Finalmente el Congreso le solicita a UNWRA la cantidad real de refugiados palestinos

Michael Wilner informó el viernes, en el Jerusalem Post, que ambas cámaras del Congreso están trabajando para modificar las cuentas de financiación para la United Nations Relief and Works Agency (UNRWA), como parte de un esfuerzo para investigar la legitimidad misma de la agencia, de varias décadas de antigüedad. Tanto la Cámara de Representantes como el Senado quieren que el Departamento de Estado, de una vez por todas, defina el término “refugiados palestinos”, y mientras están en ello, revele cuántos están recibiendo ayuda de la UNRWA.

UNRWA fue establecida en 1948 para ayudar a los 750.000 palestinos que se habían ido de Israel. Desde entonces, UNRWA ha promovido la causa palestina, financiando hasta a 5 millones de “refugiados”, la mayoría de los cuales nunca dejaron las casas donde nacieron en la Franja de Gaza, la “Margen Occidental”, Jerusalén Oriental u otro países árabes, por una suma de $1,23 mil millones al año, $250 millones de los cuales son donados por los contribuyentes estadounidenses.

Muchos en el Congreso han estado diciendo, desde alrededor de 2012, que la mayoría de los palestinos están establecidos permanentemente, y no deberían estar bajo la jurisdicción de una agencia de refugiados.

No hace falta decir, señala Wilner, que “tal constatación cambiaría fundamentalmente la narrativa del conflicto de décadas de antigüedad”.

El primer censo palestino se completó hace 15 años, y el jefe de la Oficina Central Palestina de Estadísticas (PCBS) admitió entonces que el censo era, en efecto, “una intifada civil” en lugar de una encuesta científica. En 2011, la Oficina trató de corregir esa flagrante tergiversación, alegando que en Judea y Samaria habitan 2,6 millones de árabes palestinos.

Pero el demógrafo israelí Yoram Ettinger desafió esos números, alegando que exageraban, hasta en un 66%, el número real de los árabes allí. Explicó que el total del PCBS incluye a 400.000 palestinos que viven en el extranjero, y contabiliza doblemente a 240.000 árabes de Jerusalén. También cuenta por debajo a la emigración palestina.

En 2014, UNRWA inventó la cifra de 5 millones de refugiados palestinos que viven en Gaza, Judea y Samaria, Jordania, Siria y Líbano, y EE.UU. respondió proporcionando cientos de millones de dólares a UNRWA para salud, educación y los programas de servicios sociales.

“UNRWA parece convertirse en un programa de privilegios de Medio Oriente, y el deseo es aumentar la transparencia acerca de quiénes son realmente refugiados correspondientes a ese conflicto”, dijo Wilner, un asesor de alto rango del Senado familiarizado con el lenguaje, sugiriendo que el nuevo proyecto de ley “va al centro del debate sobre la financiación de UNRWA”.

Los republicanos, en ambas cámaras, han puesto en marcha esfuerzos paralelos para obligar al Departamento de Estado a continuar con el registro de quién califica como “refugiado palestino”, y la versión combinada de la ley, una vez aprobada, obligará al Secretario de Estado a proporcionar “una justificación de por qué es del interés nacional de Estados Unidos proporcionarle fondos a UNRWA”.

El lenguaje del proyecto de ley continúa: “Tal justificación incluirá un análisis de la actual definición de refugiado palestino utilizado por UNRWA, la forma en que esa definición se corresponde con, o se diferencia de, la utilizada por UNHCR, otras agencias de la ONU y por el Gobierno de Estados Unidos, y si esa definición favorece las perspectivas para una paz duradera en la región”.

Y, naturalmente, “el comité ordena que dicho informe sea publicado en el sitio web del Departamento de Estado a disposición del público”.

Por último, cabe señalar que existen dos definiciones distintas del término “refugiado” en el derecho internacional.

Un refugiado, de acuerdo con la Convención de las Naciones Unidas sobre el Estatus de Refugiado, es una persona que se encuentra fuera de su país de origen porque tiene motivos fundados de temor a ser perseguido por su raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un determinado grupo social u opiniones políticas, y es incapaz de obtener refugio en su país de origen o, debido a dichos temores, no quiere acogerse a la protección de ese país; o en el caso de no tener una nacionalidad y hallándose fuera del país de residencia habitual anterior, como consecuencia de dicho evento, no puede o, a causa de dichos temores, no quiere regresar a su país de residencia habitual anterior.

Es raro que un estatus de refugiado se extienda más allá de la vida del refugiado original, porque normalmente se espera que sus descendientes se hayan asentado en otro sitio.

No es así con respecto a los refugiados palestinos, según la definición de UNRWA del término, que incluye a los descendientes por línea paterna de los originales “refugiados palestinos”, limitado a personas que residen en las áreas de operación de UNRWA en los territorios palestinos, Líbano, Jordania y Siria.

 

http://unitycoalitionforisrael.org/?p=18836 – 18 de julio de 2016 – Traducido para porisrael.org por José Blumenfeld

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.