Israel y los judíos deben confrontando los desafíos de Europa (y su antisemitismo) – Por Manfred Gerstenfeld

RESUMEN: Una serie de importantes problemas en los países de Europa Occidental y de la UE enfrentan a Israel y a los judíos. La demonización generalizada de Israel sigue siendo un problema crítico. Lo mismo ocurre con el antisemitismo, la afluencia continua de musulmanes sin ningún tipo de pre-selección, la mayor manifestación de antisemitismo dentro del Partido Laborista del Reino Unido, el crecimiento de la extrema derecha y la izquierda en Francia, y otros temas importantes. Establecer dicho inventario puede proveer una herramienta útil para Israel y las organizaciones judías internacionales en definir su agenda para el 2018.

Imagen de portada: Grafiti antisemita en Klaipeda, Lituania, foto de Beny Shlevich via Wikimedia Commons

Con el propósito de ir tras los desarrollos en el 2018, es útil establecer un inventario parcial de los principales temas problemáticos para Israel y los judíos en los países de Europa Occidental y de la UE.

Un problema central sigue siendo la demonización generalizada de Israel. Las encuestas en nueve países nos dicen que altos porcentajes de sus ciudadanos están de acuerdo con declaraciones tales como “Lo que el estado de Israel le hace hoy a los palestinos no es en principio nada diferente de lo que los nazis le hicieron a los judíos en el Tercer Reich” e “Israel lleva a cabo una guerra de exterminio en contra de los palestinos”. Las estadísticas muestran que en estos países, al menos el 38% de la población está de acuerdo con tales declaraciones. La cifra es más alta en Polonia, con un 63%.

Estos “sentimientos” por parte de ciudadanos europeos no nos dicen nada sobre Israel y sus acciones. Sin embargo, son indicativos de la extrema parcialidad anti-Israel en un número grande de países. En cuanto a Alemania, existen 7 encuestas sobre estas actitudes tomadas del 2004 al 2015. La última, del 2015, encontró que el 41% de los alemanes considera que Israel se comporta tal como lo hicieron los nazis.

En un continente donde la Alemania nazi tenía tantos colaboradores en los países que este ocupó, el gobierno israelí tiene pleno derecho a confrontar a los gobiernos que lo demonizan.

El antisemitismo en varios países de la UE parece estarse expandiendo. Muchos en la institución europea han hecho esfuerzos para suprimir información o evitar mencionar el importante papel de los musulmanes en las agresiones y el odio contra los judíos e Israel. Esto ha retrasado este importante aspecto del antisemitismo de que llegue de manera enérgica al dominio del público europeo.

Una variedad de estudios detallados muestran que el antisemitismo entre los inmigrantes musulmanes y sus descendientes supera con creces el de las poblaciones oriundas de los países europeos. Todos los judíos muertos en Europa occidental este siglo por razones ideológicas fueron asesinados por musulmanes.

Un estudio en el Reino Unido publicado en septiembre, 2017 reveló que el 12.6% de los musulmanes allí poseen una fuerte actitud antisemita, mientras que solo el 3.6% de la población en general tiene tales opiniones. El mismo estudio halló que el 34.7% de los musulmanes del Reino Unido poseen fuertes actitudes anti-Israel contra el 9% de la población general.

Investigaciones entre refugiados recientes de Siria e Irak en Alemania indican sentimientos antisemitas y anti-israelíes mucho más fuertes que en la población local.

La afluencia adicional, sin ninguna pre-selección de musulmanes a Europa significa importar más antisemitas.

La UE ha tomado algunas medidas anti-Israel que son antisemitas, según la definición de la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto. Además, las declaraciones de la UE sobre los acontecimientos en el conflicto palestino-israelí a menudo expresan parcialidad anti-Israel. Uno pudiera concluir que cuanto más débil es la UE, mejor es para Israel.

La situación general de la sociedad en Alemania se ha deteriorado mucho en los últimos dos años debido a la irresponsable política por parte de la Canciller Angela Merkel de darles la bienvenida a los refugiados. En las elecciones de septiembre, 2017 los dos principales partidos del país, los Demócratas Cristianos (CDU) y los Socialdemócratas (SPD), descendieron a sus niveles más bajos desde el año 1949.

En esas elecciones, el AfD, un partido anti-islamista de derecha, se convirtió en el tercero más grande en Alemania. Este no posee un programa constructivo y su liderazgo se está moviendo cada vez más hacia la extrema derecha. Tanto para Israel como para los judíos, hay mucho más de qué preocuparse en la Alemania del 2018 que en la Alemania del 2015.

Ha habido una explosión de expresiones antisemitas en el Partido Laborista del Reino Unido. Es muy posible que el gobierno conservador del país caiga en el 2018 debido a problemas relacionados con las negociaciones del Brexit. El líder laborista Jeremy Corbyn, un facilitador del antisemitismo que llama a Hezbollah y a Hamás sus amigos, bien pudiera ganar las próximas elecciones.

La situación de los judíos en Francia pudiera llamarse “negativamente estable”. Dos candidatos en las elecciones presidenciales del 2017, el ultraderechista Marine Le Pen y el izquierdista extremista Jean-Luc Melenchon, juntos recibieron el 40% de los votos. Ambos niegan que Francia sea responsable de los crímenes extremadamente antisemitas perpetrados por el gobierno de Vichy en tiempos de guerra. Este es un gigantesco retroceso, ya que el Presidente francés Emmanuel Macron y sus tres predecesores han admitido tales responsabilidades.

Los partidos de extrema derecha en el nuevo siglo, se han vuelto más importantes en una variedad de países europeos. El terrorismo musulmán los ha fortalecido. Aquellos de estos partidos que desean participar en el gobierno generalmente moderan sus posturas oficiales de alguna manera. Tal actitud permitió la entrada del FPÖ derechista en el gobierno austríaco a finales del 2017.

Suecia sigue siendo un país problemático tanto para sus judíos como para Israel. Uno de los peores incidentes antisemitas que se produjo en Europa en el 2017 fue el atentado a una sinagoga en la segunda ciudad más grande del país, Gotemburgo, mientras se desarrollaba dentro de esta una actividad juvenil. Otros atentados han ocurrido en Malmö, la tercera ciudad más grande del país y ampliamente considerada la capital del antisemitismo europeo. La mayoría de los perpetradores son musulmanes. Después del ataque de Gotemburgo, el primer ministro sueco Stefan Löfven se vio obligado por las circunstancias a condenar el antisemitismo. Incluso indicó que los inmigrantes juegan un papel en ello.

La situación en los Países Bajos, en lo que respecta a Israel y al antisemitismo, suele ser menos grave que en la mayoría de los países mencionados. Sin embargo, en el año 2017, este se hizo aún más evidente que en el pasado ya que la policía y el poder judicial son parcialmente disfuncionales en el trato directo a incidentes antisemitas.

En Suiza, un problema particular enfrenta a la comunidad judía. Las autoridades han descubierto que las instituciones judías son blanco del terrorismo, pero estas se niegan a pagar por los servicios de seguridad para las sinagogas y las instituciones judías. Dado que las autoridades si proveen tal seguridad para varios de los objetivos potenciales no judíos, esto refleja una política discriminatoria.

La anterior lista incompleta puede proveer una herramienta útil para las autoridades de Israel y las organizaciones judías internacionales en definir su agenda del 2018.

 

 

El Dr. Manfred Gerstenfeld es ex-presidente del Comité Directivo del Centro de Asuntos Públicos de Jerusalén. Este se especializa en las relaciones Israel-Europa Occidental y los temas de antisemitismo y anti-sionismo y es autor del libro ‘La Guerra de un Millón de Cortes’.

Comentarios

Recientes

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.