La Conferencia de Paz para el Medio Oriente de Paris 15/1/2017 – Un enfoque equivocado que no nos acercará a la paz – Por Gabriel Ben-Tasgal

¿Qué es la Conferencia de Paz de Paris Sobre el Medio Oriente? El 15 de enero de 2017 se reunirán en la capital francesa unos 70 representantes de primer nivel diplomático, invitados por el Presidente de Francia, François Hollande. El objetivo del encuentro es debatir y quizás emitir una conclusión sobre la forma de resolver multilateralmente el conflicto entre palestinos e israelíes. El próximo 17 de enero de 2017 se volverá a reunir el Consejo de Seguridad de la ONU que podría llegar a aceptar las conclusiones adoptadas en la Conferencia de Paris como su programa ejecutivo a implementar, quizás so pena de sanciones para quien no lo cumpliese.

¿Cuál es el problema con el principio de multilateralidad? Una de las partes, Israel, desconfía profundamente sobre la capacidad de un foro internacional de este tipo para promover la paz. Lamentablemente, la intervención de las distintas instancias de la ONU, cuando se trata del proceso de paz entre israelíes y palestinos, ha perjudicado más que ayudado. La decisión de la UNESCO, que borra el demostrado nexo arqueológico e histórico entre el pueblo judío, el cristianismo… y el Monte del Templo para adaptarlo a la narrativa islamista es una muestra de tal papel destructivo. El último ejemplo lo hemos visto en la Resolución 2334 del Consejo de Seguridad de la ONU que contradice preocupantemente las bases aceptadas para el proceso de paz entre las partes (las Resoluciones 242 y 338) y que pretende imponer premisas legales, aunque contradiciendo la Ley Internacional, sobre la base de intereses geopolíticos de los que han aprobado tal Resolución.

¿Cuándo se han logrado acuerdos entre el mundo árabe e Israel? Cuando se han llevado a cabo conversaciones de paz directas entre las partes con una mediación honesta y balanceada. En 1979 Israel y Egipto llegaron a un acuerdo de paz tras conversaciones directas entre Beguin y Sadat con la mediación del Presidente Carter, en 1994 Israel y Jordania llegaron a un acuerdo de paz tras negociones directas entre Rabin y el Rey Hussein bajo el auspicio del Presidente Bill Clinton y en 1993 y 1995 se llegaron a acuerdos para una Autonomía Palestina primaria y ampliada cuando se realizaron negociaciones directas entre el Primer Ministro israelí Itzjak Rabin y el líder de la OLP Yasser Arafat. La historia nos demuestra una y otra vez que cuando Paris, Moscú, México, Madrid o Nueva Zelandia pretenden decidir en lugar de las partes interesadas directamente, se ahuyentan y hasta se bloquean los incentivos para negociar directamente.

¿Cuál es el gran error legal de la Resolución 2334 del Consejo de la ONU como una muestra del multilateralismo perjudicial? 1- Establece que tras la guerra de 1949 es estableció una frontera cuando lo que se fijó fue una línea de cese de fuego entre Israel y Jordania, 2- Establece políticamente que los territorios en disputa de Judea y Samaria (Cisjordania o West Bank) son territorios ocupados por lo que fija artificialmente que existía un estado antes de 1967 llamado “Palestina” o que ese mismo estado era “Jordania” (que anexó dichos territorios aunque solamente dos países reconocieron tal acto). Las Resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU no establecen la Ley Internacional aunque pueden servir de base para sentencias en cortes de justicia. Establecer de forma tan evidente la Ley Internacional en base a motivaciones tan claramente “políticas” nos condena a una anarquía y a un “no respeto” de las normas internacionales.

¿Cuál es el gran error político de la Resolución 2334 del Consejo de la ONU como una muestra del multilateralismo perjudicial? Al igual que la presente Conferencia de Paz de Paris, tales resoluciones multilaterales fomentan la intransigencia del socio palestino. Más aún, otorga un visto bueno al movimiento neo-antisemita BDS que pretende aislar y sancionar a Israel a fin de hacer más accesible su destrucción física y que ha sido catalogado por distintas cortes de justicia en países occidentales (Francia, Inglaterra, Estados Unidos) como una manifestación antisemita e ilegal por su naturaleza discriminatoria. A fin de concretar el tan deseado Estado Palestino, Israel exige el “punto final al conflicto” y eso debe ocurrir vía el reconocimiento del Estado de Israel como hogar nacional del pueblo judío. Mahmud Abbas y su gobierno rechazan categóricamente poner punto final al conflicto, dejando la puerta abierta para futuras exigencias ligadas a irredentismos territoriales en donde viven ciudadanos árabes israelíes (dentro de Israel pre-1967), derecho al retorno de hijos y nietos de refugiados palestinos dentro de Israel (modificando su conformación demográfica para así aumentar su inestabilidad social interna) y permitiéndose continuar con la incitación y educación al odio de las futuras generaciones de palestinos. Tras ocho años de gobierno de Barack Obama en Estados Unidos, una administración que ha impulsado una visión en concordancia a la Resolución 2334, lo único que se ha logrado es alejar a la dirigencia palestina de la mesa de negociaciones. Israel ha declarado congelar la construcción de casas más allá de la línea verde durante 10 meses, siguiendo los consejos occidentales, y aun así no han  logrado convencer a los palestinos de sentarse a negociar con Israel.

¿Cuál es el gran error “fáctico” de la Resolución 2334 del Consejo de la ONU como una muestra del multilateralismo perjudicial? Suponer que los asentamientos son el gran problema para alcanzar un acuerdo de paz y que la multiplicación de los israelíes que habitan más allá de la línea verde de 1949 nos condenan a un Estado binacional. Existen dos falsedades “fácticas” en tal perspectiva. 1- La mayoría de los israelíes (80%) que viven más allá de la línea verde están concentrados en el 6% del territorio en bloques territoriales pegados a la línea verde y en el anillo de barrios de Jerusalén. Llegado el momento, Israel ha manifestado su disposición a desmantelar colonias aisladas (20% de las personas) para llegar a un acuerdo de paz final. 2- Lo que ha sucedido hasta el momento es que Israel y los palestinos se van separando y no que se acercan a un “estado binacional”. Oslo B establece que los territorios A y B están bajo administración y dominio palestino (allí viven el 95% de los palestinos de Cisjordania aunque representa el 40% del territorio). La totalidad de la Franja de Gaza ha sido entregada a los palestinos tras la Retirada israelí unilateral del 2005 por lo que 3.800.000 de 4.000.000 de los palestinos (95%) están siendo gobernados por líderes palestinos en estos mismos momentos.

¿Cuál ha sido la última oferta de paz israelí a los palestinos en el marco de negociaciones directas? Ocurrió antes de estos últimos ocho años de multilateralidad perjudicial. A mediados del año 2008 el Primer Ministro israelí Ehud Olmert le presentó a su par palestino Mahmud Abbas una propuesta de paz final para el conflicto palestino israelí basada en los siguientes puntos: 1- Israel se quedaría con el 6% del territorio de Judea y Samaria, en los bloques territoriales, para así dejar en sus casas al 80% de los israelíes habitantes de los territorios en disputa, 2- Israel compensaría con una cifra similar a los palestinos con territorios dentro del estado de Israel pre-1967 (por lo que recibirían 100% del territorio), 3- Una carretera para los palestinos uniría Gaza con Cisjordania asegurando la continuidad territorial, 4- Jerusalén se dividiría de acuerdo al plan de Bill Clinton, los barrios judíos (incluso más allá de la línea verde) para los judíos y los árabes para el estado palestino, división de la ciudad vieja de Jerusalén (los barrios judío y armenio para Israel y los más grandes, los barrios cristiano y musulmán para Palestina). El Monte del Templo se dividiría así… todo lo que está arriba, sobre el Monte, para los musulmanes y el Muro de los Lamentos que está abajo para los judíos. Como puede constatarse, ya existe una solución territorial a un conflicto que no es territorial.

¿Qué pregunta no se hace la comunidad internacional cuando se trata de los palestinos? No se cuestionan muchas cosas, entre ellas los inauditos niveles de corrupción, la incitación al terrorismo desde los medios de comunicación oficiales y la falta de democracia para un Abbas que ha sido elegido Presidente en 2005 y no ha vuelto a llamar a elecciones. Por sobre todo, la opinión pública se queda con un dato importante… la mayoría de los palestinos y de los israelíes está de acuerdo que la solución pasa por crear dos estados, Palestina e Israel. Aproximadamente el 75% de los israelíes acepta la creación de un estado palestino o lo desea. Una cifra un tanto inferior la vemos entre los palestinos aunque existe una mayoría. La segunda pregunta es la más importante… cuando se le pregunta a los palestinos si creen que ese estado palestino debe servir de base para seguir luchando contra Israel una importante mayoría responde afirmativamente. Como hemos señalado, no están preparados para poner punto final al conflicto.

¿Quién está preocupado por la división de Jerusalén de acuerdo a las premisas de Bill Clinton? Los cristianos. Los cristianos de Belén son solamente el 8% de la población cuando en 1920 eran más del 70%. Los cristianos en Medio Oriente eran 80 millones en 1920 y hoy son cerca de 10 millones  constantemente perseguidos en Palestina, Irak, Egipto y también en el Líbano. La idea que el Santo Sepulcro, ubicado en el barrio cristiano de la ciudad vieja de Jerusalén, quede en manos de los mismos palestinos que no protegen a los cristianos en Palestina y que en muchos casos los persiguen… preocupa sobremanera.

¿Hasta qué punto la Conferencia de Paz de Paris perjudica promover la paz entre las partes? Paralelamente a la reunión en Paris, Moscú ha citado a negociaciones entre Abbas (Autoridad Palestina) y el grupo terrorista Hamás (calificado como “terrorista” por la comunidad internacional democrática) a fin de formar un gobierno de unidad nacional palestino. El mismo grupo que ha disparado 13.000 cohetes contra civiles israelíes y que vocea su intención, y actúa para borrar la presencia judía en “tierra santa islámica”, el terrorista Hamás, podría formar parte del ente palestino oficial y recibir los “dividendos” de lo que en Paris se decida.

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.