¿Por qué culparán a Israel por la ausencia de elecciones en la Autoridad Palestina? – Por Teniente Coronel (Retirado) Maurice Hirsch

Cuando el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, y sus asesores se sienten para planear cómo escapar de la posibilidad de celebrar elecciones para el Parlamento palestino y a la presidencia de la AP, sin duda encontrarán la solución palestina final y tradicional: ¡Culpar a Israel!

Hay dos partidos dominantes en la política palestina: Fatah y Hamás.

En los años formativos de la AP (1994-2005), Fatah, el miembro dominante de la Organización para la Liberación de Palestina y el partido del padre fundador de la AP, Yasser Arafat, gobernó el gallinero. El candidato de Fatah fue elegido presidente de la AP y Fatah gobernó el naciente Parlamento palestino.

Hamás, la organización terrorista, designada internacionalmente, pasó los años formativos de la Autoridad Palestina construyendo su poder. Por un lado, llevó a cabo cientos de ataques terroristas. Por otro lado, creó una red de bienestar social completa como alternativa al corrupto gobierno de la Autoridad Palestina/Fatah. Ambos medios sirvieron al mismo objetivo: ganarse el favor de los palestinos para allanar el camino para competir efectivamente contra Fatah.

En las elecciones de 2005 para el presidente de la AP, aún no había llegado el momento de que Hamás presentara un desafío. En consecuencia, boicoteó las elecciones. Solo 800.000 de los posibles 1.700.000 votantes emitieron su voto. Abbas recibió solo el 62% de los votos emitidos.

Las elecciones de 2006 para el Parlamento de la AP fueron completamente diferentes.

Esas elecciones siguieron a la “retirada” de Israel de Gaza y el reemplazo del primer ministro israelí comatoso Ariel Sharon por el primer ministro interino Ehud Olmert. Ambos eventos envalentonaron a Hamás.

Abbas, que había tomado diferentes medidas para facilitar una victoria adicional de Fatah, y que quería legitimar su gobierno y el gobierno del parlamento liderado por Fatah, insistió en que Israel permitiese que Hamás participase en las elecciones, incluso en Jerusalén. Para su horror y sorpresa, Israel estuvo de acuerdo.

Ante la inmensa presión internacional, Olmert capituló, permitiendo que Hamás participase. Presentándose desde Gaza, las áreas controladas por la AP en Judea y Samaria y en Jerusalén bajo el nombre de “Cambio y Reforma”, Hamás aplastó a Fatah, incluso en Judea y Samaria, ganando una absoluta mayoría en el parlamento.

Sin embargo, el régimen de Hamás sobre toda la Autoridad Palestina fue de corta duración. Cuando Israel arrestó a la mayoría de los ministros de Hamás (luego del secuestro del soldado de las FDI Gilad Schalit en junio de 2006), y la comunidad internacional expresó reservas acerca de proporcionar ayuda a un gobierno de la Autoridad Palestina encabezado por una organización terrorista designada internacionalmente. Abbas aprovechó la oportunidad y depuso al Gobierno de Hamás, y lo reemplazó con un gobierno más de su agrado. Hamás se negó a aceptar esta decisión, y en el verano de 2007 tomó violentamente el control de la Franja de Gaza.

La grieta Fatah-Hamás, que ha continuado durante los últimos 13 años, ha sido utilizada constantemente como excusa para la ausencia de elecciones.

Entonces, cuando Hamás acordó recientemente los términos de Fatah para celebrar elecciones, elecciones separadas para el Parlamento y la Presidencia, Abbas necesitaba pasar al Plan B: Culpar a Israel.

Que no haya dudas. Abbas y su partido Fatah no tienen ningún deseo de celebrar elecciones ni para el Parlamento palestino ni para la presidencia. Saben que están lejos de estar garantizados que las ganarán. Por lo tanto, al pretender querer jugar el juego democrático, desde su punto de vista, las elecciones deben evitarse a toda costa.

El giro es simple. Primero, persuadir a la comunidad internacional de que las verdaderas elecciones palestinas solo pueden tener lugar si todas las llamadas “facciones palestinas” pueden participar. Luego agregar la demanda de que la comunidad internacional obligue al gobierno israelí a “cumplir con los arreglos acordados para las elecciones generales palestinas en el este de Jerusalén”.

El término “facciones palestinas” es un eufemismo para hablar de Hamás y otros designados por Israel y la comunidad internacional como grupos terroristas. No hace falta decir que no hay un acuerdo o contrato israelí-palestino que requiera que Israel permita a la AP celebrar elecciones en Jerusalén con la participación de grupos terroristas.

En otras palabras, según Abbas y la OLP, para que se celebren las elecciones palestinas, Israel debe permitir que grupos terroristas designados entren en Jerusalén, la capital de Israel, para hacer campaña y participar en las elecciones palestinas.

Con el enigma político que se apoderó de Israel durante el último año, parece que no hay razón para creer que cualquiera de los dos candidatos potenciales que eventualmente se convertirán en el primer ministro de Israel, de repente decidirán abandonar todos sus principios y permitir al terrorismo palestino. No permitirán que grupos hagan campañas y se presenten en Jerusalén.

Cuando Israel se niegue a este ultimátum, Abbas declarará que las elecciones deben posponerse, mientras que culpa directamente de la demora… a Israel.

De esta manera, se evitarán las elecciones palestinas. Abbas y Fatah continuarán controlando las áreas de Judea y Samaria actualmente bajo su control, y Hamás continuará controlando Gaza. Israel, por supuesto, será la culpada.

Teniente Coronel (res.) Maurice Hirsch, Adv. es el Jefe de Estrategias Legales para Palestina Media Watch. Sirvió durante 19 años en el Cuerpo General de Abogados Militares de las FDI. En su último cargo, se desempeñó como director de la Fiscalía Militar en Judea y Samaria. Tweets @mauricehirsch4.

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.