Hamás le pagó a la familia para decir que el bebé fue asesinado con gases lacrimógenos, afirma un sospechoso de terrorismo de Gaza – Por Jacob Magid (Time of Israel)

Mahmoud Omar, acusado de varias acciones relacionadas con el terrorismo, dijo a sus interrogadores que su prima de 9 meses, Leyla, tenía una enfermedad sanguínea fatal que se presenta en la familia.

Un palestino de 20 años acusado este jueves por cargos relacionados con el terrorismo dijo a los investigadores israelíes durante su interrogatorio que el líder de Hamás, Yahya Sinwar, pagó a sus parientes para informar falsamente a los medios que su prima bebé murió por los gases lacrimógenos.

El 28 de mayo, las fuerzas de las FDI arrestaron a Mahmoud Omar junto con otro miembro del brazo armado de Fatah, las Brigadas de Mártires Al-Aqsa, después de que intentaron infiltrarse en Israel y que incendiaron un puesto de las FDI no habitado, afirmó la acusación del Fiscal del Distrito Sur en su contra.

Omar había estado actuando como el vigía mientras otros dos miembros de su escuadrón debían atravesar la cerca para cruzar hacia Israel. El grupo no logró llevar a cabo el ataque cuando cayeron bajo el fuego de las FDI. Las fuerzas israelíes capturaron a Omar y a otro cómplice, mientras que el tercer atacante logró huir, según la acusación.

Durante su interrogatorio, Omar les dijo a los interrogadores los detalles del ataque planeado y detalló su participación en otras actividades relacionadas con el terrorismo.

El sospechoso también reveló que estaba emparentado con Layla Ghandour, una bebé de nueve meses cuya muerte, el 14 de mayo, se informó que había sido causada por la inhalación de gas lacrimógeno rociado por las fuerzas israelíes en los manifestantes de la frontera con Gaza. La historia de la muerte del bebé a manos de Israel ocupó los titulares y fue transmitida por los canales de noticias de televisión en todo el mundo.

Según la acusación, Omar dijo a las autoridades que dos semanas antes de su arresto, él estaba entre los 40,000 habitantes de Gaza que participaron en las protestas del 14 de mayo en la frontera cuando su madre llamó para informarle que su prima había muerto.

Al llegar a casa poco después, le dijeron al sospechoso que Layla había muerto de una enfermedad sanguínea similar a la que le quitó la vida al hermano del bebé fallecido, quien sucumbió a la condición a la misma edad en 2017.

Sin embargo, Omar dijo a las autoridades que el líder de Hamas, Yahya Sinwar, pagó a los padres de Layla, Miriam y Anwar Ghandour, NIS 8,000 ($ 2,206) para informar a los medios que el infante había muerto por inhalación de gas lacrimógeno en las protestas de Gaza.

Lo que la familia reclamó

Los miembros de la familia posteriormente dieron una serie de entrevistas culpando a Israel por la muerte de Layla. En un artículo publicado por AFP el 15 de mayo, por ejemplo, la madre del bebé, Mariam al-Ghandour, dijo: “Los israelíes la mataron”. A la madre del bebé no se le preguntó si el bebé tenía un problema médico preexistente y la familia indicó al reportero de AFP que la bebe estaba saludable y que buscaban averiguar exactamente qué había pasado.

Mariam, ella misma con solo 17 años, y otros miembros de la familia le detallaron al reportero de AFP la supuesta secuencia de eventos que llevaron a la muerte de Layla a manos de Israel. Explicó a la AFP que tenía una cita con el dentista “así que dejé a Leila con mis hermanos en casa”. Agregó: “Mi hermano menor la llevó y se fue a la frontera”.

El hermano, Ammar, de 11 años, dijo que erróneamente pensó que su hermana estaba en la frontera con su madre y otros miembros de la familia. “Así que la llevé conmigo en el autobús”. Agregó: “Siento que soy la razón (de su muerte)”. Cerca de la frontera dijo que finalmente encontró a su madre Heyam y le entregó a Leila. Solo se quedaron unos minutos, insistió Heyam, antes de que lloviera gas lacrimógeno sobre ellos.

“Apenas podía respirar”, dijo. “Nos escapamos del gas y le dimos a Leila a mi hermana y fuimos a buscar a otros dos niños para poder irnos. Bebía jugo pero lloraba mucho. Luego ella se calló. Creí que estaba durmiendo”.

Solo cuando bajaron del autobús notaron que su piel se había vuelto azul, dijo la familia. “Corrí al hospital. Me dijeron que había estado muerta hacía más de una hora”, dijo Heyam al reportero de la AFP.

Cargos contra Omar

Entre los cargos presentados por la Fiscalía del Distrito del Sur contra Omar se encuentran las denuncias de pertenencia a una organización terrorista, entrenamiento militar con fines terroristas, disturbios, intento de infiltración, intento de incendio y daño a bienes de las FDI.

La acusación afirmaba que a Omar se le había prometido ayuda financiera para su familia a cambio de unirse a los muyahidines, una rama de las Brigadas de Mártires Al-Aqsa, que Israel y los EE.UU. consideran ambas como una organización terrorista.

Al parecer, el sospechoso había estado activo en los muyahidín a lo largo de 2017 y había cumplido tareas de guardia, durante las cuales había recibido instrucciones de disparar contra las fuerzas de Tzahal si se aproximaban a la frontera.

La fiscalía dijo que en una audiencia de este jueves por la tarde que solicitaría que Omar fuera encarcelado hasta el final de los procedimientos en su contra.

La acusación del jueves se presentó menos de un mes después que el Ministerio de Salud de Gaza, dirigido por Hamás, dijera que la muerte de Layla seguía bajo investigación. Funcionarios médicos de Gaza habían puesto en duda las afirmaciones iniciales que la bebe había muerto a causa del gas lacrimógeno israelí.

El día de la muerte de Layla, el 14 de mayo, el Ministerio de Salud de Gaza, dirigido por Hamás, inicialmente dijo que había muerto a causa del gas lacrimógeno disparado por las fuerzas israelíes. Después de su funeral al día siguiente, un funcionario médico le dijo a la agencia de noticias que creía que una grave dolencia preexistente era la culpable de su muerte.

Los informes que ella había muerto a causa de los gases lacrimógenos disparados por las tropas israelíes durante las protestas masivas en la frontera de Gaza fueron prominentes en la cobertura informativa mundial de la violencia durante gran parte del día en que murió. Su funeral fue filmado y presentado en las transmisiones de noticias de la televisión mundial y en las portadas de los periódicos.

El Ministerio de Salud inicialmente incluyó a Layla en su lista de las 62 personas muertas durante las protestas del 14 y 15 de mayo, antes de eliminarla más adelante.

El ministerio dijo que remitía el caso al departamento de medicina forense para emitir un fallo. El Ministerio de Justicia de Hamás, que controla el departamento de medicina forense, dijo que terminó su investigación y remitió el expediente al fiscal general de Gaza. Ambas autoridades se han negado a hacer comentarios.

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.