¿Es este el último hurra de Netanyahu? – Por Isi Leibler

Además de eso, en caso que Netanyahu sea acusado, es probable que el Likud se vea dividido en cuanto a si puede mantener su posición como líder del partido.

Paradójicamente, Netanyahu se encuentra actualmente en la cima de sus logros. Con valentía superó la tempestuosa era de confrontación del ex presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, y ​​los eventos posteriores lo reivindicaron por completo. Se las arregló para expandir la alianza con los Estados Unidos a un máximo histórico, al tiempo que desarrolla una relación positiva sin precedentes con el presidente de Rusia, Vladimir Putin (a pesar de su apoyo a Siria). Ha avanzado en las relaciones con la India y ha penetrado hábilmente las barreras y ha creado relaciones en América del Sur, África y Asia, incluida China. También ha superado lo que parecía una barrera insuperable y desarrolló asociaciones encubiertas e incluso no tan encubiertas con los sauditas y los estados sunitas moderados. Israel hoy, en gran parte, logro todo esto debido a la diplomacia de Netanyahu,

Además, puede tomar gran parte del crédito por la floreciente economía de Israel y por el país que se clasifica como uno de los innovadores de alta tecnología más exitosos del mundo. Bajo su liderazgo, las FDI han alcanzado nuevos picos y son capaces de derrotar cualquier amenaza de los adversarios de Israel.

Pero después de los 13 años de mandato de Netanyahu, una longevidad extraordinaria para cualquier líder electo, muchos israelíes buscan un cambio. Esta actitud se ve exacerbada por un medio que lo ha demonizado incesantemente tanto personal como políticamente, de una manera sin precedentes en ningún país democrático. Su estilo de vida hedonista, que es poco probable que el tribunal considere un crimen, ha intensificado la oposición pública.

Su constante complacencia ante las demandas extremistas de los haredim (ortodoxos), particularmente indigna a los israelíes, con sus concesiones sobre las exenciones en el proceso de alistamiento militar, ha creado una reacción violenta y, según las encuestas, desvió a muchos votantes al partido de Lieberman, ya que se lo considera el único que se enfrenta a la extorsión haredi. A menos que la fusión con la Nueva Derecha dirigida por Ayelet Shaked pueda cambiar el entorno, un gobierno de Netanyahu que incluya a los haredim se asegurará que el extremismo religioso se intensifique, incluso más allá de sus esfuerzos para forzar la separación total de género e imponer obstáculos a la conversión. Aún más crítico ha sido la exclusión de todos los elementos seculares de su agenda educativa central, haciendo que la mayoría de los graduados no sean aptos para otra cosa que no sea el trabajo más servil.

Para empeorar las cosas, el sionismo religioso anteriormente moderado ahora está dominado en gran medida por los “haredim nacionales” – hardal – quienes, aunque apoyan plenamente los objetivos nacionales, se alían con los haredim extremistas en cuestiones de observancia religiosa.

Netanyahu también ha sido acusado de eliminar a aquellos con el potencial de desplazarlo como jefe del partido. Acercarse al primer ministro se asemeja a una polilla atraída por una llama y conduce a la destrucción. Un ejemplo sorprendente de su mezquindad fue su decisión de despedir a Shaked y Naftali Bennet de sus puestos en el gabinete y sus frenéticos esfuerzos por destruirlos.

En las circunstancias actuales, incluso si Likud gana más escaños que Azul y Blanco (Kajol Lavan) y Netanyahu supera sus problemas legales, si ninguno de los partidos de la oposición o suficientes diputados de la Knesset individuales pueden ser seducidos para unirse a él, podríamos enfrentar un punto muerto en curso. Ninguna de las partes puede obtener una mayoría. El partido Yisrael Beytenu de Lieberman podría duplicar su fuerza electoral previa debido a los atractivos de su postura anti-haredi y continuará manteniendo el equilibrio de poder.

La única solución es que Likud proponga un gobierno de unidad nacional, ofreciendo a Gantz un primer ministro rotativo con Netanyahu retirándose al final de su mandato. Pero esto fallará si Azul y Blanco se mantienen fieles a su promesa de no considerar servir bajo Netanyahu bajo ninguna circunstancia.

Si eso sucede, el presidente podría intervenir e invitar a Gantz a formar un gobierno. Likud no tendría otra alternativa que obligar a Netanyahu a renunciar. Y una vez que lo haga, Likud bajo un nuevo líder negociaría un gobierno de unidad con Azul y Blanco, con o sin la inclusión de Yesh Atid de Yair Lapid. Esto no debería plantear obstáculos porque Gantz comparte las mismas políticas básicas que el gobierno actual en relación con la seguridad y la defensa.

La mayoría de los israelíes se sentirían aliviados por tal resultado, que ayudaría a unir a la nación y poner fin a la extorsión haredi. Tal fusión también destruiría la percepción distorsionada actual de que Israel está gobernado por un gobierno de extrema derecha… “extrema” pero que goza del apoyo abrumador del pueblo israelí.

Queda un problema con tal solución: ¿Gantz posee las cualidades para liderar el país? ¿Podría él, como Netanyahu, caminar con éxito la cuerda floja diplomática entre Trump y Putin? Gantz no muestra carisma ni una fuerte imagen de liderazgo. Un gran signo de interrogación se cierne sobre su capacidad para liderar efectivamente el país durante los próximos 12 meses, cuando será necesario tomar decisiones críticas.

Y si no es Gantz, ¿quién en cualquiera de las partes tiene las calificaciones para liderar? ¡La brutal verdad es que nadie!

Es por eso que, a pesar del hecho que Netanyahu no se amado para la mayoría de los israelíes, al mismo tiempo las encuestas muestran que incluso hoy en día muchos lo consideran el único candidato competente para primer ministro. De hecho, hay muchos que lo detestan, pero aún optarían por él para retener las riendas del liderazgo durante el próximo año crucial.

Entonces, aunque muchos predicen que este es el último hurra de Netanyahu, podrían estar equivocados. Hoy las probabilidades están en su contra, pero en ocasiones anteriores utilizó sus extraordinarias habilidades políticas y superó lo que parecían situaciones desesperadas. ¡No lo descarten todavía!

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.