La propaganda de ISIS en la época del coronavirus – Por Galit Truman Zinman (BESA)

El Estado Islámico (ISIS), que ha perdido tanto territorio como sus medios de gobierno, ha logrado preservar su red de propaganda ciberdependiente. Durante la crisis de COVID-19, la organización terrorista utilizó tecnologías de medios avanzadas para cultivar la idea de revivir un califato utópico. Durante el año pasado, utilizó la aplicación para compartir videos en TikTok y así para reclutar a un público objetivo joven, moldear la perspectiva de ese público e inducirlo a identificarse con el movimiento global de la Yihad.

El Estado Islámico (ISIS) ha estado trabajando desde su creación en 2014 para transformar el territorio y la sociedad, restaurar el honor musulmán e imponer la llamada utopía de un califato islámico “guiado por la justicia”, que describe como “una maravilla histórica destinada para allanar el camino para la gran guerra” contra los infieles. La sofisticada y profesional red mundial de promoción y propaganda del grupo ha difundido miles de videos; Nashids (canciones religiosas); carteles; artículos en revistas y publicaciones periódicas; mensajes en redes sociales, blogs y foros; videojuegos; etc. Esta propaganda se publica en varios idiomas para dirigirse a diferentes públicos. Su propósito es aumentar la conciencia sobre los esfuerzos de la organización para dar forma a la vida moral y religiosa y alentar a las personas a unirse. El grupo terrorista ha hecho un llamamiento a los musulmanes de todo el mundo para que cambien el orden imperante y construyan el califato ideal.

Incluso cuando enfrentó la pérdida del territorio que controlaba en Irak y Siria, la incertidumbre sobre su futuro y la crisis de COVID-19, la organización continuó propagando mensajes utópicos sobre la corrección de perversiones y el establecimiento de una shaarya islámica, transestatal y unificada. ISIS cree que el califato sobrevivirá y se desarrollará gracias a la ayuda de Allah, la adhesión al Corán y la devoción de sus combatientes en la batalla. A pesar de los trastornos que ha experimentado el grupo desde la ruptura del califato, incluido el asesinato del carismático líder Abu Baker Baghdadi en 2019 y el estallido de la pandemia, ISIS ha mantenido su capacidad para producir y difundir mensajes a través de muchos canales de medios.

Incluso durante el período COVID-19, la organización continuó utilizando tecnologías avanzadas para retratar su visión de la utopía. Se esfuerza por preservar la idea de restaurar el califato mientras aprovecha al máximo los desarrollos de los medios. Su sofisticada red de propaganda está intacta y continúa operando a través de múltiples flujos de medios para mantener vivas las ideas del grupo en línea.

ISIS aprovecha las oportunidades que ofrece la era de la información de forma más amplia que cualquier otro grupo terrorista del mundo y utiliza nuevas herramientas tecnológicas en su beneficio. Ya en marzo de 2018, uno de sus carteles exhortaba a sus seguidores a emprender la yihad contra los infieles y los adoradores de ídolos “usando su dinero, sus manos y su lengua”, es decir, a través de la palabra hablada y escrita. Junto con monedas de oro y un luchador armado, el cartel mostraba iconos de Facebook, Twitter, YouTube y una computadora para subrayar la importancia de la promoción en línea. 

La organización opera hábilmente en el ciberespacio para maximizar su capacidad de difundir sus mensajes entre una amplia variedad de audiencias objetivo en países musulmanes y Occidente. Sus productos de medios se distribuyen principalmente en árabe, pero también en una variedad de idiomas extranjeros, incluidos inglés, francés, ruso, alemán, español, italiano, chino y otros. Las redes sociales y las plataformas de mensajería (Facebook, Twitter, YouTube, Telegram) están plagadas de exhortaciones a la yihad, así como de sermones y debates sobre cuestiones religiosas. ISIS enfatiza que aquellos que participan en la defensa son “luchadores de la Yihad” porque “el esfuerzo de promoción no es menos importante que el esfuerzo en el campo de batalla”.

Los mensajes de la red de defensa se centran principalmente en exaltar la actividad de la yihad contra los “infieles” y los “desertores del Islam”, aumentando la motivación entre los combatientes y partidarios para el autosacrificio e incluso la muerte en nombre de Allah cuando sea necesario, y renovando el califato. Los materiales de propaganda del grupo transmiten ideas simples y fáciles de entender (como “Muerte a los infieles y los cruzados”) y van acompañadas de lemas simples (“Mantengan la fe”, “Luchen hasta la victoria prometida”). El esfuerzo de propaganda está destinado a persuadir a diferentes públicos objetivo, estimularlos y hablar sobre sus emociones y pensamientos por medios visuales, vocales y sensoriales. La noción utópica de una Umma unificada sigue enardeciendo a numerosos musulmanes de todo el mundo que sueñan con revivir los días de al-salaf al-salih (los justos padres fundadores en la época de Mahoma).

Desde finales de 2019 y principios de 2020, ISIS ha utilizado cada vez más la aplicación para compartir videos TikTok, que es particularmente popular entre los jóvenes, una importante población objetivo. En esta aplicación china, la organización y sus seguidores en todo el mundo distribuyen videos que muestran a “yihadistas orgullosos” que llevan símbolos como una bandera negra levantada o un rifle o cuchillo. Estas personas exhortan a los espectadores a jurar lealtad al grupo terrorista y a identificarse con la Yihad y la lucha contra los infieles.

A diferencia de otras plataformas que contienen grupos y comunidades, la aplicación TikTok ofrece un flujo constante de contenido nuevo para una amplia variedad de espectadores. Esta popular aplicación atrae principalmente a niños y adolescentes, a quienes el Estado Islámico considera su próxima generación. Los mensajes de propaganda en TikTok, aunque sean breves, pueden afectar la mentalidad de los jóvenes y atraerlos a unirse al grupo. Los videos se editan meticulosamente, se adaptan a los hábitos de visualización de los jóvenes y se diseñan para atraer su atención a través de la rima, la música rítmica y el canto, iconos de corazones y mensajes rápidos y dinámicos que se imprimen fácilmente en la memoria. TikTok es un ejemplo de la explotación al por mayor del progreso tecnológico por parte de ISIS.  

Incluso en medio de la incertidumbre, la pérdida de territorio y la pandemia, ISIS continúa difundiendo eficazmente su propaganda. Es la organización terrorista más conspicua y visual y está altamente capacitada en una variedad de formas de promoción. Su alabada idea utópica de restablecer el califato en nuestro tiempo continúa actuando como un imán para las diversas audiencias objetivo que ocupan comunidades virtuales.

El Dr. Galit Truman Zinman, asociado del Centro BESA, enseña en la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad de Haifa.

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.