Las acciones de Israel en Siria: Causas y significado – Por Carmit Valensi, Zvi Magen, Sima Shine (INSS)

Hay dos posibles explicaciones para los eventos ocurridos en la frontera norte de Israel, que comenzaron antes del amanecer del 10 de febrero de 2018, con el derribo de un avión no tripulado iraní que penetró en el espacio aéreo israelí. Uno es el deseo de Irán de realizar un movimiento encubierto para examinar su capacidad de inteligencia. La segunda explicación es que Irán inició una provocación deliberada para redefinir las reglas del juego en Siria contra Israel. La respuesta israelí fue extensa e incluyó ataques contra objetivos sirios e iraníes, siendo que Israel debe prepararse para una posible respuesta tardía de Irán al golpe que sufrió. Además, el incidente requiere un examen del papel desempeñado por Rusia en la arena siria. Más allá de los movimientos militares, Israel también debe operar a través de canales políticos, incluyendo un diálogo más profundo con los elementos que trabajan en un acuerdo para Siria, sobre todo Rusia. También es fundamental un mayor diálogo con los Estados Unidos sobre su lucha contra la influencia regional iraní, su integración en el proceso para encontrar una estabilidad en Siria y la prevención del esfuerzo iraní emergente de permanecer en la arena a largo plazo.

Los eventos en la frontera norte antes del amanecer del 10 de febrero de 2018, que comenzaron con el derribo de un avión teledirigido iraní que penetró en el espacio aéreo israelí, ilustraron la frágil dinámica entre Irán e Israel en la arena siria. Por un lado, está el creciente atrincheramiento de Irán en Siria, una tendencia evidente durante los siete años de la guerra civil siria; por otro lado, Israel ha expresado su determinación operacional para evitar tal atrincheramiento, particularmente cualquier construcción iraní de infraestructura militar, y exigió una retirada total de elementos iraníes, milicias chiítas y de Hezbollah de Siria.

Los iraníes determinaron el momento de estas hostilidades, aunque es dudoso si evaluaron correctamente su alcance. El envío de un avión no tripulado al espacio aéreo israelí en este momento es sorprendente, dados los continuos combates intensivos en múltiples frentes y la participación de múltiples rivales en Siria; fuerte crítica pública en Irán de la inversión en Siria-Líbano en lugar de en el bienestar civil iraní; los esfuerzos de los países europeos para preservar el tratado nuclear, entre otras cosas respondiendo a las demandas de la administración Trump en el contexto de la oposición al programa de misiles y la política regional de Irán; y los intentos del régimen de Assad, con la ayuda de Rusia, para tomar el control de grandes partes del país y avanzar hacia la etapa de estabilización y reconstrucción. Estos acontecimientos forman parte del telón de fondo del proceso de búsqueda de un arreglo en Siria, que se está llevando a cabo a través de varios canales diplomáticos y que es el centro de atención de la comunidad internacional, que en cualquier caso identifica a la República Islámica como un elemento que amenaza la estabilidad regional.

Hay dos posibles explicaciones para la acción iraní. Uno es el deseo de Irán de realizar un movimiento encubierto para examinar su capacidad de su inteligencia, similar a las acciones pasadas sin un zángano tan avanzado. Enviar un dispositivo con una baja firma de radar a través de Jordania podría ser una prueba del impulso iraní de ocultar una penetración dentro de Israel. De hecho, las capacidades operativas y de inteligencia de Israel frustraron la operación de inteligencia iraní e hicieron posible destruir el dron y atacar el sitio desde donde fue lanzado, en el interior de Siria. El perfil del ataque aéreo permitió que el sistema de defensa aérea de Siria enviara varios misiles, uno de los cuales dañaron y derribó al F-16 israelí.

La segunda explicación es que Irán inició una provocación deliberada para redefinir las reglas del juego contra Israel. El cambio en la guerra civil siria en favor del régimen de Assad y la consiguiente sensación de confianza del régimen llevaron a un intento de cambiar el equilibrio de fuerzas que ha permitido repetidos ataques a Siria por parte de la Fuerza Aérea de Israel para frustrar los esfuerzos de reconstrucción por parte de Irán y Hezbollah.

La respuesta israelí fue extensa e incluyó ataques contra objetivos sirios e iraníes, ataques que causaron daños generalizados a las defensas aéreas sirias. El alcance de la respuesta israelí refleja la preparación previa para la posible necesidad de llevar a cabo una operación de este tipo sin previo aviso y, tal vez, Israel estaba esperando la oportunidad de lanzar una respuesta de este tipo. En cualquier caso, Israel se sintió obligado a responder y mostrar una vez más las líneas rojas que Irán había cruzado, tanto físicamente cruzando la frontera y “cualitativamente” mediante el envío de un avión no tripulado avanzado. La respuesta israelí indica algún cambio en las reglas del juego y envía un fuerte mensaje sobre su disposición a mantener sus líneas rojas y el nivel de amenaza. Si los iraníes habían planeado una incursión que podría no ser identificada, o si se identificaron con una respuesta localizada, se les mostró claramente que habían subestimado la inteligencia y la capacidad operativa de Israel y la intensidad de la respuesta. Las conclusiones de este incidente podrían provocar una mayor precaución y/o preparativos para una respuesta más agresiva en el futuro.

Aunque es tentador suponer que el incidente ha terminado porque ambos bandos emergieron con ganancias y pueden presentarlo como una victoria – por primera vez en muchos años los sirios lograron derribar un avión israelí, mientras que la respuesta de Israel causó un daño extenso a la presencia iraní y a las defensas aéreas sirias, y una vez más demostraron la capacidad de Israel para actuar en Siria, es importante recordar que para Irán el incidente no ha terminado. La experiencia muestra que Irán tiene cuidado en responder a las acciones israelíes en su contra, incluso si la preparación de la respuesta lleva tiempo.

Más allá de Israel-Irán: el contexto más amplio

A pesar de la tendencia a limitar el evento a la ecuación Israel-Irán, es probable que sea un error aislarlo del contexto más amplio.

Más específicamente, este incidente requiere un examen del papel desempeñado por Rusia en el ámbito sirio. Una pregunta central es si los rusos sabían sobre la movida iraní o no. El conocimiento previo, que equivale a la aquiescencia tácita de Rusia, podría connotar una crisis en sus relaciones con Israel y una retirada unilateral por parte de Rusia del conjunto de entendimientos existente. Este escenario implica una nueva ecuación, que requiere un examen minucioso y calculado de la política israelí en vista de sus relaciones cambiantes con Rusia. Sin embargo, si los rusos no sabían sobre la acción, lo que parece probable, es posible que la movida iraní sea percibida por Rusia como un desafío, en vista de las recientes preocupaciones de Irán con respecto a la posible intención de Rusia de limitar la capacidad de Irán para maniobrar en Siria, y tal vez incluso considerar una reducción futura significativa de la presencia iraní allí.

En el ámbito sirio, existe una disputa compleja sobre la naturaleza de un acuerdo futuro. Esta disputa también se refleja en la lucha sobre el terreno, que actualmente se caracteriza por la escalada. Por ejemplo, un avión ruso y un helicóptero turco también fueron derribados en Siria la semana pasada. En el fondo también está la iniciativa rusa en el Congreso de Sochi (30 de enero), dedicada a formular una nueva constitución para Siria. El documento de 12 principios que se presentó en el Congreso distaba de ser satisfactorio para todas las partes, incluidos los iraníes, donde uno de los principios definidos exige “la retirada de todas las fuerzas extranjeras de Siria” (es decir, la destitución de los iraníes y sus proxies). Esta medida fue coordinada con Washington e incluyó un acuerdo mediante el cual el enviado de la ONU a Siria, Staffan de Mistura, encabezaría un comité para redactar la constitución a la luz de los entendimientos alcanzados en Sochi. Todo esto respalda la solución preferida de larga data de Rusia, que Siria debería convertirse en una federación flexible y refleja una realidad problemática para Irán. Por lo tanto, la última movida iraní también puede verse como un intento de cambiar las reglas vis-à-vis de Rusia y de Israel, y para posicionar a Irán como un actor central cuyos intereses deben ser considerados al dar forma a cualquier acuerdo sirio.

Importancia y recomendaciones

Parece que ni Israel ni Irán están interesados ​​en una escalada más amplia. El incidente inmediato fue contenido, a pesar de la atención generalizada de los medios. Israel, que no acepta el afianzamiento iraní en Siria, ha mostrado su determinación de responder si se cruzan sus líneas rojas, que no están definidas con precisión. Incluso si parece que sin la pérdida del avión israelí el incidente hubiera sido más limitado, también está claro que Israel ha marcado un umbral más alto de posibles reacciones futuras. En cualquier caso, Israel está lidiando con una nueva realidad, con una posible dinámica futura de “caminar al límite” con respecto a los iraníes. Por lo tanto, debe examinar constantemente sus movimientos para evitar cruzar la frontera y verse envuelto en una lucha más amplia con Irán.

No obstante, la necesidad de Israel de demostrar su determinación militar de bloquear el afianzamiento iraní en Siria, con movimientos militares solamente, cualquiera que sea su valor inmediato, no puede ser una solución a largo plazo. Israel también debe operar a través de canales políticos, incluido un diálogo más profundo con los elementos que trabajan en el asentamiento sirio, sobre todo Rusia. También es fundamental un mayor diálogo con los Estados Unidos sobre su lucha contra la influencia regional iraní, su integración en el proceso de encontrar un asentamiento en Siria y la prevención del esfuerzo iraní emergente de permanecer en la arena a largo plazo. En este contexto, Israel tiene interés en alentar la cooperación estadounidense-rusa sobre el asentamiento sirio.

Israel debe recordar que la arena siria es un importante proyecto ruso para el presidente Putin, que está profundamente involucrado y no está preparado para permitir que fracase. En estas circunstancias, Israel debe examinar las consecuencias del incidente desde varios ángulos: la sensibilidad rusa a los ataques a sus fuerzas, mostrada en el anuncio del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso de que no aceptará amenazas sus fuerzas, y la posibilidad que los dañados sistemas de defensa aérea de Siria ser reemplazado por Rusia con sistemas más avanzados que impedirán la actividad de la Fuerza Aérea israelí. Esto también subraya la importancia del diálogo israelo-ruso.

Finalmente, Israel debe prepararse para una posible respuesta tardía de Irán al golpe que sufrió en Siria.

Traducido por Hatzad Hasheni desde http://www.inss.org.il/publication/israels-engagement-syria-causes-significance/?utm_source=activetrail&utm_medium=email&utm_campaign=INSS%20Insight%20No.%201020

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.