Informe: La Administración Trump desea enviar a los palestinos un mensaje… “el tiempo no está jugando a vuestro favor” – Por Barney Breen-Portnoy (Algemeiner)

El gobierno de Trump desea enviar a los palestinos un mensaje que el tiempo no está jugando a su favor, así informó el viernes el sitio de noticias hebreo Nrg, citando fuentes anónimas del gobierno estadounidense.

La esencia del mensaje, dijeron las fuentes, es que si los palestinos no cooperan con el gobierno de Trump, se le dará a Israel mano libre para construir más asentamientos e incluso aplicar la soberanía sobre partes de Cisjordania.

Según el informe de Nrg, el embajador israelí en EE.UU. Ron Dermer ha iniciado conversaciones preliminares con Jason Greenblatt, representante especial del presidente Donald Trump para negociaciones internacionales, sobre el tema de la construcción de asentamientos. Se mantienen grandes diferencias entre las posiciones israelíes y estadounidenses sobre este tema, dijo Nrg, y aún no se han alcanzado acuerdos.

La administración Trump, reveló las fuentes estadounidenses a Nrg, está tratando de volver a la política estadounidense anterior, antes de la era de Obama, de otorgar un reconocimiento parcial a la construcción de asentamientos, es decir, condenándolas solo ocasionalmente. Al mismo tiempo, informó Nrg, la administración Trump quiere que Israel frene la construcción de asentamientos para así aplacar a los aliados árabes de Estados Unidos y demostrarles a los palestinos que Estados Unidos no está adoptando un enfoque unilateral a favor de Israel.

Dermer, dijo el informe, estuvo en Israel esta semana para una conferencia anual del Ministerio de Relaciones Exteriores, en la que dijo que las relaciones con el gobierno de Trump eran mucho más cómodas de lo que habían sido con la administración anterior.

Sin embargo, declaró, el pedido público de Trump al primer ministro Binyamin Netanyahu, en la conferencia de prensa conjunta de la Casa Blanca el mes pasado, para “detener los asentamientos por un tiempo” sorprendió a Israel.

Dermer también señaló que el gobierno Trump no movería la Embajada estadounidense en Israel desde Tel Aviv a Jerusalén, lo que fue una promesa de campaña de Trump.

En una reunión de la bancada del Likud esta semana, Netanyahu le dijo a otros miembros del partido que Israel “no tiene un cheque en blanco” de los Estados Unidos con respecto a la construcción en los asentamientos.

Mientras tanto, una nueva encuesta del Centro de Comunicaciones y Medios de Comunicación de Jerusalén, publicada este jueves, muestra que la elección de Trump ha hecho que el 53,7% de los palestinos sean más pesimistas sobre la resolución del conflicto con Israel, con sólo un 4,7% que se muestran más esperanzados.

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.