La guerra de Gaza terminó, el problema de Hamás persiste – Por General de División (Retirado) Gershon Hacohen

RESUMEN EJECUTIVO: Las relaciones de Israel con Hamás en los próximos meses serán puestas a prueba ante todo por el fortalecimiento de su soberanía en Jerusalén. Esto hace que el riesgo de una nueva conflagración sea extremadamente alto.

A medida que la cuarta guerra entre Israel y Hamás en una década llega a su fin, después de diez días de combates, hay pocas dudas de que la infraestructura militar de la organización terrorista se degradó masivamente. Sin embargo, a través de un compromiso inquebrantable con sus preceptos y visión islamistas, Hamás logró desviar la atención de estas pérdidas hacia su supuesto éxito en la defensa de los santuarios sagrados del Islam en Jerusalén, presentándose así a los ojos de los musulmanes de todo el mundo como el indiscutible ganador de la guerra.

Desde el punto de vista de Israel, por otro lado, el éxito de la guerra estará determinado no solo por la duración de la tranquilidad establecida a lo largo de la Franja de Gaza, sino también por la capacidad del Estado judío para realizar sus intereses nacionales en Jerusalén. Por lo tanto, las relaciones de Israel con Hamás en los próximos meses se pondrán a prueba ante todo por el fortalecimiento de la soberanía israelí en Jerusalén. En estas circunstancias, el potencial de una nueva conflagración es extremadamente alto.

Hay más de una forma de lograr un alto el fuego. Algunos ceses del fuego se basan en acuerdos o memorandos de entendimiento, otros están marcados por el simple cese de hostilidades en anticipación de los acontecimientos que se avecinan, como parece ser el caso aquí. En estas circunstancias, la pregunta “¿Qué hacer con Gaza?” continuará preocupando a los líderes políticos y militares de Israel durante mucho tiempo.

Aunque tomado por sorpresa por el estallido de hostilidades, las FDI se habían preparado meticulosamente para tal eventualidad, habiendo mejorado sus capacidades en los últimos dos años bajo el hábil liderazgo del jefe de estado mayor Aviv Kochavi, especialmente mediante la adopción de tecnologías innovadoras.

Con el final de la guerra, y dada la probabilidad de que se reanuden las hostilidades, las FDI seguramente se esforzarán por incorporar las lecciones de la guerra en sus conceptos operativos actualizados, incluida una posible incursión en tierra profunda en Gaza. En términos más generales, Israel tendrá que volver a examinar el alcance de su capacidad continua para vivir bajo la espada Damocles de Hamás.

Se debe felicitar a las FDI por sus logros operativos en la actual ronda de combates, al igual que a la sociedad israelí por su resistencia y cohesión que trascendieron sus tensiones y divisiones endémicas. Esta impresionante demostración de resiliencia nacional seguramente jugará un papel importante en el manejo del problema de Gaza por parte del gobierno en los próximos meses y años.

El General de División (res.) Gershon Hacohen es investigador senior en el Centro Begin-Sadat de Estudios Estratégicos. Sirvió en las FDI durante 42 años. Mandó tropas en batallas con Egipto y Siria. Anteriormente fue comandante de cuerpo y comandante de los Colegios Militares de las FDI.

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.