La policía israelí detuvo a seis sospechosos por el asesinato del joven árabe – por Jaim Levinson (diario Haaretz)

La Agencia de Noticias AP informó que un portavoz oficial israelí declaró que los sospechosos del asesinato de Muhamad Abu Jdir son “judíos extremistas”. De acuerdo al informe del forense palestino, el joven fue quemado vivo. El cuerpo de Muhamad Abu Jdir fue encontrado el último miércoles por la mañana en Jerusalén. Fueron detenidos seis sospechosos del asesinato, que por lo visto fue motivado por razones “nacionalistas”. La policía no permite, por el momento, que los sospechosos se reúnan con un abogado.

El último jueves se realizó una operación forense en el cuerpo de Abu Jdir. En la operación participó representando a la familia el Dr. Saber El-Alul, director del Instituto Patológico Palestino. El fiscal general palestino, el juez Muhamad Abed El-Gani Alawivi, dijo ayer que de acuerdo a los primeros resultados de la operación, la muerte de Abu Jdir se produjo por quemaduras y por efectos colaterales del incendio.

De acuerdo con el informe publicado por la oficina del Fiscal General palestino y la agencia de noticias oficial palestina WAFA, en la autopsia se encontró una sustancia negra, una prueba del fuego en la tráquea y en ambos pulmones. Este hallazgo demuestra que el chico inhaló el humo cuando aún estaba vivo. Se informó además que las quemaduras cubrían aproximadamente el 90% de su cuerpo fueron variando los grados, quemaduras de primer a cuarto grado. También observaron un moretón en la parte derecha de la cabeza causada por una herramienta contundente. Los médicos tomaron muestras de fluidos y tejidos para realizar pruebas de laboratorio y así completar el informe médico.

La investigación es llevada a cabo por los especialistas de la unidad central de la policía israelí de Jerusalén. Los funcionarios del condado le informaron al padre de la víctima que se estaban haciendo todos los esfuerzos para desentrañar el caso y que se trata de la investigación más importante en la actualidad en Israel.

La información recopilada hasta el momento, y que puede ser publicada, muestra que el pasado miércoles, poco antes de las cuatro de la mañana, Abu Jdir llegó junto a dos amigos a la acera ubicada frente de la mezquita local. Los dos amigos se despidieron de él y entraron en la mezquita. Poco tiempo después, un coche se detuvo y del auto bajaron dos personas. De acuerdo a lo relatado por el padre ayer, el encuentro entre ellos y Muhamad Abu Jdir fue filmado por la cámara de seguridad. Según los miembros de la familia que examinaron el vídeo, los dos que parecían judíos. Ellos convencieron o introdujeron por la fuerza a Abu Jdir al auto y huyeron de allí a alta velocidad.

Jóvenes del poblado que presenciaron el incidente intentaron perseguir al coche, pero perdieron su rastro en el cruce de la Givat Tzorfatit (French Hill, uno de los barrios de Jerusalén norte). Según el testimonio, el coche cruzó el cruce en semáforo rojo. Los dos que perseguían al auto regresaron a la casa de la familia Abu Jdir y le contaron a la familia lo que había sucedido. A las cuatro y cinco minutos el padre de Abu Jdir llamó a la policía israelí. La policía localizó el teléfono del muchacho y encontró el lugar en donde estaba el cuerpo del muchacho en un bosque de Jerusalén, en el plazo de una hora.

Después del funeral de Abu Jdir en Shoafat estallaron tumultos en Jerusalén Este y en algunos pueblos árabes del triángulo dentro de Israel. Decenas de personas se manifestaron ayer en Kalansuwa y neumáticos fueron quemados. Decenas también protestaron en la entrada de Arara, cerca de la autopista 65, lanzando piedras contra la policía. Esta noche fue atacado y herido un conductor de autobús israelí y dos pasajeros sufrieron heridas menores a causa de una piedra lanzada contra un bus en Har Hatzofim. En la calle Dov Yosef de la capital se arrojó un cóctel molotov contra la carretera, pero el artefacto no estalló.

Mientras se realizaban el estudio de las pruebas se redujo negativamente las sospechas de que se trataba de un asesinato criminal y ascendió las sospechosas que se trataba de un asesinato nacionalista. Los palestinos indicaron que las características del asesinato no coincidían con escenario “criminal”, se trataba de una familia basada, más secular, y no había disputas con otras familias. Los que conocen el ritual de los asesinatos entre clanes saben que el clan atacante musulmán busca una víctima importante en el otro clan y esto no es el caso, por lo general buscan un hombre joven. El asesinato de un niño menor de 17 no es compatible con estas características. Tales asesinatos también se realizan a la luz del día, en la calle, porque tienen un objetivo declarativo. Un secuestro dentro de un vehículo, conducido hacia el otro lado de la ciudad y el incendio del cuerpo no se ajusta a este patrón.

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.