¿Estamos ante el fin de la Autoridad Palestina? – Por Teniente Coronel (res.) Dr. Shaul Bartal (BESA)

En el último año, hemos visto un desmoronamiento del nivel de control de la Autoridad Palestina sobre Cisjordania. Muchos palestinos ven a la Autoridad Palestina como una organización corrupta que ya no representa sus intereses. Los acontecimientos recientes en Nablus y Jenin sugieren la posibilidad de un cambio en el statu quo y el fin del orden y la relación entre la AP-Israel. 

El mes de abril estuvo marcado por el Ramadán y el Eid al-Fitr, un tiempo durante el cual a menudo se exhibe la unidad palestina, o al menos la apariencia de tal unidad. Las banderas de Hamás y Fatah se colgaron en el Monte del Templo, y ambas organizaciones declararon su deseo de unidad nacional. Sin embargo, bajo la superficie, la situación era mucho menos amistosa. Aunque Fatah está intentando llegar a un quinto acuerdo de unidad con Hamás (después de los acuerdos de 2006, 2011, 2014 y 2017), Hamás no parece interesado.

Mientras tanto, una encuesta publicada el 23 de marzo por el Centro Palestino de Investigación de Políticas y Encuestas (PCPSR) refleja datos alarmantes que apuntan a una tendencia ante la cual Israel debería estar preparada. Por primera vez, una clara mayoría del público palestino (52%) cree que el colapso de la Autoridad Palestina (AP) sería de interés para los palestinos. Una mayoría del 57% piensa que la existencia continua de la Autoridad Palestina, es decir, la preservación del statu quo, es del interés de Israel y que la caída de la Autoridad Palestina serviría a los intereses palestinos y de los grupos armados, particularmente Hamás.

Uno de los mayores logros de Fatah fue el establecimiento de la Autoridad Nacional Palestina, que pretendía ser una expresión gubernamental palestina de autodeterminación. Es un tipo de estado que habría sido la base para un futuro gobierno palestino que incluyera toda Cisjordania, la Franja de Gaza y Jerusalén Este. La visión de una solución de dos estados se ha erosionado en los últimos años, y los palestinos hoy creen que su realización sería más similar al plan de paz de Donald Trump de 2016 que al plan de Camp David de Bill Clinton de 2000.

La sociedad palestina ahora está dividida entre dos autoridades gubernamentales separadas. La Franja de Gaza está controlada por Hamás, que aparentemente es independiente y que es vista como un agente de disuasión hacia Israel. El segundo es la Autoridad Palestina, que está controlada por Fatah (en partes de Cisjordania). La Autoridad Palestina es vista como una entidad que coopera con Israel para preservar su gobierno y sus beneficios materiales.

La actividad en las redes sociales palestinas a lo largo de los años revela que Hamás es más popular que cualquier otra organización palestina. En casi todas las encuestas electorales realizadas desde 2014 hasta hoy, el líder de Hamás, Ismail Haniya, ganó la mayoría de los votantes sobre Mahmoud Abbas. En la encuesta más reciente, Haniya ganó 52% frente al 36% de Abbas. Fatah y Hamás tienen casi la misma fuerza, aunque Fatah tiene una ligera ventaja. Pero cuando se les preguntó: “¿Quién cree que representa mejor los intereses palestinos?”, el 26 % de los encuestados dice que Hamás y el 24 % dice que Fatah.

Lo más sorprendente es que el 44% cree que ninguno de los partidos representa mejor los intereses palestinos. El partido más grande en la política palestina es una variedad de nuevas organizaciones locales como la Guarida de los Leones y los batallones locales en Nablus, Jenin y otros lugares de Cisjordania. Estas organizaciones locales no se ven comprometidas con una organización específica. Lo que los une… es la guerra contra Israel.

La Autoridad Palestina es vista a los ojos de una gran parte del público palestino como una autoridad gubernamental corrupta que se confabula con Israel. La forma de ganar legitimidad entre el público es a través de la lucha y la resistencia. Un sorprendente 58% del público apoya el regreso a una intifada armada. Otro 50% cree que el actual gobierno israelí de derecha va a caer por las manifestaciones que se oponen a la reforma judicial.

Existe una conexión clara entre las manifestaciones y el socavamiento de la seguridad de los israelíes en Cisjordania. La presión masiva de los ataques terroristas junto con el desorden dentro de Israel (a pesar de la virtud o no de los movimientos del gobierno con respecto a la reforma legal) crean la impresión de que Israel se está desintegrando. Las frases “Israel se cae” o “Israel se derrumba” cobran fuerza en las redes sociales. Siendo ese el caso, no es de extrañar que el apoyo a un proceso de paz entre Israel y los palestinos esté en un nivel bajo sin precedentes, con el 74% del público palestino creyendo que la solución de dos estados ya no es una opción relevante.

¿Qué es relevante? La resistencia violenta. Hamás está aumentando su presión sobre Cisjordania y Jerusalén. Los terroristas que asesinaron a la Rebetzin Lucy Dee y sus dos hijas eran de un escuadrón de Hamas de Nablus. Hassam Badran, portavoz de Hamás y miembro del buró político de Hamás, dejó claro que la política de su movimiento es incendiar Cisjordania. El ataque en el que fueron asesinadas las tres mujeres fue descrito como un golpe heroico “que eliminó por completo la vergüenza de la nación [islámica] en venganza por lo que se le hizo a Murabitat al-Aqsa, que fueron arrastrados por la ocupación durante su irrupción en la bendita mezquita en el mes de Ramadán”.

Murabitat es una organización ilegal de mujeres que apoyan a Hamás y sus operaciones en el Monte del Templo contra las visitas judías. Las imágenes de estas mujeres, a las que se les niega la entrada al Monte del Templo ya que lanzan insultos y maldiciones a los judíos o policías que pasan por allí, son comunes en las redes sociales palestinas. El 10 de abril de 2023, Raida Said Jolani, una de las mujeres del grupo, fue procesada después de expresar su apoyo a Hamás y las actividades terroristas contra Israel. El Murabitat es, de hecho, un brazo de la organización Hamás que opera en Jerusalén.

Los terroristas asesinados recientemente en Nablus se unen al terrorista Abdel Fattah Harusha, el asesino de los hermanos Hillel y Yigal Yaniv. Harusha era un agente de Hamás que regresó a Jenin después del ataque, usó la infraestructura de la organización para esconderse y fue abatido por las fuerzas de las FDI el 7 de marzo.

Estos no fueron ataques aislados. Más bien, reflejan la intención consciente de Hamás de desplegar operativos en Cisjordania y realizar tantos ataques como sea posible.

La realidad en Cisjordania es que la Autoridad Palestina, ampliamente vista como corrupta, está perdiendo su poder. Abu Mazen es visto como un gobernante ilegítimo a la luz de sus repetidos aplazamientos de las elecciones presidenciales y legislativas. Esto se suma al estancamiento en el proceso de paz y la continuación del statu quo existente entre la Autoridad Palestina e Israel.

Hamás, por su parte, se esfuerza por demostrar que aunque mantiene una relativa calma en la Franja de Gaza, no ha abandonado el camino de la resistencia y continúa iniciando actos terroristas contra ciudadanos y asentamientos israelíes en Cisjordania y el Valle del Jordán. Los terroristas asesinados en Tulkarem el 6 de mayo, eran un escuadrón de Hamás, según sus publicaciones, que realizaron ataques a tiros contra los asentamientos judíos de la zona y atacaron varios vehículos.

En esta etapa, parece que el plan de juego de Hamas es desestabilizar Cisjordania mediante el aumento de la violencia, aumentar su popularidad en esa área en el proceso y, posteriormente, tomar el control de los centros de poder de la Autoridad Palestina. La continuación de esta situación explosiva bien puede conducir a la desintegración de la Autoridad Palestina y a una situación gubernamental diferente con la que Israel tendrá que lidiar en Cisjordania.

Dr. Teniente. El Coronel (res.) Shaul Bartal es investigador senior en el Centro BESA e investigador asociado en el Instituto do Oriente de la Universidad de Lisboa. Durante su servicio militar ocupó varios cargos en Cisjordania. Ha enseñado en el Departamento de Historia del Medio Oriente y en el Departamento de Ciencias Políticas de la Universidad Bar-Ilan.

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.