Escándalos de occidente en el Medio Oriente – Por Bassam Tawil

◾El resultado de este informe de la ONU – y todos los informes anteriores – sólo perpetúa el problema palestino. Todas las agencias de la ONU condenan a Israel, pero nadie ayuda a los palestinos. Es un escándalo de proporciones mundiales que la ONU en general y en particular la UNRWA – así como también la Unión Europea – ignoran los cientos de miles de muertos y mutilados y los millones de refugiados que necesitan desesperadamente de ayuda en los países árabes vecinos. Nos duele porque le da a Hamas legitimidad moral a expensas de la Autoridad Palestina.

◾Hamas quiso utilizar el gobierno de consenso nacional como un salvoconducto para transferir fondos desde Qatar a la Franja de Gaza, debido a que el presidente de Egipto había cerrado los túneles de Hamas necesarios para el contrabando de armas y dinero hacia la Franja de Gaza.

◾La triste verdad es que Hamas comenzó la última guerra contra Israel. La verdadera pregunta es, ¿Por qué fue todo esto necesario? ¿Por qué Hamas no utiliza los billones en dinero que recibió en los últimos años para construir lo que debería haber sido la Singapur, o la Costa Azul del Medio Oriente?

◾No es de extrañar que los israelíes sienten que si se retiran de Cisjordania, ellos – y Jordania – tendrán que lidiar no sólo con otro estado administrado por Hamas en su frontera oriental, sino con ISIS también en su frontera.

◾Hamas, haciendo caso omiso a sus edificaciones dañadas en Gaza, claramente posee fondos suficientes (suministrados por Qatar y Turquía) para reconstruir sus túneles de ataque y reponer su arsenal de cohetes – mientras nos exporta su terrorismo a Cisjordania, con el objetivo de derrocar a la Autoridad Palestina. No está claro el por qué los estadounidenses permanecen en silencio frente a las continuas actividades de Qatar como un estado patrocinador del terrorismo global.

 

El mundo islámico celebra actualmente el mes de Ramadán con largos ayunos durante el día; en esta época todo musulmán debe ajustar cuentas con Alá a nivel personal, a nivel familiar, a nivel local y a nivel de la nación del Islam. Al igual que los israelíes, los palestinos están ahora haciendo un balance del año que ha pasado desde la guerra de 50 días entre Hamas e Israel – lo que los israelíes llaman la “Operación Borde Protector”, y Hamas llama “Operación Sólida”. El informe de la comisión que investigó el conflicto, escrita por el Profesor pro-palestino William Schabas y firmado por la señora Mary Davis, no sorprendió a nadie en Palestina.

Incluso antes de la publicación del informe, supimos lo que iba a decir: todos los comités de investigación que tratan con la causa palestina siempre están en contra de Israel, pero nunca cambian nada o influyen en la situación sobre el terreno. Como palestino, me alegré que el informe responsabilizara tanto a Hamas e Israel por igual debido a las agresiones, pero para qué sirve? El resultado de esto – y todos los informes anteriores – sólo perpetúa el problema palestino.

Todas las agencias de la ONU condenan a Israel, pero nadie ayuda a los palestinos. La UNRWA tiene sus propias razones para no resolver el tema de los refugiados palestinos (es casi imposible cerrar un programa de empleos) y esto provee a los terroristas de Hamas con instalaciones convenientes desde el cual atacar a Israel con cohetes.

Es un escándalo de proporciones mundiales que la ONU en general y en particular la UNRWA – así como la Unión Europea – ignoren los cientos de miles de muertos y mutilados y los millones de refugiados que desesperadamente necesitan ayuda en los países árabes vecinos. Al parecer Qatar ha comprado a sus líderes, al igual que compró la Copa del Mundo de los jefes de la FIFA.

El Informe Schabas-Davis de la ONU está parcializado a favor de los palestinos, que a primera vista pareciera servir a nuestros intereses, pero en realidad nos lástima, porque le otorga legitimidad moral a Hamas a expensas de la Autoridad Palestina (AP). Por lo tanto la popularidad de Hamas se acelera, por lo que las distintas facciones palestinas nunca serán capaces de superar sus diferencias, resolver nuestros problemas internos y establecer un estado.

La triste verdad es que Hamas comenzó la última guerra contra Israel. Comenzó cerca del momento en que Hamas y la Autoridad Palestina habían decidido establecer un gobierno de consenso nacional. El líder de la AP Mahmoud ‘Abbas estuvo dispuesto a establecer un gobierno con la administración ilegal de facto de Ismail Haniyeh en la Franja de Gaza, y convenientemente olvidó que en el 2006, Hamas había lanzado a líderes y comandantes de Fatah desde los techos de los edificios más altos de la Franja de Gaza, expulsó a algunos y fusiló a otros.

Los motivos de ‘Abbas para el establecimiento de un gobierno de consenso nacional fueron honestos. Quería ser el único representante legítimo del pueblo palestino y reparar el mortal cisma interno que había creado dos estados, uno palestino en la Franja de Gaza y otro en Cisjordania. Sus motivos eran positivos, pero los de Hamas fueron negativos. Hamas quería utilizar el gobierno de consenso nacional como salvoconducto para transferir fondos desde Qatar a la Franja de Gaza, debido a que el presidente de Egipto había cerrado los túneles que Hamas necesitaba para contrabandear armas y dinero hacia la Franja de Gaza.

Por lo tanto, tan pronto como fue establecido el gobierno de consenso nacional, los habitantes de Gaza le exigieron a la AP transferir fondos desde Qatar para pagar por las armas y túneles utilizados para atacar a Israel y pagar el precio en sangre de sus agentes terroristas y la abultada “administración” de sus compinches.

‘Abbas estuvo de acuerdo, pero condicionó la transferencia en usar a los representantes de la Autoridad Palestina como intermediarios quienes harían guardia en los puestos de control en las fronteras de la Franja de Gaza con Israel y Egipto. Este asumió que de este modo, la AP sería capaz gradualmente de volver a controlar la Franja de Gaza. Por desgracia, Hamas rechazó la propuesta y hasta el día de hoy Hamas se niega a permitir que ningún funcionario de alto rango de la Autoridad Palestina entre a la Franja de Gaza.

Parte del acuerdo de gobierno de consenso nacional fue que las elecciones se celebrarán dentro de los seis meses siguientes a su formación, pero Hamas secuestró a tres jóvenes judíos y los asesinó para así efectuar la liberación de los palestinos de las cárceles israelíes, obtener más popularidad y tomar el control de las elecciones en Cisjordania.

Hamas también planeó un golpe de estado en Cisjordania para asesinar a ‘Abbas en caso de que su plan electoral fracasase, pero sus células terroristas y sus armas fueron expuestas por los israelíes en colaboración con las fuerzas de seguridad de la AP y el complot fracasó.

En respuesta a las acciones de Israel después que los tres jóvenes fueron asesinados, Hamas inició una andanada de lanzamientos de cohetes dirigidos a pueblos y ciudades israelíes e infiltró escuadrones de sus terroristas en Israel a través de túneles bajo la frontera Gaza-Israel y por el mar aprovechándose de la población civil de Gaza como escudos humanos.

La respuesta israelí a los ataques de Hamas fue dura y decidida: más de 2.500 habitantes de Gaza resultaron muertos, alrededor de la mitad de ellos operarios terroristas y la destrucción causada en la Franja de Gaza y a su infraestructura no tuvo precedentes.

El dinero prometido por los estados árabes para la reconstrucción de Gaza nunca llegó, y la verdadera pregunta es: ¿Por qué fue necesario todo esto? ¿Y por qué Hamas no utilizó los billones que recibió en los últimos años para construir lo que debería haberse convertido en la Singapur, o la Costa Azul del Medio Oriente?

Por lo tanto, no es de extrañar que los israelíes sienten que si se retiran de Cisjordania, ellos – y Jordania – tendrán que lidiar no sólo con otro estado administrado por Hamas en su frontera oriental, sino con ISIS también en su frontera. No es ningún secreto que Hamas e ISIS en la península del Sinaí están amenazando ahora tanto a Israel como a Egipto.

A pesar de estar a mitad de camino del Ramadán, introspección o no, Hamas, evidentemente no ha aprendido nada del pasado año. Hamas ha dejado de atacar a Israel con cohetes – no sólo porque teme la respuesta de Israel, sino porque Israel permite que entren alimentos y cemento a la Franja de Gaza. Hamas e Israel aparentemente mantienen conversaciones para un hudna a largo plazo [cese temporal de hostilidades]. Sin embargo, discusiones o no, Hamas, ignorando sus edificaciones dañadas, claramente posee los fondos suficientes para reconstruir sus túneles de ataque y reponer su arsenal de cohetes – mientras que nos exporta su terrorismo a Cisjordania. Esta ópera células terroristas para atacar a civiles israelíes y enredar a la Autoridad Palestina en otra intifada, con el objetivo de derrocarla. Y Hamas hace todo bajo la égida del santurrón de las comisiones de investigación que llegan del despistado Occidente y terminan justificando sus acciones.

Las fuerzas de seguridad israelíes detuvieron recientemente a 80 terroristas de Hamas en Nablus, Cisjordania. Poco después, las fuerzas de seguridad preventivas palestinas detuvieron a 104 agentes de Hamas y desmantelaron una red gigante de Hamas que había estado planeando derrocar a la Autoridad Palestina, todo financiado por Qatar (de nuevo) y Turquía.

Al día de hoy, no está claro por qué los estadounidenses permanecen en silencio frente a las continuas actividades de Qatar como estado patrocinador del terrorismo global. ¿Es por una base militar estadounidense que se encuentra estacionada allí, o existe alguna otra razón?

Durante la guerra del verano pasado, que tuvo lugar también durante Ramadán, Hamas lanzó cohetes hacia Jerusalén, hogar de la Mezquita Al-Aqsa y los lugares sagrados de las otras religiones monoteístas. Como musulmán, me avergüenzo cuando palestinos claman que “la Mezquita Al-Aqsa está en peligro” bajo el manto de los israelíes, cuando somos nosotros los que la ponemos en peligro.

Este año Ramadán vuelve a rasgarse por las acusaciones mutuas palestinas, con el alto funcionario de seguridad de la Autoridad Palestina Adnan Damiri afirmando, lógicamente, que Hamas quiere destruir a la Autoridad Palestina y colaborar con ISIS. Los voceros de Hamas Musheir Al-Masri e Izzat Al-Rishq claman, por otra parte, que la Autoridad Palestina colabora con Israel y durante Ramadán, esta “apuñalando por la espalda a Hamas”.

La hipocresía de Hamas ha ido más allá de los límites no sólo del buen gusto, sino de la lógica. Mientras Hamas está actualmente en el proceso de discutir un hudna con Israel, Israel permite que cemento y otros bienes humanitarios entren en la Franja de Gaza y Hamas los utiliza para reconstruir túneles terroristas.

Mientras que los líderes de Hamas temen tomar acciones directas en contra de Israel, están tratando de utilizar a los terroristas de Hamas e ISIS para destruir Cisjordania, y luego tienen el descaro de acusar a la Autoridad Palestina de colaborar con el enemigo.

Adnan Damiri tenía razón: si miramos a nuestro alrededor, es claro que los únicos lugares seguros en el Medio Oriente son Israel y los territorios ocupados de Cisjordania. No podemos permitir que ISIS realice una destrucción masiva de los palestinos y destruya lo que aún queda en Cisjordania.

Dada la situación actual, es obvio el por qué los israelíes temen abandonar su control sobre la frontera con Jordania y por qué sólo confían en sí mismos. Si abandonan la frontera con Jordania, millones de palestinos, junto a ISIS y los agentes de Hamas y otros terroristas inundarán Cisjordania y nos destruirán tanto a nosotros como a los israelíes.

Cualquiera que cree en las garantías internacionales sólo necesita mirar las masacres en los Estados árabes: estas matanzas son llevadas a cabo abiertamente, sin que nadie mueva un dedo para detenerlas. Las fuerzas de la ONU en los Altos del Golán tampoco hacen nada para detener la masacre de sirios, al igual que las fuerzas de la ONU al sur del Líbano no hicieron nada para impedir que Hezbolá se rearme. De hecho, hace una semana, el Ministro de Relaciones Exteriores de la AP Riyad Al-Maliki se refirió con valentía a la colaboración de Hamas e ISIS en la península del Sinaí como parte de la guerra de la Hermandad Musulmana contra el régimen del Presidente egipcio Abdel Fattah Al-Sisi. ¿Realmente queremos poner en peligro al Reino jordano de la misma manera?

Cuando nos tomemos el caldo en este Ramadán, otra situación surrealista hizo notar su presencia. Mientras Mahmoud ‘Abbas y sus seguidores temen entrar en la Franja de Gaza, un miembro palestino del Knesset israelí, Basel Ghattas, se unió a una flotilla internacional tratando de romper el bloqueo marítimo por Israel de la Franja de Gaza. El bloqueo fue puesto en marcha para hacer que no entren armas en la Franja de Gaza a través del mar. La estupidez de Basilea Ghattas, que juró lealtad al Knesset israelí, fortalece a Hamas – que destruiría a la Autoridad Palestina antes que esta destruya a los judíos y al Estado de Israel. ¿Pero qué pensaba Ghattas? ¿Quiere este fortalecer a Hamas, lo que supondrá el colapso de la AP en Cisjordania y lastimar a Jordania – todo mientras Hamas e ISIS amenazan la seguridad de Egipto?

Mientras tanto, la reciente declaración del Príncipe de Arabia Saudita Al-Waleed Bin Talal en materia de cooperación abierta Arabia Saudita-Israel es un buen comienzo para una nueva alianza – y no hay mejor momento que el Ramadán para hacerlo.

 

Bassam Tawil tiene su base en el Medio Oriente.

http://www.gatestoneinstitute.org/6126/western-scandals-middle-east

Comentarios

Recientes

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.