¿Quién está ayudando al BDS? Who Profits (Quién se Beneficia) – Por Nadav Shragai (Israel Hayom)

Bajo una política de estricto anonimato, una ONG israelí ofrece a grupos anti-Israel con datos de empresas que operan en los “territorios ocupados” • NGO Monitor ha expuesto la verdadera cara de Who Profits (Quién se Beneficia), una organización considerada como la “punta de lanza del BDS global”.

Galshan Shvakim, una compañía que ofrece servicios de seguridad personal y de guardias, nunca ha rechazado ofrecer sus servicios a muchas municipalidades en Judea y Samaria. A principios de noviembre de 2015, uno de los guardias de la compañía fue atacado por una terrorista en la entrada del asentamiento de Beitar Illit. El guardia resultó levemente herido en el incidente, aunque antes logró disparar y neutralizar a su atacante. Tres meses más tarde, otro de los empleados de la compañía ahuyentó a un coche repleto de terroristas que había abierto fuego contra un autobús israelí en la intersección de Ramot, cerca de Jerusalén. En general, el personal de seguridad de Galshan Shvakim trabaja en muchos lugares de Judea y Samaria, como Guivat Zeev, Gush Etzion, Adán y Kiryat Arba.

Hace tres meses, sin embargo, el CEO de la compañía, Moran Raz, se enteró que a alguien no le gustaba el hecho que su compañía era apoyada económicamente desde Judea y Samaria, o que proporcionaba seguridad a ciudadanos israelíes que vivían allí. En enero, una carta llegó a su mesa de trabajo, firmada por una organización llamada “¿Quién se beneficia de la ocupación?”, informándole que Galshan Shvakim contaba con tres meses para responder a la información obtenida por la organización en donde se sugería que la compañía operaba en los “territorios ocupados”.

El equipo de trabajo de Who Profits (Quién se Beneficia) informó a Raz que tenían la intención de añadir a su empresa a una lista negra de compañías e instituciones israelíes que operan en asentamientos o en cualquier lugar de Judea y Samaria, los Altos del Golán o Jerusalén oriental.

A diferencia de otros receptores de estos formatos de carta, Raz no se preocupó demasiado por esta amenaza velada. Su empresa no tiene relaciones comerciales fuera de Israel y, por lo tanto, había pocas posibilidades que fuese perjudicado si alguien fuera de Israel leyese detenidamente esta lista negra, viese el nombre de la empresa y decidiese boicotear sus relaciones inexistentes en el exterior.

Por otro lado, para las empresas israelíes que si operan en el extranjero, como el gigante de los cosméticos Ahava, o para empresas internacionales que operan en Israel como la seguridad G4S, la campaña de Who Profits (Quién se Beneficia) y otros como ellos puede ser un duro golpe. En 2012, la empresaria Abigail Disney anunció que renunciaba a los beneficios de la fábrica Ahava, en la que había invertido, después que Who Profits (Quién se Beneficia) acusase a ​​Ahava de “extracción de barro de los territorios palestinos ocupados” y “explotación de los recursos naturales palestinos”.

El Parlamento Europeo canceló sus contratos con la empresa de seguridad internacional G4S, a la que habían empleado desde 2008, después de recibir cartas y ser sometida a presión por diversas ONG que utilizan los datos de Who Profits (Quién se Beneficia).

En un informe conjunto elaborado Who Profits (Quién se Beneficia) y la Coalición de Mujeres por la Paz, la compañía ferroviaria alemana Deutsche Bahn fue catalogada como una de las empresas que participan en el proyecto del tren que conectará a Tel Aviv con Jerusalén. En el informe, la empresa fue descrita como que había abandonado el proyecto tras conocer que parte de la ruta del tren pasaba a través de las áreas fuera de la Línea Verde.

Who Profits (Quién se Beneficia), junto con la Coalición de Mujeres por la Paz, también presionaron a la UE para que cancelase el acuerdo comercial UE-Israel con la industria farmacéutica israelí. La Coalición de Mujeres por la Paz, de hecho, dirigió el cabildeo y las campañas en la Unión Europea durante el período previo a la votación del acuerdo y el protocolo comercial con la industria farmacéutica israelí.

Who Profits (Quién se Beneficia) no impulsa una acción directa. Proporciona información y divulga datos sobre las empresas israelíes con negocios comerciales en Judea y Samaria, Jerusalén Este y los Altos del Golán. Sin embargo, la importancia de las actividades de la organización es profunda. Ser agregado en la lista negra de Who Profits (Quién se Beneficia) significa una casi inmediata exposición  a las campañas de BDS y una presión activa destinada a socavar las actividades de la empresa.

Identidades Secretas

Esta semana, la organización NGO Monitor publicó un informe completo sobre Who Profits (Quién se Beneficia), en el que el grupo fue descrito como la “punta de lanza del BDS global”. Durante años, NGO Monitor ha producido y distribuido análisis e informes críticos sobre la actividad de diversas organizaciones no gubernamentales que operan bajo diferentes pretextos… para rechazar los derechos judíos, para impulsar los boicots contra Israel e incluso para tratar de destruir la existencia del Estado de Israel.

En su último informe, NGO Monitor se centró en el hecho poco conocido que la base de datos que sirve para el movimiento global BDS se generan actualmente en Israel y que sus fundadores, al menos según los registros israelíes, son israelíes. Itay Reuveni, que compiló el informe sobre Who Profits (Quién se Beneficia), remarcando el hecho que al ser una organización israelí se le presta especial credibilidad entre los partidarios del BDS en todo el mundo.

El proyecto comenzó en 2007. Empezó como “un proyecto de investigación de la Coalición de Mujeres por la Paz (CWP), una organización feminista, palestino-judía, dedicada a la lucha contra la ocupación” y “en respuesta a la llamada palestina para el boicot, desinversión y sanciones (BDS) contra Israel”. Seis años más tarde, Who Profits (Quién se Beneficia) se convirtió en una organización independiente, que sigue cooperando estrechamente con la Coalición de Mujeres por la Paz.

Los miembros de Who Profits (Quién se Beneficia) no revelan sus identidades y sus nombres no se mencionan en su página web o en cualquiera correspondencia oficial de la organización. De acuerdo al Registrador de Asociaciones sin fines de lucro del Ministerio de Justicia, Who Profits (Quién se Beneficia) fue fundado por Esther Mitzenmacher, Rona Moran, Yara Saadia, Inés Elías, Deborah Lerman, Anat Matar y Hannah A’mori.

El informe de la ONG Monitor también menciona a otra mujer – Dalit Baum – que fue incluida entre los fundadores de Who Profits (Quién se Beneficia) cuando todavía era parte de la coalición. Hoy, Baum sirve como coordinadora del programa de Oriente Medio del Comité de Amigos Americanos de Servicios (AFSC), que “promueve activamente el BDS, utiliza analogías del ‘apartheid’ y aboga por el derecho al retorno de los palestinos”, según indica el informe de NGO Monitor. La misma organización también financia abiertamente a organizaciones israelíes que promuevan el proyecto de “evasión de conciencia entre los judíos y los reclutas drusos”. De acuerdo al informe, Baum fue también miembro de la junta de la “ONG israelí radical Zojrot”, que se estableció con el objetivo de “aumentar la conciencia pública sobre la Nakba palestina” y “reconocer y materializar el derecho al retorno”, que significa el final de Israel como un estado judío.

BDS

La carta de advertencia que Who Profits (Quién se Beneficia) envía a las empresas e instituciones que planea denunciar también menciona la Nakba palestina. En sus cartas, la organización se toma la molestia de “llamar la atención de su empresa en participación de la expulsión continua de los residentes palestinos de sus casas y tierras – un proceso que se inició con la Nakba de 1948 – y que sigue en nuestros días con las políticas de ocupación y el robo de la tierra”.

Uno de los fundadores es la Dr. Anat Matar, es activista de la organización de izquierda Taayush quien también fundó el Comité de Acción israelí para los prisioneros palestinos. En el pasado, Matar ha prestado su apoyo para un boicot académico contra la Universidad de Ariel, una universidad israelí situada más allá de la Línea Verde.

Los fondos de pensiones y los teléfonos móviles

Recordatorio: En mayo de 2015, una agresiva campaña de BDS fue lanzada contra el gigante de las telecomunicaciones francesa Orange, por sus lazos con el socio proveedor de servicios móviles de Israel. Las ONG que participaron en la campaña fueron Who Profits (Quién se Beneficia) junto organización palestina Al-Haq y tres organizaciones francesas con una larga historia de actividades de deslegitimación contra Israel.

Entre estos grupos, Who Profits (Quién se Beneficia), Al-Haq, el Comité Católico contra el Hambre y para el Desarrollo-Terre Solidaire, la FIDH y la Asociación de Solidaridad Francia Palestina, todas las cuales están profundamente involucradas en las campañas anti-israelíes.

Actualmente, mucho después que Partner rompiese sus relaciones con Orange, la página de internet de Who Profits (Quién se Beneficia) todavía contiene una página especial dedicada a Partner, reflejando una agenda política que no está necesariamente conectada a su participación comercial en Judea y Samaria o los Altos del Golán. De hecho, la mayor “transgresión” de Partner, según el sitio, es el hecho que desde hace varios años patrocinó a dos unidades militares como parte de un proyecto llamado “adopte a un soldado”. La compañía financió actividades deportivas, ejercicios de entretenimiento y formación para estas unidades como parte del patrocinio.

Además, el sitio afirma, “durante el ataque a Gaza en el verano de 2014, Partner estaba en el frente de batalla prestando apoyo material, servicios celulares y entretenimiento a los soldados israelíes. La compañía también renunció a cobrar por los servicios para los soldados que llevaron a cabo [sic] el asalto durante julio-agosto 2014 “.

La empresa nacional de aguas de Israel, Mekorot, también fue atacada por Who Profits (Quién se Beneficia), según nos revela el informe de NGO Monitor. Según el informe, Who Profits (Quién se Beneficia) publicó un archivo con información en 2013 acusando falsamente a Israel de “discriminar a los palestinos en el sector del agua, impidiendo el desarrollo de la infraestructura, lo que limita el suministro de agua a los palestinos”, etc. A pesar que estas acusaciones carecen de fundamento fáctico, estas han sido repetidas en una campaña contra de la cooperación prevista entre Mekorot y la corporación holandesa de agua Vitens, así como la compañía de agua italiana ACEA.

Who Profits (Quién se Beneficia) también fue la organización que proporcionó la información al mayor fondo de pensiones holandés PGGM, y que en última instancia la llevó a declarar (en enero de 2014) que “ya no invertiría en cinco bancos israelíes”. Who Profits (Quién se Beneficia), así como una serie de otras ONG altamente politizadas, presionaron a PGGM a desprenderse de estos bancos israelíes como parte de su campaña de guerra económica contra Israel, según mantiene NGO Monitor.

El mayor éxito de Who Profits (Quién se Beneficia), hasta la fecha, ha sido su campaña contra Sodastream – una empresa israelí que fabrica dispositivos de soda casera. Sodastream opera en 42 países de todo el mundo y tiene una base de clientes de unos 10 millones de personas. Sodastream fue acusada de operar en “asentamientos ilegales” y se vio obligado a cerrar su fábrica de Mishor Adumim, donde habían empleado a cientos de palestinos junto con israelíes judíos, disfrutando de unas condiciones extremadamente favorables.

La base de datos con la lista negra de Who Profits (Quién se Beneficia) “contiene los nombres de más de 500 empresas, instituciones y empresas que se encuentran en una u otra forma participando con negocios en los territorios, o proporcionando servicios a los israelíes en los territorios”.

De acuerdo con la información reportada por Who Profits (Quién se Beneficia) al Registro de Asociaciones sin fines de lucro, en 2014 y 2015, el grupo recibió fondos de entidades extranjeras y gobiernos que ascienden a un total de casi 1,5 millones de shekels (unos 400.000 dólares), siendo que cada una de las donaciones estaban designadas para realizar “investigaciones”.

El informe de NGO Monitor revela que los mayores donantes de Who Profits (Quién se Beneficia) son grupos religiosos, muchos de los cuales son financiados por sus respectivos gobiernos. El principal de ellos es la sucursal holandesa de ICCO, la organización inter-eclesiástica de cooperación para el desarrollo. Durante el período de tiempo en cuestión, ICCO donó más de 1 millón de shekels ($ 260.000) a Who Profits (Quién se Beneficia). Esta organización también promueve la desinversión de los fondos de pensiones de Israel y de Mekorot.

Además, en el pasado, ICCO ha donado fondos a las ONG de izquierda Shovrim Shtika (Rompiendo el Silencio), que recoge testimonios de soldados israelíes que supuestamente violaron los derechos palestinos en los territorios. ICCO se acredita el haber ayudado a recoger los testimonios de 90 soldados en el año posterior a la Operación Plomo Fundido (2008-2009) sobre supuestas violaciones en Judea y Samaria. La sociedad de ayuda de la iglesia holandesa también financia al sitio web anti-israelí Electronic Intifada, que promueve boicots y otras campañas anti-Israelíes. ICCO incluso rechazó el vínculo histórico del pueblo judío con la tierra de Israel.

Otro grupo de la iglesia que dona dinero para Who Profits (Quién se Beneficia) es Trocaire, que a su vez es financiado por el gobierno irlandés. Trocaire promueve el BDS y el corte de los lazos entre Israel y la UE. En contra de la política oficial irlandesa, Trocaire está haciendo una campaña para imponer sanciones a Israel por medio de la suspensión de los acuerdos comerciales entre los estados miembros de la UE e Israel. El grupo también ha tratado de bloquear la adhesión de Israel a la OCDE.

Trocaire también ha mantenido lazos con Zojrot, quien ha financiado la exposición de fotos de Shovrim Shtika (Rompiendo el Silencio), llamando al boicot y sanciones en contra de Israel.

Otros tres grupos que financian a Who Profits (Quién se Beneficia), con cantidades relativamente pequeñas, son la unión de los trabajadores noruegos Fagforbundet (que dio 92.000 shekels – alrededor de $ 24.000) – un grupo que promueve boicots contra Israel entre los sindicatos de los trabajadores; Medico International (110,447 siclos, lo que equivale a $ 29.186), que es financiado por el gobierno alemán; y Kairos, un grupo de la iglesia de financiación privada que promueve desinversiones entre las iglesias y BDS.

Un banco de datos

Itai Reuveni, el autor del informe de NGO Monitor, señala que Who Profits (Quién se Beneficia) promueve el BDS en varias plataformas sociales y “menciona en casi todos sus informes el llamado al boicot de Israel o a la desinversión en Israel. Su condición de ONG israelí registrada le da una estatus especial entre los seguidores del BDS”.

También cita un documento de 2105, co-escrito por Who Profits (Quién se Beneficia) y la Coalición de Mujeres por la Paz, titulado “Conociendo la Economía”, que fue financiada indirectamente por el gobierno sueco vía la organización sueca Kvinna till Kvinna. El documento condena “las empresas israelíes e internacionales que se benefician de la ocupación”.

Reuveni también remarca el hecho que en las cartas de advertencia que Who Profits (Quién se Beneficia) envía a las empresas israelíes, la organización se presenta como un “centro de investigación” que está “dedicado a la exposición de la participación comercial de empresas en el continuo control israelí sobre territorio palestino y sirio”. La ONG israelí escribe que “tenemos la intención de incluir la siguiente información sobre su empresa en nuestra web y nuestras publicaciones impresas. Si no recibimos su respuesta antes del 26 de enero de 2015, vamos a publicar el perfil de la información tal cual”.

Reuveni señala que los nombres de los investigadores o de los empleados de Who Profits (Quién se Beneficia) no aparecen en los informes, cartas y documentos oficiales. Que sólo se identifican a sí mismos como “El personal de Who Profits (Quién se Beneficia)”. Reuveni hace hincapié en que Who Profits (Quién se Beneficia) se comporta de esta manera, a pesar de tener una “agenda clara, que incluye la Nakba de 1948, por ejemplo, y a pesar del hecho que la organización, en esencia, proporciona a varios grupos pro BDS de un banco de objetivos para hacer un boicot y sanciones contra Israel”.

El profesor Gerald Steinberg, presidente de NGO Monitor, dice que “los activistas radicales que pertenecen a la organización Who Profits (Quién se Beneficia), en sus diversas permutaciones incluyendo la Coalición de Mujeres por la Paz, son la vanguardia de la industria del BDS”.

“Sus campañas amedrentadoras”, subraya Steinberg, “son financiadas por los contribuyentes en Holanda, Alemania, Irlanda y otros países, que proporcionan fondos oficiales para ‘ayuda humanitaria’ y también por varias organizaciones de la iglesia en contra de Israel. Este dinero es desviado en secreto para financiar a radicales extremistas sobre la base de un odio ciego hacia Israel – una manifestación moderna del clásico antisemitismo”.

Todos los esfuerzos para obtener de Who Profits (Quién se Beneficia) una respuesta con respecto al informe de ONG monitor no tuvieron éxito. Al comienzo de la semana, hablé brevemente con Esther Mitzenmacher, que es calificada en el informe como una de las fundadoras de la organización. Le pregunté si podía enviar por correo electrónico artículo, para darle a la organización la oportunidad de hacer comentarios al respecto. Ella me dio la dirección de correo electrónico de la organización y me dijo “envíesela. Si quieren, van a comentar”. Yo le pregunté por un nombre, ya que me gustaría saber a quién dirigirme, pero ella se negó a dármelo. Ella repitió su respuesta: “Envíalo. Si quieren, van a comentar”.

Les envié los principales puntos del informe junto con una lista de preguntas a la dirección de correo electrónico que aparece en el sitio web. No he recibido respuesta. Tratamos de llamar la atención de la organización a través de Facebook pero tampoco hubo respuesta allí. Hemos enviado un mensaje de texto a Mitzenmacher para alertar el hecho que habíamos enviado el correo pero este mensaje de texto también quedó sin respuesta. Como se ha mencionado, la página web de Who Profits (Quién se Beneficia) no enumera los nombres de sus directores, investigadores o cualquier persona que trabaje en nombre de la organización.

Las preguntas que hicimos trataban sobre las cartas contra las empresas israelíes, sus fuentes de financiación y su postura sobre el BDS.

En el correo electrónico les hicimos las siguientes preguntas: “¿Cuál es el significado de las menciones de la Nakba de 1948 en las cartas de la organización? ¿La existencia del Estado de Israel como un estado nación judío es aceptable para usted? ¿Usted apoya el derecho al retorno? ¿Por qué la base de datos de la organización incluye las empresas israelíes que representan modelos de conducta para la convivencia y proporcionan oportunidades de empleo iguales a los israelíes y palestinos?”.

 

Traducido por Eliana Roitman de Argentina para Hatzad Hasheni

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.