El objetivo es el mismo, la táctica varia – Por David Mandel

Los árabes en general y los palestinos en especial no aceptan la existencia de Israel, un país judío en el Medio Oriente, región que ellos consideran que debe ser exclusivamente árabe y musulmán. Los países árabes ocupan un territorio de 13,130,695 kilometros2  El territorio de Israel tiene algo menos de 21,000 kilometros2  Pero, tal como contestó el gobierno canadiense de William Mackenzie cuando se le preguntó cuantos sobrevivientes judíos podía recibir Canadá al finalizar la Segunda Guerra Mundial: “Ningún judío ya es demasiado”, para los árabes similarmente, “Ningún kilómetro de territorio judío ya es demasiado”.
 
La primera táctica que usaron los árabes para tratar de destruir Israel fue la guerra. Tan pronto el Estado Judío declaró su independencia en mayo de 1948 seis ejércitos árabes invadieron, ayudados por los árabes locales, con el propósito de “arrojar a los judíos al mar”. Luego de ser derrotados en 1948, en 1956, en 1967 y en 1973 los árabes llegaron a la conclusión de que la táctica de guerra no daba resultado. (Hamás aún continúa con esa táctica obsoleta y paga el precio de su terquedad cada vez que inicia una guerra).
 
La siguiente táctica fue el uso de terror mediante suicidas asesinos, especialmente desde el año 2000 hasta el año 2004 cuando el promotor de esa táctica, Yasser Arafat, falleció en Francia de una enfermedad hasta ahora no revelada, pero que se cree que fue SIDA.
 
Israel encontró la solución a la táctica de terror. Construyó una cerca que disminuyó prácticamente a cero el número de suicidas asesinos. Los palestinos, apoyados por extremistas de izquierda, idearon una nueva táctica para destruir Israel. La llaman BDS (Boicot, Desinversión y Sanciones). La nueva táctica consiste de dos etapas. La primera es convertir a Israel en un país paria, mediante falsas acusaciones de genocidio, apartheid y ocupación ilegal. La segunda etapa es lograr que los Estados, las organizaciones, universidades, industrias, comercios y personas privadas cesen de tener relaciones económicas, académicas, comerciales y diplomáticas con Israel.
 
Israel encontró la solución a las dos primeras tácticas. También encontrará la solución a esta nueva táctica de destrucción. 

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.