La lavandería: Las redes de lavado de dinero y tráfico de drogas de Hezbollah en América Latina – Por Dr. Emanuele Ottolenghi (BESA)

El 6 de enero de 2021, la red de noticias del Golfo Al Arabiya publicó una revelación explosiva. A fines de 2016, un operativo de alto rango de Hezbollah llamado Nasser Abbas Bahmad llegó a lo que se conoce como el Área de la Triple Frontera (TBA), donde se unen las fronteras de Argentina, Brasil y Paraguay. Su aparente misión: establecer una línea de suministro de envíos de varias toneladas de cocaína desde América Latina a los mercados extranjeros con el fin de generar fondos para el grupo terrorista libanés Hezbollah.

Foto de portadaLa policía allanó un laboratorio en Paraguay donde tres colombianos fueron arrestados en junio de 2018. La imagen muestra cocaína disfrazada de briquetas de carbón junto con los productos químicos utilizados para disfrazarla. Fuente: confidencial dentro de las fuerzas del orden paraguayo.

Pronto aparecieron piezas de investigación en la prensa argentina y paraguaya. Y además surge esto otro: Una fuente policial de uno de los tres países le dijo a este autor, bajo condición de anonimato, que Bahmad y su socio comercial, el ciudadano australiano-libanés Hanan Hamdan, fueron incluidos en una lista de vigilancia de Estados Unidos en diciembre de 2020. Sin embargo, a pesar de todas las historias reveladas, muchas cosas siguen siendo turbias.

Durante las últimas décadas, Hezbollah ha construido una máquina de lavado de dinero y narcotráfico multimillonaria y bien engrasada en América Latina que limpia las ganancias mal habidas del crimen organizado a través de múltiples puntos de referencia en el hemisferio occidental, África occidental, Europa y el continente americano. Tradicionalmente, Hezbollah utilizó la economía ilícita de la TBA como un centro para el lavado de dinero, menos para el tráfico de cocaína. Durante años, los narcotraficantes vinculados a Hezbollah en la TBA movieron solo cantidades relativamente pequeñas de cocaína. Los envíos de varias toneladas son otra historia.

Los grandes cargamentos de cocaína vinculados a las redes de lavado de dinero de Hezbollah solían fluir desde Colombia y Venezuela, y con razón. Colombia sigue siendo el mayor productor de polvo blanco de América Latina, y Venezuela, bajo el narco régimen de Nicolás Maduro, amistoso con Irán, es un punto de tránsito clave para los envíos de cocaína. Si Hezbollah está ahora involucrado en el establecimiento de una importante línea de suministro de cocaína en la TBA, algo debe haber cambiado en su modus operandi. ¿Han cambiado las rutas comerciales de Hezbollah?

Como si eso no fuera lo suficientemente desconcertante, aquí hay otro misterio que las revelaciones de los medios dejan sin resolver. En diciembre de 2017, Bahmad, una vez un productor de cine conocido por su habilidad como propagandista pero aparentemente sin experiencia comercial, había abandonado el área para nunca regresar.

GTG Global Trading Group SA, la compañía que estableció solo unos meses antes de desaparecer, permanece inactiva hasta el día de hoy. ¿Por qué desapareció Bahmad antes del primer envío de su producto desde Paraguay? ¿Las autoridades locales frustraron su misión? ¿Alguien lo delató? ¿O el productor produjo éxitos, es decir, cumplió su misión sin dejar ninguna razón para que se quedara en la TBA? ¿Engañó a todos, estableció su línea de suministro y la puso en manos de confianza antes de desaparecer?

Basado en decenas de entrevistas con fuentes confidenciales, documentos obtenidos de informantes de inteligencia regional e investigaciones de código abierto, este estudio revela la historia singular de Nasser Abbas Bahmad y su incursión en América Latina. Su historia, a su vez, ilustra cómo Hezbollah estableció su lavandería financiera más grande en América Latina y cómo, a pesar de los esfuerzos de las agencias policiales estadounidenses y sudamericanas, está funcionando a toda velocidad y financiando el armamento de los enemigos de Estados Unidos e Israel.

Así es como funciona la lavandería y qué puede hacer Washington para detenerla.

Emanuele Ottolenghi es investigador principal de la Fundación para la Defensa de las Democracias, un instituto de investigación con sede en Washington, DC que se centra en la seguridad nacional y la política exterior.

Comentarios

Recientes

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.