La montaña de la basura de Tel Aviv se transforma en gas metano

El monte Jiriá fue, durante años, un basural, y hoy se ha convertido en la planta de reciclaje más grande del mundo y en un proveedor natural de bio-gas. La idea nació en 2005, cuando se construyó una planta que permitía reducir en un 90% los residuos, con la finalidad de condensar el gas metano que emitía la basura. Posteriormente se decidió comercializar este gas a una fábrica textil cercana a través de cañerías bajo tierra. Actualmente, el mismo gas que afectó en algún momento a la población hace posible el funcionamiento del parque. Hoy, el parque Jiriá cuenta con un Centro de Educación Ambiental en el que se realizan visitas guiadas a niños para que conozcan cómo opera una planta de reciclaje, y al mismo tiempo sean conscientes de sus beneficios para la salud de la población y del medio ambiente.

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.