Es hora de que los líderes árabes despierten – Por Jalal Bana (Israel Hayom)

La sociedad árabe israelí debe llegar a conclusiones sobre el papel que están desempeñando sus líderes y las fuerzas que penetran e influyen en la opinión pública árabe.

Los acontecimientos de las últimas 24 horas me remontan a dos décadas atrás, a los disturbios nocturnos que estallaron en octubre de 2000. Los enfrentamientos entre la policía y los ciudadanos árabes de Israel comenzaron a extenderse de norte a sur, y lo que se destacó por aquella época, a diferencia de hoy, es que el liderazgo árabe en Israel estuvo al frente de las protestas y, en cierta medida, influyó en lo sucedido. Hoy, parece más como si las redes sociales estuvieran dictando las cosas. Todo está fotografiado y documentado en vivo en Facebook y TikTok; el público reacciona y las tensiones aumentan.

La mayoría del público árabe en Israel se autoidentifica como ciudadanos israelíes. Pero los ciudadanos árabes de Israel no pueden separarse de sus hermanos palestinos. Lo que les sucede a los palestinos se siente entre los árabes de Israel, y lo que sucede en el este de Jerusalén se siente fuertemente en la calle árabe en Rahat o Umm al-Fahm. Y cuando los problemas demasiado familiares de la calle árabe, desde el crimen desenfrenado hasta la situación económica, se encuentran con los disturbios en el Monte del Templo y los enfrentamientos con los judíos en Sheikh Jarrah, entonces los disturbios resultantes no se pueden detener.

No hay duda de que el público árabe puede protestar contra la policía o contra el desalojo de familias de Sheikh Jarrah en Jerusalén. Sin embargo, lo que estamos viendo ya no es protesta. Un acto de protesta es capaz de restringirse a sí mismo, puede y a menudo debe ser decisivo y contundente, pero cuando se derrama en vandalismo, daña a civiles inocentes, destruye propiedades y trastorna el orden social, vamos camino de octubre 2000 de nuevo y la formación de una comisión nacional de investigación.

Los cientos y miles de apasionados jóvenes árabes que salieron a las calles en las ciudades y pueblos árabes para expresar su legítimo desacuerdo podrían haber ganado algún apoyo si hubieran mantenido las cosas con relativamente buen gusto y dentro de los límites normales de la protesta cívica. Pero las cosas se están saliendo de control y la razón es que no hay un liderazgo árabe eficaz. No hay ningún liderazgo que lidere la protesta y la restrinja a los límites apropiados, y no hay ningún liderazgo que trabaje para calmar la situación.

También en el este de Jerusalén hay un gran vacío de liderazgo. Esencialmente, esto es el resultado de un estado temporal de cosas que se vuelve más permanente. Los residentes del este de Jerusalén están atrapados dentro de un agujero negro de liderazgo: ¿A dónde pertenecen más, el Estado de Israel o los líderes palestinos? Israel, por sus propias razones, no está completamente presente allí, pero envía a la policía; la Autoridad Palestina tiene una capacidad limitada para imponer su autoridad.

Independientemente de las razones detrás de la protesta, sin embargo, lo que ocurrió durante la noche del martes en las ciudades y pueblos árabes y en las ciudades mixtas judío-árabes es peligroso, y exactamente ahora es cuando los líderes árabes deben notar las alarmas rojas parpadeantes. No solo es inaceptable que una protesta, cualquier protesta, conduzca al vandalismo y la destrucción sin sentido, porque todo tiene un límite, sino que la sociedad árabe también debe sacar conclusiones sobre el papel que están desempeñando sus líderes y las fuerzas que penetran e influyen en la opinión pública árabe. a veces sin ningún tipo de supervisión o control.

Y lo más importante, por mucho que esto pueda parecer falso en medio de las imágenes que estamos viendo ahora, tanto los árabes como los judíos que viven en este espacio compartido necesitan encontrar un terreno común para detener el ciclo de violencia.

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.