¿Por qué está mejorando la imagen de Israel en Grecia? – Por George N. Tzogopoulos (BESA)

RESUMEN EJECUTIVO: La imagen de Israel en los medios de comunicación griegos ha sido negativa durante décadas. Sin embargo, el acercamiento entre Atenas y Jerusalén y la mejora en sus relaciones políticas y económicas desde 2010 han afectado positivamente a los periodistas griegos. Si bien la simpatía hacia los palestinos no se ha desvanecido por completo, Israel ya no está representada exclusivamente como “un villano”. Ahora se lo representa, a menudo, como un socio útil. Si bien el antisemitismo sigue siendo un problema en Grecia, esta nueva actitud de los medios podría llevar a su declive de éste fenómeno, a largo plazo.

En términos generales existe, desde hace mucho tiempo, un consenso entre los periodistas griegos sobre a quién se debe culpar por el conflicto palestino-israelí y por el fracaso para lograr la paz: a Israel. El estado judío ha sido constantemente retratado como el agresor y los palestinos como las víctimas inocentes. La cobertura griega del incidente Mavi Marmara en junio de 2010 ilustra este fenómeno. “Luto e ira por el asalto israelí” fue el titular utilizado por Eleftherotypia, una publicación de izquierda (ahora cerrada por razones económicas). El diario de centro izquierda TA NEA fue igualmente crítico, optando por el titular: “Protesta mundial: Goliat aplastó a David”. La frase “protesta mundial” también fue utilizada por el periódico conservador Hi Kathimerini.

La simpatía de Grecia por la causa palestina tiene sus raíces en la proximidad hacia el mundo árabe y en el apoyo de la mayoría de los árabes a la cuestión de Chipre. El antisemitismo también ha jugado un papel. Pero hay otra razón por la cual Israel fue constantemente culpado por los medios griegos, al menos antes de 2010. Sirvió como un chivo expiatorio útil para todos los problemas en el Medio Oriente, si no todos los problemas de todo el mundo. Esto facilitó a los periodistas evitar investigaciones a fondo sobre ciertos asuntos internacionales. La estrecha cooperación de Jerusalén con Ankara solo alimentó la percepción negativa de Israel entre los medios griegos.

El punto de inflexión se produjo a fines del verano de 2010. Los medios de comunicación tienden a seguir la agenda política imperante, y la rehabilitación de la imagen de Israel no fue una excepción. Cuando Jerusalén decidió buscar nuevos aliados en el Mediterráneo oriental tras el revés en sus relaciones con Ankara, recurrió a Atenas. En agosto de 2010, el primer ministro israelí, Binyamín Netanyahu, visitó Grecia, abriendo un nuevo capítulo en una relación que había estado marcada durante décadas por malentendidos y sospechas.

George Papandreou, el primer ministro griego en ese momento, veía a Israel como un aliado crítico en una era de austeridad económica e incertidumbre sobre el posible default de Grecia y la salida de la zona euro. Los medios griegos siguieron el ejemplo de Papandreou. El título de TA NEA era característico: “Del coqueteo al matrimonio: Grecia e Israel están abriendo perspectivas para la cooperación dorada”. Eleftherotypia habló sobre “Cambiar los balances creando un ‘nuevo eje’ en la región”, y Hi Kathimerini escribió sobre un “acercamiento y colaboración” entre los dos países. Desde finales de 2010 en adelante, cubrir Israel ha sido un trabajo no solo para editores extranjeros sino también para corresponsales diplomáticos.

Después de la reunión de Netanyahu-Papandreou en Atenas, la mayoría de los periodistas griegos comenzaron a comprender que Israel ya no era un vecino desconocido y distante. Sobre todo, es un socio. Esta asociación estratégica arroja resultados positivos para Grecia en términos de seguridad y asuntos energéticos, y también tiene un efecto tangiblemente positivo en la economía griega. Mientras que 207.711 turistas israelíes llegaron a Grecia en 2012, se espera que las llegadas desde Israel para el 2017 sean de 530.712 personas. Salónica (entre otras) es una ciudad que los ciudadanos israelíes desean visitar debido a su pasado histórico judío y su alcalde Yannis Boutaris, es muy amigable hacia Israel.

Además, las oportunidades económicas se hicieron evidentes muy rápidamente. Como una nación de “Start Up Nation”, Israel atrajo la atención de los empresarios griegos. La Embajada de Israel en Atenas organiza eventos y competiciones, los ganadores de los cuales tienen la oportunidad de participar en el Festival de Innovación DLD Tel Aviv. La estrategia de comunicaciones de Israel en Facebook y Twitter también ayuda a los periodistas griegos y ciudadanos comunes a obtener un acceso fácil a la información sobre el país.

Además, el comportamiento racista del partido neonazi Golden Dawn, y su posición sobre que Israel es el “enemigo eterno” de Grecia, tienen (hasta cierto punto) voces anti-alemanas asociadas en Grecia con los extremistas políticos. El ataque de un grupo terrorista de extrema izquierda contra la embajada de Israel en Atenas, en diciembre de 2014, reforzó esta percepción y generó una nueva simpatía por Israel. En ese momento, la mayoría de los periodistas griegos expresaron su preocupación por la seguridad en Grecia y por las implicaciones internacionales del evento. Para Ethnos, un periódico de centro izquierda, dijo que el ataque provocaba un estigma internacional para Grecia ya que era “el primero contra una embajada israelí durante doce años a nivel mundial”. Por su parte, Proto Thema, un tabloide semanal, informó sobre la participación del Mossad en la investigación, implicando indirectamente que las autoridades griegas no necesariamente podrían localizar a los sospechosos.

Incluso cuando se trata del conflicto israelo-palestino, los periodistas griegos ya no exhiben el sesgo automático pro-palestino de los años anteriores. La Operación Margen Protector en 2014 no generó la habitual cobertura de prensa agresivamente antiisraelí. Eleftherotypia usó la palabra “invasión” pero no le dio gran importancia en su página principal. TA NEA no lo mencionó en la primera página, y Hola Kathimerini optó por la frase más neutral “bombardeos israelíes en Gaza”.

Después de 2015, se eliminó una barrera adicional que empaña la imagen de Israel en Grecia. Un gobierno de izquierda, Syriza, llegó al poder, trayendo consigo a un nuevo primer ministro, Alexis Tsipras. Aunque había participado en manifestaciones pro-palestinas en el pasado, su tono cambió cuando asumió su nuevo cargo. En contraste con su postura preelectoral, Tsipras trata a Israel como a un aliado, y su política exterior se refleja en la cobertura de los medios tanto de izquierda como de derecha. El Periódico de los Periodistas, por ejemplo, que reemplazó a Eleftherotypia, elogió la Reunión trilateral de Salónica de junio de 2017 por acelerar la construcción de un oleoducto de Oriente Medio.

En términos generales, los periodistas griegos ahora son más maduros sobre Israel. Después de la “Primavera árabe”, incluso los periodistas más pro-palestinos que cubren el conflicto israelo-palestino, reconocen la contribución de Jerusalén a la estabilidad regional. Además, las visitas oficiales a las ciudades israelíes han dejado a los participantes impresionados por el país, y esto está penetrando en su trabajo. Otros representantes de los medios griegos han centrado su atención en culpar a Alemania por el drama griego, y no ven la necesidad de construir otros “enemigos”. Otros se ven afectados por la islamofobia creciente, en lugar del antisemitismo, ya que los ataques terroristas tramados por ISIS continúan atacando a Europa.

La mejora de la imagen de Israel en Grecia podría teóricamente ir de la mano con una reducción del antisemitismo. En 2014, el parlamento griego votó a favor de una nueva ley contra el racismo que hacía que la negación del Holocausto, entre otras cosas, fuera un acto delictivo. Sin embargo, las estadísticas no pueden confirmar esto, ya que algunos estereotipos basados ​​en el pensamiento de generaciones anteriores tienen sus raíces muy profundas. Grecia no ha experimentado violencia endémica contra miembros de instituciones judías, pero las autoridades, sin embargo, están en busca de medidas para erradicar el antisemitismo. Cuando el presidente del Parlamento griego Nikos Voutsis visitó Israel en enero pasado, firmó una declaración para combatir el antisemitismo. Políticos como el vicepresidente del partido conservador Nueva Democracia, Adonis Georgiadis, han decidido disculparse públicamente por sus pasados ​​antisemitas. Aquellos que simpatizan con los puntos de vista racistas se encuentran políticamente aislados.

Este proceso tomará tiempo, por supuesto, porque está relacionado principalmente con la educación escolar. Pero el cambio en la cobertura de Israel por parte de los periodistas griegos es un buen augurio.

 

 

George N. Tzogopoulos es profesor en la Universidad Demócrito de Tracia y profesor invitado en el Instituto Europeo de Niza.

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.