¿Por qué los cohetes son ahora la principal forma de terror en Oriente Medio? – Por Seth J. Frantzman (Jerusalem Post)

En los viejos tiempos, los grupos usaban atentados suicidas u otros métodos; ahora, el misil o cohete es el nuevo símbolo del terror, utilizado por países que no pueden ganar contra tanques, aviones, barcos y submarinos.

Los hutíes usan cohetes. Las milicias en Irak usan cohetes. Hamás usa cohetes. Hezbollah tiene cohetes. ¿Qué tienen los cohetes no guiados y los misiles balísticos, algunos con una precisión cada vez mayor que pueden volar cientos o incluso miles de kilómetros, que los están convirtiendo en la principal arma “de referencia” de los grupos terroristas?

En el lenguaje de la ciencia política y la jerga militar, se supone que debemos llamar a estos como “actores no estatales”. Algunos se refieren a ellos como “ejércitos terroristas”. De cualquier manera, lo que une a todos estos grupos es que de hecho no son países, pero controlan franjas de muchos estados regionales.

Hamás controla Gaza y la dirige como un estado. Los rebeldes hutíes controlan una parte de Yemen, incluidos los aeropuertos. Las milicias chiítas con base en Irak, llamadas PMU o Hashd al-Shaabi, son en realidad una fuerza paramilitar oficial del gobierno, similar al IRGC en Irak. Pero comenzaron como una fuerza de milicia. Incluyen brigadas territoriales vinculadas a varias ciudades, así como unidades sectarias y milicias vinculadas a partidos como Badr y vinculadas a antiguas bandas como Asaib Ahl al-Haq. 

Hezbollah también es un partido político y una milicia que controla una franja del Líbano. Es una milicia sub-estatal, que controla un ejército y un arsenal masivos, que no está regulado por el estado. Este tipo de grupos son exclusivos de Oriente Medio. En la mayoría de los lugares del mundo, los países no están controlados en parte por grupos armados que tienen acceso a miles de misiles. Grupos como Hezbollah, Hamás y los hutíes pueden tener un arsenal de misiles y drones más sofisticado que muchos países pequeños. 

EL MISIL o cohete es el nuevo símbolo del terror. En los viejos tiempos, los grupos usaban atentados suicidas u otros métodos. Sin embargo, Irán buscó transformar una plétora de grupos vinculados a Teherán en ejércitos que utilizan medios asimétricos, generalmente estos cohetes, para lograr sus objetivos.

Los tipos de cohetes varían. Por ejemplo, las milicias en Irak utilizan cohetes katyusha o grad de 107 mm y 122 mm para atacar a las fuerzas estadounidenses. Hezbollah tiene un enorme arsenal de cohetes e incluso municiones guiadas con precisión. Los hutíes utilizan misiles balísticos para apuntar a los drones de Riad y Qasef, basados ​​en tecnología iraní. Hamás ahora tiene cohetes capaces de alcanzar un alcance de unos 200 km, lo que pone en peligro a la mayor parte de Israel. 

Hamás comenzó su campaña de cohetes hace dos décadas con los Qassam que podían viajar unos pocos kilómetros. Desde entonces, ha logrado éxitos impresionantes con nuevos cohetes, la mayoría basados ​​en tecnología iraní. Sin entrar en todos los detalles, Hamás tiene los siguientes cohetes: el 107 mm, 122 mm, el Fajr 3, Fajr 5, M-302, Q-12, S-40, M-75, J-80, R-160, A-120 y otros. Algunos de estos son copias iraníes directas de los Fajrs que usa Irán, y otros son similares. 

Las similitudes relativas se pueden ver en los nombres de los cohetes, como la Yihad Islámica usa cohetes similares a los hutíes y PMU y similares a los modelos iraníes. 

Lo que es importante saber es que, independientemente de la plétora de nombres, los cohetes comparten una estrategia similar. Se trata de poder apuntar a ejércitos sofisticados utilizando tecnología relativamente menos sofisticada. Arabia Saudita, Israel y Estados Unidos son ejércitos modernos y ricos. Los representantes de Irán no son tan ricos, pero nivelan el campo de juego con los cohetes. Crean disuasión y una amenaza asimétrica única. Esto le da a Teherán un apalancamiento y una negación plausible.

El objetivo de Irán es poner a toda la región bajo la amenaza de estos cohetes. Hasta ahora ha tenido éxito. Con las bases de cohetes en Yemen, Gaza, Líbano, Irak e Irán, parece que la República Islámica ha puesto a toda la región bajo su alcance de varios cohetes. Estos deben verse como nodos de terror iraníes interconectados. Cada uno puede proyectar energía usando cohetes. 

La amenaza del COHETE no siempre necesita ser puesta en juego. Hezbollah ha tenido el poder sin siquiera usar los cohetes desde 2006. Este es el objetivo de Irán: usa los cohetes para influir y tener poder. Cuando quiera, pondrá en funcionamiento los cohetes de Hamás y los cohetes Yihad Islámica Palestina y hará que lluevan sobre Israel, como lo hizo la semana pasada. Hamás y Yihad Islámica Palestina tienen unos 15.000 cohetes, así lo cree el ejército israelí. Hasta ahora, unos 3.500 han sido disparados y 500 ni siquiera lograron llegar al estado judío.

Es posible que Hamás deba detenerse pronto y reabastecerse, pero dice que puede continuar durante seis meses. Es posible que Irán haya aprendido algo de Saddam Hussein sobre este respecto. La amenaza Scud en 1991 fue un punto de inflexión importante para Israel, lo que llevó a la creación de la Organización de Defensa de Misiles de Israel. También condujo al Arrow (Jetz) y otros programas de defensa aérea como David’s Sling o Iron Dome (Cúpula de Hierro). 

Los cohetes de Saddam podrían infundir miedo en Israel y el Golfo. Saddam también los usó contra Irán. Esta puede ser la razón por la que Teherán tuvo la idea de usar cohetes como arma única. Los países más pobres como Irán y su eje terrorista no pueden construir tanques para enfrentarse al Abrams estadounidense o al Merkava. No puede construir aviones para enfrentarse a un F-16. No puede construir submarinos ni grandes embarcaciones de superficie.

Una cosa que puede construir son misiles y drones. Aquí es donde invierte su dinero y cómo exporta tecnología. Ha aprendido que estas armas pueden ser construidas por milicias y actores no estatales o grupos terroristas. En este sentido, ha dado con una estrategia terrorista única. El cohete es en gran medida el símbolo de esta estrategia, al igual que lo fue el atentado suicida hace dos décadas.

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.