La reunión del Consejo Central de la OLP y los esfuerzos para lograr un acuerdo en Gaza: Dos caras de la misma moneda – Yohanan Tzoreff (INSS)

Los desafíos que enfrentan el presidente Abu Mazen (Mahmoud Abbas) y toda la Autoridad Palestina, han aumentado durante la administración de Trump. Además, Egipto ha dejado en claro que está dispuesta a trabajar para lograr un acuerdo de alto el fuego en la Franja de Gaza, incluso sin un acuerdo entre Abu Mazen y la Autoridad Palestina. Por lo tanto, Egipto está otorgando a Hamas un estatus que antes no disfrutaba, igual al de la Autoridad Palestina. Hamas habla en nombre de la población de la Franja de Gaza y su difícil situación. Abu Mazen, sin embargo, todavía goza de la condición de representante exclusivo del pueblo palestino, puede hablar en nombre del consenso nacional y puede neutralizar los esfuerzos realizados en El Cairo para avanzar sin él en un acuerdo en la Franja de Gaza. En Gaza, ya existe una tregua sin un acuerdo vinculante, pero la reconciliación entre Fatah y Hamás sigue siendo altamente dudosa, dada la insistencia de Abu Mazen en “una ley y un arma” en la arena palestina. Abu Mazen también está decidido a evitar otro golpe contra la Autoridad Palestina en la Franja de Gaza, en caso de que vuelva a entrar en la zona.

El Consejo Central de la OLP se reunió en Ramallah del 15 al 17 de agosto de 2018, después de otras conferencias y reuniones celebradas en los últimos meses por las instituciones de la OLP, la Autoridad Palestina (AP) y Fatah. Estas reuniones fueron diseñadas para lidiar con los desafíos políticos de la agenda, entre ellos el marcado cambio en la actitud de la administración estadounidense hacia los palestinos y el conflicto palestino-israelí, así como los esfuerzos para promover una tregua/arreglo entre Hamás e Israel en la Franja de Gaza sin la Autoridad Palestina, liderado por Egipto con respaldo estadounidense y en coordinación con Israel.

La reunión del Consejo Central tuvo lugar a la sombra de una amenaza a la condición de la OLP como representante exclusivo del pueblo palestino, y la posibilidad de una solución impuesta a los palestinos que cortaría la Franja de Gaza de Cisjordania. Además, hay pruebas de un cierto deseo de aislar al propio Abu Mazen dada su oposición a cualquier medida que pueda promover la política de la administración Trump en la región, especialmente cualquier medida que Abu Mazen considere susceptible de causar una división entre los palestinos. Por lo tanto, la retórica de esta conferencia incluyó amenazas y advertencias contra cualquier acción perjudicial para los intereses nacionales palestinos y susceptible de jugar en manos de los Estados Unidos e Israel, que aparentemente pretenden perpetuar la división entre los palestinos, prevenir la formación de un estado palestino de acuerdo con el marco esbozado en 1988, y promover el “acuerdo del siglo” que los emisarios del presidente Trump han elaborado en los últimos 18 meses. La conferencia estuvo marcada por la ausencia del Frente Democrático para la Liberación de Palestina (FDLP) de las discusiones, en protesta por excluir a sus representantes de las oficinas de la OLP y por lo que se describió como una toma de poder por parte de Fatah de toda la OLP. Esta ausencia causó más malestar en Fatah que la ausencia de otros grupos, como el Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP) y la Iniciativa Nacional Palestina (PNI), la organización de Mustafa Barghouti.

El anuncio final del Consejo fue de carácter declarativo, incluidas las siguientes declaraciones principales:

  • La conexión con Israel se basa en “una lucha entre el pueblo palestino y su país ocupado y la fuerza de ocupación”. La independencia sigue siendo el objetivo principal. El período de transición de cinco años mencionado en los Acuerdos de Oslo ya no es válido, dado el desconocimiento de Israel de estos acuerdos.
  • La decisión de Trump sobre Jerusalén y la reubicación de la embajada estadounidense son condenable. Al tomar este acto, Estados Unidos ha perdido su condición de mediador imparcial y ya no puede cumplir esta función exclusivamente.
  • Los intentos de promover cualquier arreglo en la Franja de Gaza son un asunto nacional de la OLP, no de una facción particular del pueblo palestino, como fue el caso en las conversaciones de 2014 tras la Operación Margen Protector. Estos intentos de formular un acuerdo fueron diseñados para promover el “acuerdo del siglo” de la administración estadounidense, para crear un estado en la Franja de Gaza, perpetuar la división y, de hecho, poner fin a la idea de un Estado palestino basado en el 1967 fronteras.

Además, se tomaron decisiones para dar una expresión concreta a estas declaraciones, de acuerdo con un cronograma por determinar. Estos incluyen los siguientes:

  • La conexión con Israel: el Consejo aprobó una recomendación del Comité Ejecutivo de la OLP sobre la implementación de las decisiones del Consejo Nacional Palestino sobre las relaciones con Israel y un plan marco general, con un cronograma. Estas decisiones incluyen la suspensión del reconocimiento de Israel hasta que reconozca un estado palestino dentro de las fronteras de 1967, la terminación de la coordinación/cooperación de seguridad con Israel y la desconexión del Protocolo de París para la coordinación económica entre las partes. Estas medidas se encuentran en el marco de la transición de la Autoridad Palestina a la etapa Estado-nación (sin embargo, sin desmantelar las instituciones de AP).
  • Pide que se convoque una conferencia internacional bajo patrocinio internacional colectivo que incluirá a los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU. La conferencia se llevará a cabo sobre la base de las resoluciones pertinentes de la ONU, la Iniciativa de Paz Árabe y las ideas planteadas por Abu Mazen en su discurso ante el Consejo de Seguridad el 20 de febrero de 2018 tras la declaración de Trump sobre Jerusalén (en este discurso, Abu Mazen pidió una conferencia internacional patrocinada por un mecanismo multinacional y el reconocimiento del estado palestino por parte de todos los miembros de la ONU).
  • Combatir el “acuerdo del siglo”: el Consejo rechaza lo que llama todos los intentos de eliminar el problema palestino y el proyecto nacional palestino, incluida cualquier solución temporal o la creación de un estado en la Franja de Gaza. Estados Unidos es descrito como el socio de Israel y parte del problema, no la solución. El esfuerzo para frustrar cualquier acuerdo puesto en la agenda por la administración de los Estados Unidos continuará. También se decidió continuar cortando lazos con la administración de los EE.UU. hasta que retracte sus decisiones sobre el conflicto y su solución.

Un llamado a boicotear los bienes producidos en los asentamientos judíos en los territorios.

Tras la aprobación de la Ley Básica: Israel como el Estado-nación del pueblo judío, el Consejo emite un llamado para fortalecer y apoyar la campaña de BDS.

El establecimiento de un comité nacional supremo para los asuntos de Jerusalén que tendrá autoridad exclusiva sobre todos los asuntos relacionados con la ciudad.

El Comité Ejecutivo de la OLP tiene la misión de resolver la disputa entre las distintas facciones en el sistema palestino a fin de lograr una asociación nacional en los rangos de la OLP.

Evaluación

Desde el anuncio del presidente Trump sobre el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel, la transferencia de la embajada de EE.UU. a Jerusalén y el marcado cambio en la política del gobierno sobre el problema palestino, los desafíos que enfrenta el presidente de la Autoridad Palestina y de la Autoridad Palestina, Abu Mazen, han aumentado. Fuera de la presión estadounidense, los entendimientos con Israel y el interés en la estabilidad y la tranquilidad en su frontera con la Franja de Gaza, Egipto dejó en claro que estará dispuesto a trabajar para un acuerdo de alto el fuego en la Franja de Gaza, incluso sin un acuerdo de Abu. Mazen y la Autoridad Palestina, aunque públicamente, El Cairo continúa considerando a la AP como soberana y dice que el consentimiento de la Autoridad Palestina es esencial para avanzar en el proceso político.

Por lo tanto, Egipto le está otorgando a Hamás un estatus que antes no disfrutaba. Al dejar en claro que la Autoridad Palestina ya no constituirá un obstáculo para un arreglo en la Franja de Gaza, le ha dado a Hamás un estatus igual al de la Autoridad Palestina. Si Hamas obtiene el apoyo de las otras facciones palestinas para un acuerdo, puede argumentar que esto constituye un acuerdo palestino. El boicot del FPLP y el DFLP a la conferencia del Consejo Central de Palestina debilitó el estatus de la OLP como una organización palestina, a pesar de que ambas organizaciones declararon que no cooperarían con una acción egipcia sin Fatah. Debido a su carácter secular, el FPLP y el FDLP normalmente objetan la coordinación con un grupo islámico como Hamás sin el respaldo de Fatah, pero parece que al menos esta vez,

A partir de ahora, Abu Mazen y Fatah están defendiendo su posición. En nombre del consenso nacional palestino, hasta ahora han frustrado todos los esfuerzos de los emisarios del presidente Trump para lograr un avance hacia el “acuerdo del siglo” que la administración estadounidense ha anunciado desde que se estableció. Con el respaldo de Arabia Saudita, Jordania e incluso Egipto, han obligado a los emisarios de Trump a admitir su incapacidad para superar el obstáculo al acuerdo presentado por Abu Mazen y reducir su actividad en el asunto. Desde el fracaso de su esfuerzo por promover la reconstrucción en la Franja de Gaza, los emisarios de la administración han permanecido en gran parte detrás de la escena y se están enfocando en declaraciones públicas conjuntas que expresan interés en una solución para la difícil situación de los palestinos.

Parece que las dos partes en la arena palestina actualmente poseen una cierta ventaja. Abu Mazen, quien a pesar de los factores mencionados anteriormente aún goza de la condición de representante exclusivo del pueblo palestino, puede hablar en nombre del consenso nacional y neutralizar los esfuerzos realizados en El Cairo para avanzar sin él con un acuerdo en la Franja de Gaza. Por su parte, Hamás habla en nombre de la población de la Franja de Gaza y de su difícil situación. A pesar de la erosión en curso de su estado, las afirmaciones de Hamás que la Autoridad Palestina y el propio Abu Mazen tienen responsabilidad por esta angustia encuentran un oído listo en la opinión pública palestina debido al estatus de Abu Mazen como el “hermano mayor” que posee recursos nacionales.

Hasta que se reanuden las conversaciones en El Cairo sobre un acuerdo, es probable que haya muchos contactos entre las partes rivales en la arena palestina, ya sea directamente o a través de terceros. En luchas de este tipo, en las que la participación de un tercer partido no árabe cuyas intenciones son muy inciertas, alguien que habla en nombre del consenso nacional a menudo tiene una ventaja. Ya existe un alto el fuego o una pausa sin un acuerdo vinculante, pero la reconciliación entre Fatah y Hamas, que será la próxima etapa de las conversaciones de El Cairo, sigue siendo altamente dudosa dada la insistencia de Abu Mazen en “una ley y un arma” en el palestino arena. Esta insistencia ha aumentado recientemente por la preocupación sobre las intenciones de la administración Trump. Abu Mazen está decidido a evitar otro golpe contra la AP en la Franja de Gaza,

En cuanto a las declaraciones sobre las relaciones con Israel que surgirán de la conferencia del Consejo Central, la implementación en la práctica choca en gran medida con la transición “de la AP a un estado”. Mantener las instituciones existentes es importante para esta transición; por lo tanto, mientras Abu Mazen lidere el proceso de toma de decisiones y no se logre la reconciliación interna palestina, solo es posible la implementación parcial de las decisiones, lo que no cambiará materialmente la situación.

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.