Joseph M. Humire refiriéndose a la participación de Irán en Venezuela – Por Gary C. Gambill (Foro del Medio Oriente)

Joseph M. Humire, director ejecutivo del Centro para una Sociedad Libre y Segura (SLS) y miembro del Foro del Medio Oriente, habló con participantes en un seminario formato (video-conferencia) a través de la red el 8 de mayo en referencia al tema de la participación de Irán en Venezuela.

Irán y su agente-estado chiita libanés Hezbollah han estado muy involucrados en Latinoamérica durante mucho tiempo. La presencia de grandes comunidades de inmigrantes libaneses y un débil y frágil estado de derecho han permitido que las empresas criminales ilícitas de Hezbollah prosperen allí.

Progresivamente los iraníes han hecho “cálculos estratégicos” para construir el tipo de presencia que “les permita amenazar a los Estados Unidos de formas que a lo mejor estos no hubiesen podido utilizar para amenazarnos a nosotros en el Medio Oriente”. Sus lazos con el régimen de Maduro en Venezuela los cuales se están expandiendo rápidamente y que se encuentran “geoestratégicamente ubicados en el corazón” de Centroamérica y de Sudamérica, son fundamentales para tales ambiciones. Al igual que el “puente terrestre” que estos poseen a través de Siria es logísticamente vital para su influencia en el Medio Oriente, “Venezuela es su puente aéreo hacia el hemisferio occidental”. En lugar de asociarse principalmente con grupos islamistas, tal como lo hacen en el Medio Oriente, Irán se ha asociado cada vez más con los “carteles de la droga… [y] con las antiguas redes comunistas existentes hoy día”.

La aerolínea iraní Mahan, que ha sido sancionada por el Departamento del Tesoro estadounidense tiene prohibido volar hacia los principales países europeos debido a su función de trasladar al personal del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (CGRI) junto a suministros de Irán a Siria en apoyo al régimen de Assad, ha estado realizando vuelos hacia y desde Venezuela desde que sucedió la crisis presidencial venezolana hace ya más de un año. Según Humire, “al menos 16 vuelos de la aerolínea Mahan Air” han aterrizado en el extremo norte de Venezuela desde el 22 de abril, aparentemente para apoyar el trabajo que se viene realizando en una refinería de petróleo en el lugar, pero “quién sabe exactamente” lo que llevan hasta allá.

Irán ha establecido conjuntamente plantas automotrices y químicas con la industria militar de Venezuela, que Humire cree pudieran proveerle al régimen iraní con productos de doble utilización para su programa de misiles nucleares y balísticos, muy a salvo de las miradas indiscretas de los inspectores internacionales.

En cuanto a lo que Estados Unidos puede hacer al respecto, Humire dijo que es importante reconocer que las posibilidades de que elementos del ejército venezolano den un golpe de estado exitoso contra el régimen de Maduro, como muchos estadounidenses esperan, son “casi nulas”. Esto en parte porque el ejército venezolano es una “institución fallida” y en parte porque los funcionarios del régimen han “creado milicias siendo estas su propia versión similar al Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica [de Irán] para poder disuadir cualquier tipo de levantamiento militar que pueda suceder”. Por lo tanto, “no es sorprendente que haya habido al menos seis o siete intentos de revuelta militar esencialmente desde el año 2017 y que todos estos intentos de hecho han fracasado”.

Lo que Estados Unidos puede hacer en la región es “construir un vecindario mejor”:

  • La mejor manera de lidiar con Venezuela no es tratar de hacer algo dentro de territorio venezolano, sino lidiar con la red que existe fuera de Venezuela. Porque, Maduro depende de dicha red. Si esa red desapareciera o se redujera, Maduro caería por su propia cuenta. Este no tiene el capital político verdadero dentro del país. Pero si ha mantenido su férreo control sobre el poder porque su red regional y extra-regional le ha permitido sostenerse en el poder.

Construir un “vecindario mejor” también es fundamental para contrarrestar la influencia iraní.

  • Esencialmente, cuantos más socios tenga Estados Unidos en Latinoamérica, más difícil será para Irán… Es muy posible que nosotros no podamos competir contra Irán en Venezuela, pero podemos competir contra ellos en Colombia. Podemos competir en Brasil, en México. Y por lo tanto debemos centrarnos en los países donde tenemos fuerza en nuestras relaciones… para de esta manera eliminar y expulsar a los iraníes.

La administración Trump ha tenido cierto éxito en esta parte del problema. Bajo presión estadounidense, cuatro países de la región designaron a Hezbollah el año pasado de organización terrorista, dijo Humire y “se esperan muchas más citaciones este año”. Esto tiene implicaciones muy importantes, ya que Hezbollah “se encuentra presente en casi todos los países de Latinoamérica en algún nivel”. La mayoría no son agentes terroristas entrenados, pero eso no los hace menos peligrosos:

  • Ya sea estos sean facilitadores, sean financistas, a fin de cuentas su propósito es el mismo… ser capaces de construir las capacidades asimétricas de Hezbollah en todo el mundo, para de esta manera poder amenazar a Israel dentro de los Estados Unidos. Por lo tanto, sea este un lavador de dinero o un narcotraficante, todo apunta hacia el mismo propósito.

Estados Unidos también necesita combatir la propaganda que señala las operaciones influyentes de Irán en el hemisferio. En Latinoamérica, Irán “no se presenta a sí mismo como una teocracia… este se presenta nada menos que como un movimiento anti-imperialista”:

  • Incluso la forma en que describen su revolución en Latinoamérica, dejan de lado el componente religioso y dicen que en realidad es solo un movimiento social diseñado para proteger los recursos naturales. “Es por ello que realizamos la revolución en Irán porque el Reino Unido se estaba robando todo nuestro petróleo”. Y eso es algo que resuena enormemente en Latinoamérica. Cuando uno habla sobre recursos naturales, cuando hablas sobre anti-imperialismo, eso es algo que resuena muy dentro de la población.

Esencialmente, Irán posee una estación de televisión en español llamada HispanTV, que tiene como objetivo impulsar su propaganda en la región. “Transmiten en español las 24 horas del día en al menos 16 países de Latinoamérica”, dijo Humire.

 

Gary C. Gambill es editor general del Foro del Medio Oriente.

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.