¡La lógica de la retribución diplomática al fin! – Por Amnon Lord

El cierre de la misión palestina en Washington es solo el último de una serie de movimientos de la administración estadounidense que no diferencia entre la guerra diplomática palestina contra Israel y los diversos métodos terroristas que ellos emplean.

Los palestinos han intentado dirigirse a la Corte Penal Internacional en sus esfuerzos contra Israel. Bajo la presidencia de Donald Trump, los estadounidenses anunciaron que “utilizarían todos los medios necesarios” contra la CPI en caso de que decida iniciar un proceso contra funcionarios israelíes.

Según lo ve la administración de los Estados Unidos… los palestinos, junto con los iraníes, están corrompiendo la democracia mundial.

Bajo el presidente de la Autoridad Palestina Mahmoud Abbas, los palestinos sirven a los intereses iraníes. Abbas y la AP son quienes avivan las llamas en la Franja de Gaza y son responsables del deterioro de la situación allí. Mientras tanto, Hamás suministra los bienes a cambio de los fondos iraníes. Los palestinos también enviaron una delegación superior para asistir a las celebraciones del 70 aniversario de Corea del Norte. Este es el entorno político e ideológico de la Autoridad Palestina.

La administración de Trump está rompiendo las normas. En lugar de cortejar a los palestinos con la esperanza de que entren en negociaciones, la Casa Blanca los está castigando y actuando para provocar su derrota. En Israel, muchos retroceden ante esta estrategia. Somos los que vivimos con los palestinos y lo que su derrota significará para nosotros es un tema que sigue sin estar claro. La última vez que la Organización de Liberación de Palestina parecía estar a punto de ser borrada del mapa, la organización quiso recomponer sus piezas y se firmaron los Acuerdos de Oslo.

Otro punto que no puede ignorarse: Abbas invitó esta retribución de los Estados Unidos. Habló groseramente sobre el presidente Donald Trump, hizo comentarios antisemitas sobre el embajador de Estados Unidos en Israel, David Friedman, e hizo comentarios antisemitas sobre el Holocausto. Abbas no es “anónimo”; sacó su cabeza de la trinchera y fue golpeado.

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.