La obsesión autocrática de Europa con Israel – Por Judith Bergman (MIDA/ JNS)

A pesar de toda la culpabilidad poscolonial de Europa, sus persistentes declaraciones de lo que hace y lo que no encuentra aceptable en las políticas de Israel es el lenguaje de un colonialista impenitente.

Israel aprobó recientemente una ley que otorga al Ministro del Interior la autoridad para revocar la residencia de los residentes del este de Jerusalén implicados en terrorismo o espionaje. Esto fue recibido inmediatamente con críticas de la Unión Europea, como sucede a menudo cuando se trata de Israel.

El objetivo de la ley es apuntar a los miembros de Hamas que viven en el este de Jerusalén que son elegibles para los beneficios de bienestar israelí. Los residentes de Jerusalén oriental generalmente pueden viajar libremente y tienen derecho a los beneficios sociales y de seguro de los ciudadanos israelíes. También pueden votar en elecciones municipales, aunque no nacionales.

“Hubiera sido mejor si esta votación nunca hubiera ocurrido, pero esta votación surgió debido a un fallo de la Corte Suprema que anuló las decisiones de cinco ministros del interior de varios partidos”, explicó el miembro del Knesset Amir Ohana del Partido Likud. Se estaba refiriendo a un fallo de septiembre de 2017 del Tribunal Supremo. El fallo decía que el Ministerio del Interior no tenía derecho a revocar el estatus de residencia permanente de cuatro residentes de Jerusalén oriental con vínculos con el grupo terrorista Hamas.

En respuesta a la nueva ley, la UE publicó una  declaración  en la que lamentaba que “la nueva ley podría hacer que el estatus de residencia de los palestinos en Jerusalén Este  sea aún más precario de lo que es hoy en día. La nueva ley podría utilizarse para comprometer aún más la presencia palestina en Jerusalén Este, lo que socavaría aún más las perspectivas de una solución de dos estados … ”

En su declaración, la UE aseguró que “rechaza el terrorismo en todas sus formas”.

Si realmente significa lo que se dice con esta declaración, la UE lo hace solo cuando el terrorismo está dirigido contra cualquier persona que no sea judíaEs difícil tomar en serio su afirmación de “rechazar el terrorismo”, dado su abrumador apoyo político y financiero a uno de los principales terroristas del mundo, el líder de la Autoridad Palestina Mahmoud Abbas.

La declaración de la UE concluye que “… la Unión Europea no reconoce la soberanía de Israel sobre los territorios ocupados por Israel desde junio de 1967, incluida Jerusalén Oriental, y no los considera parte del territorio de Israel, independientemente de su estatus legal bajo la ley nacional israelí. . La Unión Europea seguirá de cerca si y cómo se aplica esta nueva ley a los palestinos en el este de Jerusalén “.

La UE no reconoce que toda Jerusalén pertenece a Israel. La pregunta que casi nunca se hace es por qué a Israel le debe importar, de una forma u otra, si reconoce la antigua capital histórica de Jerusalén. O cualquier otra cosa que hacer con Israel para ese asunto.

A pesar de toda la culpabilidad postcolonial de Europa oficial, este tipo de declaraciones lingüísticas de lo que la UE hace y no considera aceptable en las políticas y acciones del estado soberano de Israel es el lenguaje de un colonialista impenitente.

La UE utiliza este tipo de lenguaje -condescendiente en su presunción de que tiene derecho a determinar el territorio y la ubicación exacta de la capital de otra nación- sobre Israel todo el tiempo. Es automático, por defecto.

Israel era una nación próspera en su tierra ancestral mucho antes  que la civilización europea decidiera establecer y colonizar grandes partes del mundo. Es, por lo tanto, muy irónico que la UE, una burocracia postnacional, en gran medida no electa e históricamente arraigada en Europa occidental que dice hablar por toda Europa hoy en día, deba sermonear a una de las civilizaciones más antiguas que sobreviven en la tierra, los judíos, sobre el estado de su antigua capital, o cualquier otra cosa, para el caso.

Parece que se puede sacar a Europa de las antiguas colonias, pero no se puede sacar el colonialismo de los europeos. Al menos, no cuando se trata de los judíos.

Mientras que la Europa de la Unión Europea postnacional ya no invade los países de otros pueblos para colonizarlos, todavía considera legítimo mezclarse agresivamente en cómo otras naciones, como Israel, deberían ocuparse de sus asuntos.

La UE tiene fuertes opiniones sobre cómo Israel debería o no defenderse contra el terrorismo, como lo dejó en claro su declaración sobre Jerusalén. Entonces, si bien la UE está muy interesada en  recibir asistencia israelí  para combatir el terrorismo en Europa, lo es menos cuando se trata de que Israel se defienda.

Aunque el colonialismo terminó hace mucho tiempo, los intentos interminables de presionar a Israel a una solución de dos estados, una táctica que la UE se ha  negado rotundamente  a abandonar, representa las acciones de una empresa colonialista destinada a derrotar a Israel en lo que la UE considera que es su lugar apropiado (también conocido como sumiso).

La UE no lucha por los derechos humanos de los árabes, como afirman, porque la UE no se encuentra en ningún lugar en lo que respecta a  los abusos de los derechos humanos de los árabes sobre los árabes .

El tema completo es someter a Israel a la voluntad política de la UE. El narcisismo moral de la Unión Europea no es mejor que el narcisismo moral de sus predecesores europeos colonialistas. Es solo un siglo diferente.

____________________

Judith Bergman es columnista y analista política – www.jns.org/opinion/europes-colonialist-obsession-with-israel/ – Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.