero sus demandas, cuando realmente llegan a hacerlas, generalmente suenan muchísimo como BDS. Y estos grupos, incluso cuando afirman ser anti-BDS, tienen una historia de proporcionar plataformas para los partidarios del BDS, de endosarlas, de firmar sus demandas y de librar sus batallas por ellos.

Un problema típico del BDS Sigiloso (SBDS) surgió cuando Bernie Sanders contrató a Simone Zimmerman, una activista radical anti-Israel, para realizar actividades de extensión judía para su campaña. Zimmerman estaba con If Not Now, un grupo que protesta frente a las oficinas de organizaciones judías. Simone Zimmerman había defendido a partidarios del BDS, firmado una carta del grupo JVP de BDS y hablado positivamente acerca del BDS.

If Not Now no quiere hablar del BDS. Y sin embargo, sus objetivos son difíciles de distinguir de los del BDS.

Cuando If Not Now de Yonah Lieberman habló con Tom Pessah, el autor de una resolución BDS, le dijo, “No hablamos de BDS”. Pero luego le dijo a Pessah que el objetivo era presionar a organizaciones judías de modo que, “Si dejamos de darles dinero esto no sucederá más”. Esto es lo que SBDS parece.

SBDS afirma tener diferencias tácticas con BDS, pero persigue los mismos objetivos básicos de presión financiera, con las mismas tácticas básicas. Exige que “las organizaciones e instituciones que pretenden hablar por nosotros pongan fin a su apoyo a la ocupación”. También encubre su acoso a grupos judíos apropiándose de la cultura judía. Así es que cuando If Not Now acosa a organizaciones benéficas judías, añade retorcidos elementos de un Seder de Pesaj a su teatro de calle. Pero lavar el BDS para judíos o negarse a pronunciar esas tres letras no cambia lo que es.

Los únicos tontos SBDS son algunos crédulos estudiantes universitarios reclutados para su cultura de odio disfrazada de atribución de poder.

Truah es más abierto acerca de sus objetivos BDS para presionar a organizaciones benéficas judías con el fin de que no realicen obras benéficas en el territorio de Israel de 1967 reivindicado por la OLP, Hamás y otros grupos terroristas. Igual que otros grupos SBDS, lavan su boicot judío llamándolo el estándar Moisés, aunque sea difícil pensar en una figura menos apropiada para un cartel del BDS que el hombre que dio su vida para llevar a los judíos de nuevo a Israel.

Como If Not Now y T’ruah, J Street U empuja también al SBDS contra organizaciones judías afirmando que lucha contra el BDS. J Street U también advierte que su forma “moderada” de BDS en el Israel de 1967 es la alternativa al BDS total. Dirigido por Amna Farooqi, su nuevo jefe musulmán anti-Israel, J Street T está comprometido, en sus propias palabras, a “luchar contra la ocupación”.

“No estamos aquí para hablar acerca de la conversación pro-Israel en el campus”, declaró Farooqi. “Estamos aquí para hablar de la ocupación”.

¿Qué involucra la actividad “anti-ocupación”? Presionar a las organizaciones comunitarias judías a no hacer obras benéficas en el Israel de 1967, mientras que afirman que la mejor arma contra el BDS es el SBDS en el Israel de 1967.

SBDS es incluso peor que BDS, porque es fundamentalmente deshonesto. Se compone de organizaciones artificiales financiadas por multimillonarios anti-Israel, como J Street, que fue respaldada secretamente por George Soros y Bill Benter, que canalizaron su donación de $811.697 a través de su secretaria, Consolación Esdicul. Los activistas SBDS no son la “voz de una nueva generación”. Son la voz de los viejos izquierdistas amargos con dinero que paga las facturas.

SBDS no es la alternativa a BDS. Canaliza el BDS haciendo la mayor parte de las mismas cosas de una manera socialmente más aceptable. Es BDS con rueditas de apoyo. Se les enseña a jóvenes activistas de origen étnico judío a boicotear a parte de Israel en lugar de a todo Israel, incorporándoles la caja de herramientas de las tácticas del BDS

Y una vez que se boicotea a parte de Israel con SBDS, será fácil cambiar al BDS completo cuando sea el momento adecuado.

Como escribió un sitio BDS de If Not Now de Simone Zimmerman, está “trayendo judíos de la corriente principal al movimiento Boicot Desinversión Sanciones en sus propios términos”. Una descripción más precisa sería que doran la píldora y lavan con judíos el BDS para hacerlo más aceptable para los judíos de izquierda.

Es por eso que JVP, un grupo BDS duro, celebró las protestas anti-Israel de If Not Now. Y las protestas de If Not Now se parecen mucho a las protestas del JVP.

BDS ya sufre de una incapacitante deshonestidad sobre su agenda en la que el acoso a académicos israelíes y el despido de trabajadores musulmanes se supone que de alguna manera llevarán a un mundo mejor. Pero el SBDS es aún más deshonesto porque sus activistas disimulan su agenda con una aún más vaga retórica. Tanto el BDS como el SBDS ignoran el hecho de que los terroristas musulmanes que ellos están combatiendo se han negado repetidamente a cualquier tipo de acuerdo pacífico. En cambio ambos conjuntos de grupos insisten en que la solución sólo puede llegar presionando a Israel. Pero tampoco quieren una seria discusión de cómo se supone que algo de esto suceda.

Como cuestión práctica, SBDS es sólo un oleoducto entre la izquierda escéptica de Israel, tales como J Street U, y los movimientos anti-Israel BDS plenos como JVP. La distinción práctica entre J Street U o Students for Justice en Palestina es limitado. Ambos grupos comparten una causa común. Difieren en las tácticas. O al menos pretenden diferir en las tácticas en el contexto de la comunidad judía por razones cosméticas.

Tanto el BDS como el anti-BDS son anti-Israel. Pero si BDS es Max Blumenthal entonces SBDS es Peter Beinart. BDS simplemente se opone a Israel. SBDS afirma oponerse a Israel en nombre de valores judíos. BDS es cada vez más abierto acerca de llamar a la destrucción de Israel. SBDS afirma que quiere promover una solución de dos estados. BDS es antisemita. SBDS afirma que BDS está equivocado, pero que en realidad no es antisemita

Piense en SBDS como el vestíbulo y una puerta de entrada al BDS dentro de la comunidad judía. Porque eso es lo que es.

SBDS insiste en que la comunidad judía debe proporcionar una plataforma para el BDS o alejará a los partidarios del SBDS. Exige que la comunidad judía se oponga a Israel o eliminará a los partidarios del SBDS. Exige que las organizaciones judías de beneficencia boicoteen partes de Israel reclamadas por los grupos terroristas islamistas y a los judíos que viven en su interior. Dedica sus esfuerzos a acosar a organizaciones judías hasta que se unan a su boicot SBDS.

La comunidad judía puede tratar de complacer al BDS Sigiloso. O puede mostrar  que esta versión es aún más deshonesta que el BDS y mostrarles la puerta a sus sucios donantes anti-Israel.

 

http://www.frontpagemag.com/fpm/262617/s-bds-rise-stealth-bds-daniel-greenfield – frontpagemag.com – Traducido para porisrael.org por José Blumenfeld

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.