Israel fracturada en temas de fe, política y sociedad – Por Lauren Markoe

Más de tres cuartas partes (76 por ciento) de los judíos israelíes creen que su país puede ser, a la vez, judío y democrático, una visión rechazada por la mayoría de los musulmanes y los cristianos israelíes, según un nuevo estudio publicado por la sede en Washington del Pew Research Center (el martes 8 de marzo 2016).

El informe también pone de relieve la precaria relación entre los judíos y los árabes en Israel, con casi la mitad (48 por ciento) de los judíos israelíes que favorece la expulsión o el traslado (transfer) de los árabes de la nación. “El estudio revela profundas divisiones religiosas en la sociedad israelí, no sólo entre los judíos y árabes, sino también entre los judíos”, dijo Alan Cooperman, director de investigación del Pew religión.

Entre otros hallazgos del informe: Si bien casi todos los Judios de Israel dicen que son judíos, la mitad (49 por ciento) se consideran seculares, incluso en la medida que se involucran en alguna práctica religiosa judía. Y uno de cada cinco israelíes judíos no profesan ninguna creencia en Dios. “Casi todo lo que encontramos en el informe es una enorme brecha entre los ultra-ortodoxos y los judíos seculares”, dijo Neha Sahgal, investigador en la encuesta, “la sociedad de Israel está religiosamente dividida”, y esto lo basan en entrevistas cara a cara de más de 5.600 judíos israelíes, musulmanes, cristianos y drusos.

Division

Los seculares judíos de Israel, por ejemplo, dicen que se sienten más incómodos con la idea que su hijo se case con un judío ortodoxo, más incomodo aún que se case con un cristiano. En cuanto a si a los árabes se les debe permitir vivir en el estado judío, Cooperman aclaro que Pew hizo la pregunta en términos generales, ya que sus investigadores conocen que no hay ninguna propuesta oficial israelí de expulsar a los árabes. Al mismo tiempo, “se trata de una idea que se ha planteado y se ha puesto muy de moda desde hace más de una década”, dijo. “Todo lo que podemos decir es que la idea general del transfer o expulsión se ha dividido de manera uniforme entre la opinión pública israelí”.

Los árabes en Israel son mayoritariamente musulmanes y representan el 14 por ciento de la población. Los árabes cristianos representan el 2 por ciento.

Democracia_Judia

En cuanto al carácter de Israel, el estudio encontró que el 62 por ciento de todos los judíos de Israel creen que los principios democráticos deben superar la ley judía (Halajá) cuando dos principios están enfrentados. Pero entre los “Jaredim” en Israel, o los judíos fervientemente ortodoxos, el 89 por ciento cree que la ley judía debe prevalecer sobre los principios democráticos. El mismo porcentaje de judíos seculares – o “Jilonim” – afirman que los principios democráticos deben imponerse a la ley religiosa.

Los judíos israelíes ven a la democracia como compatible con el estado judío… aunque están divididos sobre si los principios democráticos o si la ley religiosa deben tener prioridad.

Cuando se cuestiona el carácter judío y democrático de Israel a personas que no son judías en Israel – el 19 por ciento de la población del Estado judío – el 63 por ciento de los musulmanes y el 72 por ciento de los cristianos afirman que Israel no puede ser, a la vez, judía y democrático.

El informe también encontró consenso entre los judíos israelíes, sobre todo en la idea de la nación como un santuario de protección para los Judios. Casi todos (98 por ciento) coinciden en que los judíos de todo el mundo tienen derecho a la ciudadanía de Israel. Esta creencia está vinculado a otro concepto compartido por más de 9 de cada 10 judíos de Israel: que Israel, fundada en 1948 en la estela del Holocausto, es necesaria para la supervivencia a largo plazo del pueblo judío.

Democracia

El estudio de Pew se produce tres años después del lanzamiento de su “Retrato de los judíos estadounidenses”, una encuesta que sorprendió a muchos por su conclusión que la mayor parte de los judíos norteamericnaos consideran que su judaísmo está más arraigado como su cultura que como su práctica religiosa antigua. Los dos estudios de Pew profundizan en las creencias de un 80 por ciento de los 14 millones de Judios del mundo, e invita a hacer comparaciones entre las dos comunidades nacionales más grandes, que son de un tamaño más o menos equivalente (la de Israel y la de EE.UU.).

“Hay profundos lazos entre los judíos en los dos países”, dijo Cooperman. La mayoría de los judíos de Israel (59 por ciento), por ejemplo, afirman que los judíos de América tienen una buena influencia en la forma en que las cosas van en Israel.

Religiosamente, sin embargo, los judíos estadounidenses e israelíes muestran una marcada distinción. Los judíos ortodoxos constituyen aproximadamente 1 de cada 5 israelíes, pero sólo 1 de cada 10 estadounidenses judíos. Y mientras los judíos israelíes son más propensos a gravitar hacia los extremos – muy o casi muy religiosos – los judíos americanos tienden a posicionarse en un término medio.

Los porcentajes más altos de los israelíes dicen que van a la sinagoga, encienden las velas del Shabat y mantienen o respetan la comida kosher. “Pero también hay una paradoja”, dijo Cooperman. “En cierto modo, los judíos israelíes también son menos observantes que los judíos norteamericano en su conjunto”. Por ejemplo, la parte de los judíos israelíes que dicen que nunca van a la sinagoga es mayor que la de sus pares en norteamerica, 33 frente al 22 por ciento. Y alrededor de un tercio de los judíos norteamericanos (35 por ciento) dicen que asisten a la sinagoga “un par de veces al año, en las altas fiestas”, es más alta que el 14 por ciento de los judíos de Israel que afirman lo mismo.

Una de las características del nuevo estudio es la ruptura existente entre los judíos de Israel en cuatro subgrupos, o categorizaciones, que evidencian cómo la práctica religiosa se correlaciona con los puntos de vista sobre una serie de cuestiones urgentes de la sociedad. Estas agrupaciones no son análogas a los que se describen entre los judíos estadounidenses.

Entre los “Jaredim” en un polo (9 por ciento de los judíos de Israel), y los Jilonim (49 por ciento) en el otro, la encuesta utiliza otras dos categorías. Los “datim” (13 por ciento) son los judíos ortodoxos que se involucran mucho más que los Jaredim en la sociedad y los “Masortim” (29 por ciento) se sitúan entre la ortodoxia y el laicismo que se traducen como tradicionalistas.

Así es que en una pregunta sobre la ley judía y la sociedad – por ejemplo, sobre si el transporte público se debe detener en Shabat – las respuestas varían notablemente entre los cuatro subgrupos. Mientras que el 96 por ciento de los Jaredim favorece este cierre, los otros grupos están menos de acuerdo – 85 por ciento de los Datim, 44 por ciento entre los Masortim y el 6 por ciento entre los Jilonim.

Más diferente son las respuestas entre los judíos de Israel y los árabes en algunas de las cuestiones más fundamentales de la vida israelí. Por ejemplo: el 42 por ciento de los judíos israelíes dicen que los asentamientos de Cisjordania ayudan a la seguridad de Israel y 30 por ciento dicen que estas comunidades judías perjudican al país. Frente a ellos el 29 por ciento de los israelíes musulmanes dicen que ayudan y el 61 por ciento dice que perjudican. Y, paralelamente, el 21 por ciento de los judíos de Israel dicen que hay “mucha discriminación contra los musulmanes” en Israel, el 79 por ciento de los árabes israelíes sostienen este mismo punto de vista.

Otros hallazgos del informe incluyen:

– Alrededor de un tercio de los hombres judíos en Israel dicen que llevan una kipá u otra cobertura de la cabeza que denota respeto a Dios.

– Alrededor de la mitad de los judíos de Israel son Ashkenazim, con raíces ancestrales en Europa central u oriental, y la otra mitad es Sefardí o Mizrahi, con raíces en España, el Mediterráneo y Oriente Medio.

– Los musulmanes en Israel son, en general, más religiosos que los judíos de Israel – casi 7 de cada 10 musulmanes (68 por ciento) dicen que la religión es muy importante en sus vidas – pero menos religiosos que los musulmanes que viven en muchos otros países de la región.

El informe, financiado en parte por la Fundación de la Familia Neubauer, tiene un margen de error de más o menos el 3 por ciento entre los judíos de Israel, más o menos el 6 por ciento entre los musulmanes israelíes, más o menos del 9 por ciento entre los cristianos israelíes y más o menos el 11 por ciento entre los drusos en Israel.

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.