Hospital virtual israelí da salud y esperanza a los palestinos – Por Maayan Jaffe-Hoffman (Jerusalem Post)

El Hospital Universitario Samson Assuta Ashdod inauguró una nueva clínica para los árabes que viven en los territorios. Su principio rector es “queremos llevar salud a todos”.

Un hospital  israelí ubicado a solo 21 kilómetros de la frontera de Gaza que trata regularmente a las víctimas de los ataques terroristas palestinos ha lanzado una clínica virtual para árabes de los territorios palestinos.

El Hospital Universitario Samson Assuta Ashdod abrió la clínica el verano pasado, utilizando tecnologías avanzadas de telemedicina para tratar a los palestinos a través de Internet. Ahora, también está trayendo pacientes de Cisjordania y Gaza al hospital. 

“No importa cuál sea la situación política o cuánta tensión haya, somos persistentes en el hecho  que queremos brindar salud a todos”, dijo el profesor Adi Leiba, director del Instituto de Nefrología e Hipertensión de Assuta y subdirector del hospital. “La política permanece fuera de los muros del hospital. Trabajamos para brindar la mejor atención médica posible a cada persona”.

El Prof. Adi Leiba y el Dr. Yahya Jaber se reúnen con pacientes en el hospital virtual (Crédito: Marina Levin, Hospital Assuta Ashdod)
El Prof. Adi Leiba y el Dr. Yahya Jaber se reúnen con pacientes en el hospital virtual (Crédito: Marina Levin, Hospital Assuta Ashdod)

Leiba fundó la clínica con su colega palestino, el Dr. Yahya Jaber, residente de Belén. Antes de unirse a Assuta hace tres años, Leiba se desempeñó como oficial superior en el Cuerpo Médico de las FDI, ubicado en Cisjordania.

“Mientras estaba en las FDI, pensé que sería prudente servir no solo a los soldados y los israelíes que vivían en el área, sino también a los palestinos”, dijo Leiba. “Entonces, comencé a construir conexiones con médicos palestinos”.

Leiba alimentó esas relaciones hasta que pudo comenzar la nueva clínica en Assuta en colaboración con Project Rozana. El Proyecto es una organización internacional sin fines de lucro que trabaja para generar un mejor entendimiento entre israelíes y palestinos a través de esfuerzos relacionados con la salud.

La clínica Assuta es única porque abarca todos y cada uno de los campos de la medicina, con una atención adaptada a las necesidades de cada paciente. 

Una línea telefónica está a cargo de Jaber, quien se formó en Ucrania y habla árabe, hebreo y ruso. Jaber, de 35 años, trabaja con Assuta desde hace cinco años y conoce bien a los médicos que trabajan allí. Cuando llama un paciente, Jaber filtra la llamada para obtener una comprensión de las necesidades de la persona que llama. Luego, trabajando con un coordinador, establece una cita. También puede consultar directamente con colegas para ayudar a garantizar que los pacientes reciban los tratamientos correctos. 

Además, el enfoque en la atención basada en video que utiliza las últimas tecnologías facilita que los palestinos aprovechen el programa. Para aquellos que quieran venir físicamente al hospital, se pueden arreglar permisos especiales con la ayuda de Assuta. 

“Hay muchos pacientes que quieren recibir la atención de alta calidad que ofrece el sistema de salud israelí, pero hasta ahora no han podido”, explicó Jaber. “La atención médica que brinda la Autoridad Palestina no es tan buena como en Israel. Queremos ayudarlos”.

Según un informe de 2022 de la Organización Mundial de la Salud, la población palestina asciende a 5,35 millones de personas, incluidos 3,18 que viven en Cisjordania y Jerusalén Este y 2,17 millones que viven en la Franja de Gaza. La mayoría (70%) de los habitantes de Gaza se consideran refugiados, mientras que poco menos de un tercio de los residentes de Cisjordania tienen estatus de refugiado.

Hay otros 3,4 millones de refugiados palestinos que viven en Jordania, Líbano y Siria, según el informe.

El 90% de los palestinos que se consideran refugiados que viven en Cisjordania y el 100% de los refugiados que viven en Gaza informan que sus hijos no gozan de una salud óptima, según la ONG Anera.

Leiba dijo que el equipo desarrolló programas de radio y anuncios de Internet en árabe para ayudar a correr la voz en Cisjordania y Gaza. Muchos pacientes también son referidos a Assuta de boca en boca. 

“Cada paciente es una historia y cada paciente recibe la mejor atención médica. Recientemente, una mujer joven de Ramallah desarrolló repentinamente una enfermedad renal y tenía orina en su proteína”, recordó Leiba. “Ella solo tenía 30 años y necesitaba ayuda. Hicimos una biopsia de riñón y proporcionamos el tratamiento esencial. Ahora está curada”.

Los palestinos pagan de forma privada por su atención, dijo Leiba, pero el hospital ha trabajado para reducir el precio de los servicios y cobra lo mismo que cobran las HMO locales. 

Leiba y Jaber esperan que la clínica de Assuta sea la primera de muchas de su tipo que pueda atender a la población palestina necesitada.

“Siempre hay desafíos”, dijo Leiba. “ Pero cuando la gente se encuentra, cuando hay una interacción personal, eso triunfa sobre todo. Queremos trabajar junto con nuestros vecinos ”.

El autor brinda comunicaciones estratégicas y servicios de redes sociales al hospital.

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

https://www.jpost.com/health-and-wellness/article-724878?

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.