El mensaje al mundo: Irán es peligrosa, dejen de jugar al “Suponemos que…” – Por Yoav Limor (Israel Hayom 1/4/2018)

La información revelada ayer por el primer ministro tiene la intención de provocar que el mundo deje de jugar al “suponemos que…” con respecto a Irán. De hecho, él ha enseñado que no hay otro Irán, buena y responsable, sino que Irán, es peligrosa y manipuladora, a la que si no se la detiene ahora, situará al mundo entero en una peligrosa espiral. En Israel, esta información fue procesada durante varias semanas.

Antes de la publicación, la información también se les transmitió a los estadounidenses y ahora se les transferirá a otros países amigos, especialmente entre aquellos que han firmado el acuerdo nuclear con Teherán. Aunque lo que vimos no provee una nueva información que indica la violación actual del acuerdo, la eliminación de la máscara que cubría la cara de los iraníes está destinada a provocar la cancelación del acuerdo no sólo frente al presidente Trump (lo que ocurrirá el 12 de mayo), sino en pos de crear una coalición internacional que apriete y empuje a Irán en un rincón, entre otras cosas explotando su economía tambaleante y la brecha social que se profundiza entre los conservadores y los reformistas. Israel tiene un doble interés en hacerlo: primero, el miedo a un Irán nuclear y el deseo de retrasar tanto como le sea posible su camino hacia la bomba; Segundo, la esperanza que exponiendo sus actividades ilegales ahora también socavará sus esfuerzos por establecerse en Siria.

Las dos partes están entrelazadas, y hasta ahora no han recibido mucha empatía por parte del mundo (excepto en Washington), que está cansada de las luchas y todavía espera encontrarse en Irán con dinero grande y fácil. Eso ha dejado a Israel “sola” en esta lucha… también cuando se trata de la recopilación de información que llevó a la exposición de las actividades nucleares clandestinas de Irán (un logro excepcional de la comunidad de inteligencia, dirigido por el Mossad), y también con respecto a sus actividades en Siria. El ataque de ayer por la mañana, por ejemplo, que se atribuye a Israel, fue ejecutado tras de varias publicaciones y advertencias – no logró realmente cambiar la actitud de nadie, incluidos los propios iraníes, quienes a pesar de los distintos ataques sufridos en los últimos tiempos han asumido que pueden continuar sus actividades sin interrupción alguna. Fue un ataque de alcance extraordinario, tanto en términos de los números de objetivos atacados al mismo tiempo (tres), y en el tipo de armas (misiles pesados, no destinados a Hezbollah sino para las milicias chiítas que operan en Siria bajo el mando del Irán).

Los informes sobre la extensión de los muertos y heridos iraníes fue probablemente menor de lo informado inicialmente y, sin embargo, este evento ha alimentado significativamente la motivación de Irán para reaccionar y atacar a Israel porque Teherán no están felices con el balance actual establecido en el terreno en donde Israel ejecuta acciones abiertas y ellos no son capaces de defenderse. La evaluación que es de esperar una respuesta iraní ha llevado a Israel a advertir en los últimos días que podría conducir a una guerra general.

En efecto, a diferencia del pasado, los dos últimos ataques atribuidos a Israel no señalaron la utilización de un fuego antiaéreo contra los aviones de la Fuerza Aérea Israelí. También se extendieron advertencias hacia Moscú – que está interesada en que haya silencio en Siria para disfrutar de los frutos de la reconstrucción económica.

Los rusos hasta ahora han invertido pocas energías en detener a Teherán, pero los desarrollos recientes, con énfasis en la exposición de anoche, también los colocan en un difícil dilema.

Es probable que los rusos, como de costumbre, continúen sentados sobre la cerca absteniéndose de jugar un verdadero papel constructivo en la región. Por lo tanto, la pelota está ahora en tres parcelas: La de Israel, que una y otra vez declara que va a hacer todo lo posible para detener a Irán, casi a cualquier precio, disfrutando de un consenso de pared a pared, algo poco habitual entre el liderazgo político y militar en Israel. En Israel se entiende la gravedad de la amenaza, la urgencia de la misma y las formas de tratarla. El segundo campo es el estadounidense, que hasta ahora se ha abstenido de cualquier acción real y ahora se espera que ponga su mano en el fuego (también en preparación para los contactos con Corea del Norte); Y tercer campo es el iraní: eso determinará cómo será el próximo período y los escenarios futuros.

Como se dijo, se espera una respuesta iraní, la pregunta es dónde y en qué formato. En Israel, se están preparando opciones radicales, incluido el deterioro hacia una guerra abierta. Es dudoso que esto ocurra, pero los acontecimientos recientes indican que estamos al borde del punto de ebullición.

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.