¿Qué sucedió realmente en el puerto de Beirut? – Por Mordejai Keidar

El 4 de agosto de 2020, ocurrió una explosión masiva en un almacén en el paseo marítimo del puerto de Beirut, Líbano. Mató al menos a 135 personas, hirió al menos a 5.000, dejó a aproximadamente 300.000 personas sin hogar y devastó la región portuaria de la ciudad, causando daños estimados entre $ 10 mil millones y $ 15 mil millones. Las autoridades libanesas culpan de la explosión a la mala gestión de los funcionarios del puerto, pero hay motivos para sospechar que fue el resultado de la negligencia de Hezbollah.

El informe oficial de las autoridades libanesas sobre la masiva explosión del 4 de agosto en el puerto de Beirut es que explotó un almacén cerca del agua que contenía 2.750 toneladas de nitrato de amonio. Afirman que este material había estado en el almacén durante más de seis años, con la aprobación del tribunal, y confirmaron este reclamo con documentación.

Con el debido respeto a las autoridades libanesas, no me trago esta historia. Creo que Hezbollah almacenó explosivos, municiones y combustible para misiles en este almacén después de ser enviados desde Irán (son sustancias altamente volátiles e inflamables). Hay varias razones por las que creo esto.

Hubo una serie de al menos tres explosiones, cada una de las cuales tuvo un resultado diferente. La primera creó una columna de humo gris que permaneció durante varios minutos. La segunda, una columna de humo rojo, también permaneció durante varios minutos, mientras que la tercera creó una nube blanca en forma de hongo que se disipó en segundos. Esto sugiere que en ese almacén se almacenaron al menos tres materiales diferentes.

Cualquiera que esté familiarizado con el funcionamiento de un puerto sabe que la primera fila de almacenes, que está más cerca del agua, se utiliza para almacenamiento a corto plazo. La carga que está destinada a almacenarse a largo plazo se traslada a almacenes más alejados del agua.

Cualquiera que envíe cargamento sensible y no quiera que sea visto, fotografiado o apuntado por otros desde el aire, el espacio o el suelo trata de ocultarlo lo más cerca posible del agua. El almacén que explotó estaba al borde del agua.

Después que Israel (según fuentes extranjeras) atacara los almacenes del aeropuerto de Damasco en varias ocasiones, el puerto marítimo de Beirut reemplazó al aeropuerto de Damasco como destino de las importaciones de municiones y explosivos de Hezbolá desde Irán. Lo que solía llegar al aeropuerto de Damasco por vía aérea ahora se lleva a Beirut por barco. Para los propósitos de Hezbollah, los depósitos en el puerto de Beirut han reemplazado a los depósitos del aeropuerto de Damasco.

Lo que probablemente sucedió el 4 de agosto fue una explosión de materiales volátiles e inflamables que Hezbollah almacenó incorrectamente durante al menos un día en un almacén de metal sin aire acondicionado. Como es pleno verano, las temperaturas son muy altas. Creo que los vapores de combustible de misiles se evaporaron de un contenedor y tocaron la pared caliente o el techo, donde se encendieron y provocaron una reacción en cadena de explosiones.

Menos de una hora después de las explosiones, Hezbollah anunció que el material explotado era nitrato de amonio. Hezbollah fue el primero en informarlo. La razón: Hezbollah estaba buscando una forma de encubrir su propia negligencia y establecer una versión oficial que desviara la atención de sí mismo, porque nadie en el gobierno se atrevería a contradecirlos.

Sospecho que muy pocas personas en el Líbano compran la versión de Hezbollah de la historia. Creo que Hassan Nasrallah es visto por los iraníes y, de hecho, por sus propios amigos en Hezbollah como personalmente responsable de este desastre. No me sorprendería saber que ha sufrido un «ataque al corazón» y, por lo tanto, está terminando su papel como secretario general de Hezbollah. Quizás el “infarto” sea fatal.

 

 

Nota: Esta es una versión editada de una publicación de la página de Facebook de Mordechai Kedar. El Teniente Coronel (res.) Dr. Mordechai Kedar es investigador asociado senior en el Centro Begin-Sadat de Estudios Estratégicos. Se desempeñó durante 25 años en la inteligencia militar de las FDI especializándose en Siria, el discurso político árabe, los medios de comunicación árabes, los grupos islámicos y los árabes israelíes, y es un experto en la Hermandad Musulmana y otros grupos islamistas. TRADUCIDO POR DORI LUSTRON (Por Israel)

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.