Intelectual palestino alaba la democracia israelí: “Los palestinos deben aprender de Israel y de los árabes israelíes sobre cómo manejar la controversia”

Tras las recientes elecciones israelíes, Imad Al-Falouji, jefe del Instituto para el Diálogo Intercultural que tiene su sede en Gaza, escribió un artículo titulado “La Democracia de Israel y Nuestra Anarquía”. Falouji es un ex miembro de Hamas que se alejó del movimiento en 1996 y que luego se desempeñó como ministro de información y como asesor bajo Yasser Arafat. En su artículo elogió la forma en que Israel maneja la controversia, y también elogió a los partidos políticos israelíes por preocuparse por el bienestar de los ciudadanos y por dominios tales como la economía, la educación y la seguridad; esto, en contraste con las partes palestinas que dijo, se preocupan principalmente de la tribuna política y no buscan soluciones a los problemas cotidianos del pueblo. Este hizo un llamado a los palestinos para que emulen a los árabes israelíes que unieron sus filas con el fin de lograr un cambio.

Lo siguiente son extractos de su artículo: [1]

“No existe vergüenza en ver la realidad tal como es, ni sabiduría en convertirse en expertos [sólo] en maldecir y desprestigiar a nuestro enemigo. Sé lo difícil que es comparar la situación interna palestina – la conformación de nuestra política, las relaciones internas entre nosotros y nuestros modos de resolver nuestras diferencias – con la situación interna del enemigo que ocupa nuestras tierras, usurpando nuestros lugares sagrados y negándonos nuestros derechos más mínimos. Pero este enemigo nos está demostrando a nosotros y a la comunidad internacional que, a pesar de su tiranía y agresión, nos supera en muchos aspectos que ya no están ocultos a ningún observador que posee un grado mínimo de objetividad…

“Cualquiera que examine la entidad israelí se sorprende por el grado de desacuerdo interno en todos los temas entre los [sectores] religiosos y seculares, y [también] por los desacuerdos dentro de los sectores. Poseen una derecha [política], centro e izquierda… y toda percepción tiene defensores y opositores y toda persona mayor posee un expediente de cargos [completo] en su contra, pero, a pesar de todo esto, han aprobado leyes que rigen [el manejo de] estos desacuerdos y establecen un objetivo común: la de servir al Estado de Israel y al pueblo de Israel. Se las arreglan para utilizar los desacuerdos internos como una fuente de fuerza…

“Pero nosotros, ‘los poseedores de la verdad’ – observamos lo que nos está sucediendo. Nos ponchamos en todas direcciones sin un acuerdo sobre algún plan o propósito. Cada partido o grupo tiene su propio plan y meta. No creemos en un medio de unificación. Renunciamos a todas las leyes y estatutos, y hemos destruido todo lo que nos unía. Cada grupo afirma poseer la verdad absoluta y [presenta] a los otros [creencias] como mentiras absolutas. No poseemos la capacidad de escuchar al otro. La anarquía gobierna el día: la anarquía política, económica, social e incluso la conceptual.

“Echemos un vistazo a las plataformas de campaña de los partidos israelíes, y en lo que se centraron. Todos ellos coincidieron en la necesidad de servir al pueblo en el nivel socio-económico, promover el empleo, cultivar la familia y resolver sus problemas, erradicar el desempleo, promover la educación y lograr la seguridad para todos los ciudadanos. Estos no se centran tanto en el combate político y en la grandilocuencia vacía.

“Pero en nuestra [arena política], todos hablan sobre política y los asuntos generales de [política] exterior, y sólo rara vez un partido se preocupa por sí mismo con mejorar la vida del pueblo y resolver las crisis internas de las cuales sufren. Por otra parte, nadie propone soluciones a nada.

“Sé que esta comparación es difícil y puede hacer rabiar a los que se niegan a enfrentar la cruda realidad. Pero no existe otra alternativa que decir estas cosas. Tal vez algunos de nosotros despierten y aprovechen la oportunidad de mejorar nuestra situación. Nuestros hermanos los palestinos dentro [es decir, los árabes israelíes] han creado un modelo de unidad [uniendo todos sus partidos políticos en el Knesset] y han demostrado con ello que nosotros [los palestinos] somos ​​capaces de cambiar cuando nos damos cuenta del peligro, y que sin embargo existen esperanzas”.

 

Nota al final:

[1] Amad.ps 18 de marzo de 2015.

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.