¿Ha reactivado Siria su programa de armas químicas? – Por Yaakov Lappin (BESA)

RESUMEN: Informes en los medios de comunicación sirios en referencia a ataques aéreos israelíes, presuntamente lanzados a comienzos del 5 de marzo hacia el centro y sur de Siria, pueden ser una señal de que Damasco haya renovado su programa de armamento químico.

Según el diario Yediot Ahronot, se cree que uno de los objetivos alcanzados por los ataques aéreos israelíes al centro de Siria a principios del mes de marzo fue un complejo de producción de armas químicas. El profesor de la Universidad de Tel Aviv Eyal Zisser, afirma que si este informe es verídico, es una señal de que el régimen sirio todavía se encuentra desarrollando armas químicas a pesar de los esfuerzos de la comunidad internacional para desmantelar el programa de Damasco.

Ha habido mucha preocupación entre los observadores internacionales de que Siria ha reiniciado su programa de armas químicas. El régimen dirigido por el Presidente sirio Bashar Assad ha utilizado repetidamente armamento químico contra sus propios ciudadanos sunitas con el propósito de llevar a cabo masacres masivas durante la guerra civil.

Otros objetivos alcanzados en los presuntos ataques israelíes parecían incluir posiciones de células terroristas al sur de Siria que Irán y Hezbollah estaban configurando como parte de su esfuerzo a largo plazo en crear capacidades máximas de ataque contra Israel.

Tales ataques parecen ser un reflejo al hecho de que la política iraní de atrincheramiento militar y terrorista en Siria permanece vigente, a pesar de la probable desaprobación de Rusia, el socio principal de la coalición pro-Assad. Moscú posee su propia visión de Siria y no incluye el dominio por parte de los iraníes.

Bajo el liderazgo y tutela del fallecido comandante de la Fuerzas Quds iraníes, el Mayor General Qassem Soleimani, los iraníes desplegaron armamento avanzado tales como misiles crucero en Siria e intentaron crear bases de misiles guiados a precisión a lo largo del país con los cuales poder amenazar a Israel.

Israel ha dejado muy en claro, a través de palabras y hechos, de que no tolerará la presencia de tales armas ni en Siria ni en el Líbano y está preparado para tomar medidas militares para detenerlo.

Después de años de combatir en una brutal guerra civil que le ha costado la vida a más de medio millón de personas, el régimen de Assad ha recuperado más del 70% del territorio sirio, con la ayuda del eje iraní y del poderío aéreo ruso. Siria continúa alojando y asistiendo a las fuerzas iraníes que ven su intervención en la guerra civil como una oportunidad para convertir a Siria en una plataforma de ataque militar contra Israel.

El nuevo jefe de las Fuerza Quds, el Mayor General Esmail Ghaani, reemplazó a Soleimani luego de su asesinato perpetrado vía un ataque estadounidense utilizando drones el 3 de enero en Bagdad, un ataque que hizo resurgir el poder disuasivo estadounidense en la región y provocó que los iraníes recalibraran su manera de pensar respecto a realizar ataques contra las fuerzas o intereses estadounidenses.

Aún así, es demasiado pronto para decir cómo el liderazgo de Ghaani afectará las acciones iraníes en Siria, particularmente cuando se trate el tema Israel.

 

“Soleimani estableció las directrices y ​​todo esto continúa”, dijo Zisser. “No creo que Ghaani haya tenido la oportunidad de poseer su propia influencia. Yo supongo que todo esto [las últimas actividades iraníes en Siria] es continuación de lo ocurrido en el pasado y que Ghaani mientras tanto, continúa sin un cambio dramático y agudo de tendencias. Tendremos que seguir esperando por ello”.

Crecientes tensiones entre Teherán y Ankara

Mientras tanto, la inestable tregua acordada por Turquía y Rusia en la región de Idlib en Siria, diseñada para detener el combate entre las fuerzas del régimen turco y de Assad, parece muy incierta. Casi un millón de personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares en los últimos tres meses mientras Damasco y sus aliados buscan retomar la última zona bajo control rebelde al noroeste de Siria.

La lucha posterior ha visto intercambios de fuego mortales entre el ejército turco, el cual respalda a algunos de los grupos rebeldes y al régimen de Assad y sus milicias aliadas. No existen implicaciones inmediatas de esta lucha para Israel, pero las crecientes tensiones entre Ankara y Teherán son un desarrollo geoestratégico que vale la pena ver desde la perspectiva israelí, argumentó Zisser.

“El hecho de que el tema no se haya resuelto de inmediato muestra los límites del poder de Rusia”, este dijo. “Y por lo tanto, todo esto también significa que Israel todavía tiene una oportunidad de continuar actuando en Siria” en contra del atrincheramiento iraní.

 

 

 

Yaakov Lappin es investigador asociado en el Centro de Estudios Estratégicos Begin-Sadat y corresponsal sobre temas militares y estratégicos. Lappin realiza investigaciones y análisis para grupos think tank de defensa y es corresponsal militar del JNS. Su libro ‘El califato virtual’ explora la presencia yihadista en la red.

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.