Frente al peligro iraní – Por Beatriz W. de Rittigstein

Hace pocos días leímos la noticia que el Senado de EEUU votó por unanimidad, es decir, republicanos y demócratas, un proyecto que propone renovar una ley de décadas de antigüedad, acerca de las sanciones a Irán.

Dos semanas antes, la Cámara de Representantes aprobó dicha ley por un margen de 419 a 1 votos. Luego, el proyecto fue enviado al presidente Obama para que lo refrende y se espera que así sea. Si bien la Casa Blanca adelantó que aún está en revisión.

De esta forma, el Legislativo estadounidense mantiene una alarma sobre el riesgo que significa Irán para el mundo tras el acuerdo que el año pasado firmaron los cinco países con poder de veto de la ONU, a los que se sumó Alemania, con el propósito de retrasar el programa nuclear de la teocracia, al aceptar levantarle las sanciones impuestas por el organismo internacional. Sin embargo, tal acuerdo no es claro, tiene aspectos frágiles y omisiones imprudentes que los iraníes podrían aprovechar.

En cuanto a las potencias signatarias del convenio, sobre todo las europeas, resulta evidente que no tomaron en cuenta el osado rol y la creciente expansión de Irán en el Medio Oriente ni el encono que promueve contra Israel; así, de modo cotidiano, distintos voceros amenazan la existencia del Estado judío; además, según informes de inteligencia, el gobierno de Rohani aumentó el apoyo financiero a Hamas, por ejemplo: fue pública su oferta de pagar $7.000 a cada una de las familias de los “mártires de la Intifada en Jerusalén ocupada”. Tampoco dan importancia a la campaña internacional iraní de instigación y odio judeofobo.

Este saliente Congreso norteamericano está actuando con responsabilidad, valentía y visión, pues lo que varios países europeos mostraron era su impaciencia por suscribir compromisos económicos para establecer todo tipo de negocios con Irán, tan pronto el acuerdo de Viena entró en vigencia.

La renovación de la ley de sanciones de EEUU a Irán, de alguna manera compensa y hace frente al peligro que la “ingenuidad” e interés mercantilista que el sistema mundial impuso a la humanidad, al dejar puertas abiertas a la carrera armamentista nuclear, a la expansión de la influencia yihadista iraní, a la intervención del régimen de los ayatolas en distintos países y a sus avances terroristas.

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.