Irán posee toda la tecnología para hacer un arma nuclear- Edwin Black

24 de noviembre 2014, es un plazo final para que Irán, Israel, Estados Unidos y el mundo traten con el programa de armas nucleares iraní. Desde Estados Unidos, Wendy Sherman, quien encabeza las negociaciones, ha descrito las conversaciones como “un bosque de desconfianza”. Al mismo tiempo, ella declaraba: “Nuestra conclusión es inequívoca… Irán no deberá, no podrá obtener un arma nuclear”. Frente a este telón de fondo, los medios de comunicacion han dado a conocer una correspondencia secreta entre la Casa Blanca de Obama y el líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei – ocultadas incluso a los líderes del Congreso y, posiblemente, a los aliados más cercano de los Estados Unidos, incluyendo Israel.

Mientras el mundo reflexiona sobre la capacidad de Irán para enriquecer más kilogramos de uranio, la preocupación subyacente no es tanto sobre el proceso de enriquecimiento en sí mismo, sino sobre el producto final: una cabeza nuclear. Irán ha estado desarrollando su cabeza nuclear militar durante dieciséis años. El diseño está cerca de haber sido perfeccionado.

Comparemos el proceso con el de la pólvora. Para utilizar la pólvora, es necesario cargarla en un cartucho, cargar el cartucho y colocar una bala en un rifle, y luego encontrar un tirador. Irán ha dominado casi todos esos pasos en términos nucleares.

Los cuatro logros tecnológicos son claves para completar el arma nuclear de Teherán:

1) El aumento de sus posesiones de suficientes materiales nucleares, sumamente enriquecidos, en un grado militar del 90%;

2) Mecanizado de ese material dentro de un metal para hacer una ojiva esferoide para que pueda caber en una ojiva de misiles;

3) El desarrollo de un mecanismo de disparo para iniciar la explosión atómica en un momento preciso durante la reentrada de los misiles;

4) Y, por supuesto, un sistema de suministro fiable (el misil).

Comencemos con el material nuclear. Los expertos estiman que una sola bomba nuclear requeriría aproximadamente 25 kilogramos de uranio altamente enriquecido con una concentración de U-235 de por lo menos el 90 por ciento. Gran parte del enriquecimiento nuclear de Irán se mantiene en un 3,5% y en un 20%. Pero las cifras son engañosas. El enriqueciendo a un 3,5% es hacer el 75% de la tarea para llegar a un nivel militar en el proceso. Una vez que Irán haya alcanzado el 20%, habrá recorrido ya el 90% de la distancia. Hoy en día, Irán posee suficiente material nuclear para un rápido “break-out” que termine el trabajo, creando suficiente material para cinco o diez bombas en unas seis semanas.

En segundo lugar, ese metarial nuclear militar debe ser metalizado para conformar un esferoide denso lo suficientemente compacto como para caber en una ojiva de misiles (lo conocido como torta amarillo). Irán ha dominado las técnicas metalúrgicas utilizando otros metales de alta densidad tales como el tungsteno, que han sido detonadas en un test, en una cámara especial para medir su carácter explosivo.

En tercer lugar, el esferoide debe ser detonado. El diseño de la cabeza nuclear de Irán emplea un generador de descargas R265 con perforaciones de 5 mm repletas de tetranitrato de pentaeritritol (PETN), un fuerte explosivo orgánico muy usado por terroristas. Cuando se dispara con precisión, la matriz de PETN puede causar una masiva implosión sincronizada. Eso enciende un puente interno que a su vez acciona un iniciador de neutrones incrustado para detonar una reacción atómica y la nube de hongo. Esta secuencia de dispositivos ha sido ensamblada y probada. Irán tiene unos 500 puentes explosivos de éste tipo.

En cuarto lugar, la cabeza nuclear debe ser “enviada”. La ojiva del misil Shabab-3 ojiva es lo suficientemente grande para ubicar allí una cabeza militar nuclear. El radio exterior de un generador explosivo de una ojiva R265 es de 550 milímetros, menos que el diámetro de la cámara de carga útil (del misil) estimada en unos 600 milímetros. Por encima de todo, el ejército iraní ha seleccionado el Shabab-3 no sólo porque posee un rango de 1.200 kilómetros, sino que debido a que puede ser detonado en una explosión en el aire a unos 600 metros fuera del lugar de re-entrada en tierra. Se utilizó la altura de 600 metros en la explosión de Nagasaki. Un arma de este tipo no debe ser estrellada contra el suelo. Debe ser detonada mientras todavía se encuentra en el aire. Irán tiene una pequeña flota de misiles Shahab-3.

Por lo tanto, la acumulación metronómica de material nuclear por parte de Irán no es sólo es una empresa física ambigua, es algo que debería preocupar mucho a Occidente. Es parte de un plan nuclear que la comunidad internacional debería estar decidida a abordar.

Publicado en http://www.algemeiner.com/2014/11/09/iran-possesses-all-the-technology-for-a-nuclear-weapon/

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.