La noticia que reveló la cara más odiosa del periodismo – Por Bryan Acuña Obando

El pasado 10 de diciembre la BBC sacó del baúl de los recuerdos una noticia del año 2013 con el título El gol que reveló la cara más odiosa del fútbol, sobre las expresiones racistas de un grupo de aficionados del equipo de fútbol israelí, Beitar Jerusalén, quienes en su momento se comportaron como ultras o fanáticos despreciables contra los jugadores de origen árabe musulmán, Gabriel Kadiev y Zaur Sadaev quienes dicho sea de paso ya no forman parte del equipo; al hacer alusión a un supuesto equipo “puro” y solamente para judíos, lo cual no se duda que lo expresado por dicha agrupación genere vergüenza no solamente en Israel sino en cualquier país que se considere respetuoso de los derechos de cualquier ciudadano.

Resulta más odioso querer mostrar y provocar una opinión generalizada de repulsión contra Israel o contra los judíos, por el comportamiento de un grupo que no representa a la sociedad israelí en su totalidad y que ha sido criticado antes por sus consignas cargadas de odio, como las expresadas en algunos juegos contra la memoria del asesinado Ex Primer Ministro Isaac Rabin y la exaltación a la figura de Yigal Amir, el terrorista asesino que apagó para siempre la vida del Ex Premier.

En honor a la verdad, este tipo de críticas viniendo de un diario inglés no debería llamar a reflexión más allá de, por qué un importante medio de comunicación mundial dedica tiempo en edición e investigación periodística, para regresar 3 años atrás y recordar una etapa negra de la historia futbolística en Israel. Cuánto invierte la BBC en resaltar o señalar actos de corte antisemita que dentro de su propia sociedad no ha logrado resolver, de expresiones de odio en diferentes ámbitos como judeofobia, islamofobia, homofobia, xenofobia y demás las cuales son aberrantes y que casi deberían crearle una sección propia para abarcarlo diariamente.

Ejemplo de lo anterior, la federación inglesa de fútbol, en el 2012, investigó cánticos antisemitas que se dieron en un juego entre el West Ham y el Tottenham, aficionados de los primeros expresaron sus posiciones de odio viscerales contra los segundos a los cuales les señalan por la cantidad de aficionados judíos que se han hecho asociados del club desde su fundación en el año 1892.

Pero no es necesario ir tan atrás para ver muestras de odio en Inglaterra contra judíos. En febrero de este año se señalaba una serie de camisas con imágenes antisemitas a las afueras del estadio Stamford Bridge (casa del Chelsea), y aficionados de este mismo club en noviembre anterior, fueron acusados en de entonar cánticos antisemitas en el metro después de que su equipo venciera a la escuadra al Tottenham 2 goles por 1.

Al parecer ocurre que, cuando las expresiones las realizan en países occidentales, se trata de algo posmoderno y parte brillante de la libertad de expresión, no así cuando ocurre en un estadio de Israel, se ve como una incubadora de salvajismo puro y muestras de que la sociedad israelí anda mal, queriendo dar a entender que ese racismo es algo de “política nacional” o que se encuentra metido en el ADN israelí como parte del sentimiento de apartheid contra los árabes del país.

Es poco feliz la verdad, que un medio que se supone es serio y que posee una cantidad espectacular de seguidores en el mundo como lo es la BBC, se dedique a mostrar una de las caras del conflicto de Israel contra los palestinos, más odiosa y penosa, pero que no es constante ni la única que existe, ciertamente las situaciones positivas son mayores.

Avergüenza este abordaje miserable de periodismo de baja calaña, en la era de las noticias en tiempo real, donde los recursos deberían ser utilizados para formar una opinión sensata y constructiva, sencillamente apena que desperdicien el tiempo en crear y reciclar notas que fortalecen los odios y los prejuicios que alimentan otras formas de discriminación contra los judíos en el mundo, y que hoy se ocultan bajo la máscara de la crítica a Israel y un propagandístico “antisionismo”.

No abordan el antisemitismo casero, ni mucho menos aborda con esa vehemencia las muestras de odio hasta por televisión nacional que hacen agrupaciones radicales palestinas donde se llama a asesinar judíos, y aún persiste esta práctica como parte de los planes de estudio de los niños palestinos principalmente en la Franja de Gaza.

Vergüenza e indignación con la BBC, y con cualquier otro medio que irresponsablemente se dedique en este conflicto a mantener viva la llama de la discordia con notas de este tipo solo para conservar los niveles de amarillismo y de odio que nutren la falta de una decisión política seria en la región.

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.