Netanyahu ofreció en la cumbre de Aqabba congelar los asentamientos fuera de los bloques territoriales a cambio de un reconocimiento de estos – Por Barak Ravid (Haaretz 20/2/2017)

En la Cumbre, revelada por el diario “Haaretz” ayer, el primer ministro de Israel le presentó a Egipto, Jordania y los Estados Unidos un plan de cinco puntos, que incluye gestos para los palestinos, una conferencia con Arabia Saudita y un compromiso de veto por parte de Estados Unidos en el Consejo de Seguridad.

El primer ministro Binyamín Netanyahu presentó durante una cumbre de paz secreta en Aqqaba (Jordania), un programa que incluía un congelamiento de la construcción fuera de los bloques de asentamientos. Un ex alto funcionario de la administración de Estados Unidos y una fuente israelí, que participaron en los detalles de la cumbre, dijo que Netanyahu pidió a cambio el reconocimiento norteamericano de los bloques de asentamientos. La existencia de la cumbre – que contó con la presencia del secretario de Estado, John Kerry, el presidente egipcio Abed El-Fatah A-Sisi y el rey de Jordania, Abdallah II – fue revelada ayer.

La fuente oficial estadounidense y la israelí dijeron que Netanyahu les presentó a los participantes de la cumbre un plan de cinco puntos, que detallaba los pasos que Israel estaría dispuesto a adoptar en beneficio de un plan de paz regional que conduzcan a la reanudación de las negociaciones entre israelíes y palestinos, junto con los beneficios que esperaba recibir a cambio. Según ellos, el programa incluye los siguientes elementos:

  1. Un permiso masivo para la construcción a favor de los palestinos y la promoción de proyectos económicos en la zona C de Cisjordania, donde Israel mantiene un control en la seguridad y el control civil, la promoción de proyectos de infraestructura en Gaza y el endurecimiento de la coordinación en temas de seguridad con la Autoridad Palestina – incluyendo el permiso para la entrada de armas necesarios para los aparatos de seguridad palestinos.
  2. Publicación de una referencia positiva, por parte del gobierno israelí, hacia la iniciativa de paz árabe públicamente del año 2002, al tiempo que expresaría su voluntad de negociar con los países árabes y sus miembros.
  3. El apoyo y la participación activa de los países árabes en una iniciativa de paz regional, incluyendo la llegada de altos representantes de Arabia Saudita, EAU y otros estados sunitas en una cumbre abierta y pública con la participación de Netanyahu.
  4. El reconocimiento práctico norteamericano de los grandes bloques de asentamientos, los cuales Netanyahu no ha delineado claramente sus límites, a cambio de un congelamiento de la construcción en los asentamientos aislados del lado oriental de la valla de seguridad. Netanyahu habló de lograr entendimientos pacíficos e informales relativos al reconocimiento de la construcción dentro de los bloques junto a un congelamiento fuera de estos.
  5. Obtención de una garantía, por parte del gobierno de Obama, para detener los pasos anti-israelíes en las instituciones de la ONU y la imposición de un veto en relación con el conflicto entre Israel y Palestina en las decisiones del Consejo de Seguridad de la ONU.

Ayer, durante una reunión de ministros del Likud, Netanyahu confirmó ante sus compañeros de partido que la cumbre informada por “Haaretz” se había llevado a cabo hace un año. Netanyahu alejó, durante esos días, a la gran mayoría de los ministros del gobierno y del gabinete quienes no se enteraron. Netanyahu dijo que él fue quien inició la cumbre y que no fue el Secretario de Estado de Kerry.

El líder de la oposición, Itzjak Hertzog, que fue informado de la cumbre unos días después de sucedida y que hablo luego con Kerry, con el presidente del A-Sisi y el rey Abdallah dijo en una entrevista con el canal 10 que según lo que él sabía, quien inició la cumbre fue el secretario de Estado y no el Primer Ministro israelí.

Una fuente israelí que estuvo involucrada en los detalles de la cumbre de Aqqaba, dijo que a pesar de haber sido Kerry quien inició el tema, Netanyahu tomó parte muy activa en la conferencia. La fuente israelí dijo que una de las razones por las que quería una cumbre Netanyahu era su deseo de presentarle personalmente al rey de Jordania y al presidente egipcio una iniciativa que compitiese con la de Kerry y también para asegurarse que el ministro de Asuntos Exteriores estadounidense no impulsase otro plan más dañino para Israel.

“Kerry estaba trabajando en una iniciativa paralela que incluía sus seis principios para la renovación de las negociaciones”, dijo la fuente. “Netanyahu no quería ser absorbido por Kerry y sobre todo, no quería sus principios. No confiaba en él y temía que Kerry perjudicase un plan para toda la región. Netanyahu quería una iniciativa regional en donde él fuese líder con los gobernantes de Jordania y Egipto, y sólo más tarde se conectase al gobierno de Estados Unidos y a Kerry personalmente en el proceso como un actor secundario. Tampoco los árabes estaban entusiasmados con la iniciativa de Kerry, a pesar que el ministro exterior de Estados Unidos argumentó repetidamente que todos los países árabes acordaron con su iniciativa”.

La cumbre servía de base para la composición de un gobierno de unidad nacional, una posibilidad que se abrió dos semanas más tarde entre Netanyahu e Itzjak Hertzog. En una entrevista con el canal 10, Hertzog dijo que comenzó negociaciones de coalición con Netanyahu en marzo del 2016 después de ser informado sobre la cumbre y se dio cuenta que se podría hacer un cambio histórico en el Oriente Medio. “Quería evitar nuevas rondas de víctimas y ataúdes”, dijo Hertzog. “Acepté la petición del primer ministro para que fuesen los líderes más importantes del mundo y de la región, quienes me dejasen en claro a mí directamente cómo es que querían (ellos) que (yo) entrase en el gobierno para demostrarme la gravedad de la decisión de Netanyahu”.

El líder de la oposición dijo que durante marzo de 2016, Netanyahu llevó a cabo dos días de negociaciones maratónicas, donde entre ambos elaboraron un memorando secreto de entendimiento sobre la cuestión diplomática que se suponía iba a ser expuesta y que coincidiese con la publicación de los acuerdos de coalición. Hertzog dijo que estaba de acuerdo con Netanyahu en congelar la construcción en los asentamientos fuera de los bloques y que aceptaría el cargo de Ministro de Exteriores para conformar un consenso internacional en aras de proteger a los bloques de asentamientos israelíes.

“En este punto, Netanyahu introdujo en las negociaciones a Yariv Levin, y él molestó y explicó hasta qué punto en el Likud iba a resultar imposible hablar de los bloques de asentamientos”, dijo Hertzog. “Entonces Levin le convenció para borrar cualquier tipo de apéndice político que se suponía iba a ser presentado en la Knesset. Netanyahu dejó claro que todo esto iba a desmantelar el Likud. Hubiésemos sido capaces de cambiar el Oriente Medio, pero Netanyahu se escapó”.

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.