El índice de Seguridad Nacional: El apoyo público para un arreglo basado en la solución de dos estados – Por Tzipi Israeli (INSS – The Institute for National Security Studies)

Los resultados de la encuesta de opinión pública más reciente del INSS sobre temas relacionados con la seguridad nacional muestran que el 56% del público judío israelí cree que el conflicto israelí-palestino es la principal amenaza que enfrenta Israel (21% cree que un Irán nuclear es la principal amenaza; el 12% cree que Hezbollah, y el 11% el Estado Islámico). Si bien la solución de los dos Estados al conflicto se ha vuelto algo menos popular que en años anteriores, el apoyo sigue siendo permanente y significativo, a pesar del bloqueo en el proceso político; la tendencia decididamente derechista del gobierno; la escalada en los problemas de seguridad desde 2015; y las divisiones políticas y sociales dentro de la sociedad israelí. La mayoría de los encuestados (61%) están interesados ​​en un acuerdo, ya sea un acuerdo “permanente” (37%) o “acuerdos provisionales para un acuerdo permanente” (24%). Sólo el 10% expresó su interés en anexar toda Judea y Samaria, y sólo el 17% expresó su apoyo para mantener la situación actual.

En los últimos meses, el conflicto israelo-palestino ha regresado a la agenda pública en Israel, en parte porque el establishment político y de seguridad en Estados Unidos se ha preocupado más por la cuestión. El sondeo anual del INSS representa una encuesta realizada desde 1984, diseñada para monitorear las tendencias de la opinión pública sobre una variedad de temas relacionados con la seguridad nacional. La singularidad del estudio reside en el hecho que permite un examen longitudinal en profundidad de los procesos y las cuestiones sobre la base de una extensa base de datos actualizada periódicamente.

Al igual que las encuestas anteriores realizadas como parte de este proyecto de investigación de opinión pública, la más reciente, de noviembre a diciembre del 2016, se basó en un muestreo representativo de aproximadamente 800 encuestados seleccionados entre ciudadanos adultos de Israel, judíos y árabes, Entrevistas cara a cara realizadas en los hogares de los encuestados. A continuación se presentan algunos de los hallazgos más destacados del último Índice de Seguridad Nacional basado en las respuestas de los encuestados judíos.

La amenaza más grave: el conflicto israelí-palestino

El estudio muestra que la mayoría del público (56%) cree que el conflicto israelí-palestino es la principal amenaza que enfrenta Israel (21% cree que Irán nuclear es la principal amenaza, 12% Hezbollah y 11% el Estado Islámico). El conflicto israelí-palestino también fue considerado la principal amenaza de Israel en el anterior Índice de Seguridad Nacional, que coincidió con el aumento de incidentes terroristas que comenzó en octubre de 2015. Este es un aumento significativo en la evaluación de la importancia del conflicto en comparación con las encuestas anteriores. En 2014, por ejemplo, sólo el 19% de los encuestados pensaba que el conflicto israelo-palestino era la principal amenaza. Parece que el público israelí ahora cree que este es un tema clave que exige una resolución. Las encuestas también indican que el apoyo a la solución de dos estados sigue siendo sólido (59% del público judío y cerca del 70% entre todo el público israelí, incluyendo a los ciudadanos árabes de Israel). El fuerte apoyo a la solución de dos estados se mantuvo estable entre 2003 y 2013 (aproximadamente el 70%), incluso durante los períodos de crisis, independientemente de la composición del gobierno. Aunque la idea se ha vuelto algo menos popular, el apoyo sigue siendo permanente y significativo, a pesar del estancamiento en el proceso político; la tendencia decididamente derechista del gobierno; la escalada de seguridad desde 2015; y las divisiones políticas y sociales dentro de la sociedad israelí.

Cuando se presentó al público las implicaciones prácticas de la fórmula de dos estados en el marco de un posible referéndum, el apoyo cayó un poco, pero se mantuvo alto. En otras palabras, el público israelí está interesado en separarse de los palestinos de una manera u otra. Si el gobierno israelí presentara tal acuerdo para una votación en un referéndum, por lo tanto, presumiblemente recibiría una mayoría aún mayor, especialmente dada la alta proporción de encuestados que “no saben” e “indecisos”, que constituyen el 20-27% del muestreo.

Las respuestas a una nueva pregunta añadida en la encuesta más reciente proporcionan una imagen más clara. A los encuestados se les preguntó qué piensan sobre cuál la mejor opción de Israel para el conflicto israelí-palestino en un futuro previsible. La mayoría de los encuestados (61%) están interesados ​​en un acuerdo, ya sea un acuerdo “permanente” (37%) o “acuerdos provisionales para un acuerdo permanente” (24%). Sólo el 10% expresó su interés en anexar todo Judea y Samaria, y sólo el 17% expresó su apoyo para mantener la situación actual.

Por lo tanto, se puede suponer que la mayoría de los israelíes piensan que el tiempo no está del lado de Israel con respecto al conflicto israelí-palestino. Parecen sentir que la política de pasividad de Israel y el estancamiento político son perjudiciales a largo plazo. En otras palabras, el público entiende el problema inherente a una realidad binacional y expresa su preocupación de que tal realidad pueda suceder (Hatzad Hasheni agrega: Esta suposición de la autora no se desprende de los datos, es una suposición que también podría ser explicada por cientos de otras opciones).

Apoyo público para la evacuación de asentamientos

El deseo de separación también se expresó con referencia al corazón del desacuerdo, es decir, los asentamientos judíos en Cisjordania. Similar a los resultados de la encuesta anterior, la encuesta actual indica que la mayoría del público (69%) está preparada para evacuar los asentamientos en Judea y Samaria como parte de un acuerdo permanente: el 16% manifestó su disposición a evacuar todos los asentamientos y el 53% apoyó la evacuación de los asentamientos fuera de los grandes bloques. Por el contrario, el 31% dijo que se oponían a la evacuación de asentamientos bajo cualquier condición.

Otro hallazgo fue la posibilidad de evacuar los asentamientos como parte de una nueva acción de desconexión unilateral israelí. Si en el pasado, sobre todo después de la retirada de la Franja de Gaza, el público se opuso a la evacuación unilateral de los asentamientos, ahora hay un apoyo a la idea (59%).

Parece que la combinación del intervalo desde la retirada de la Franja de Gaza y el estancamiento político de larga data y el terrorismo palestino ha preparado al público para evacuar los asentamientos incluso sin un acuerdo permanente y hacerlo unilateralmente. La actitud del público ante la evacuación no está libre de preocupaciones, pero hay conciencia de la dificultad, si no incapacidad, de promover cualquier tipo de solución sin alguna concesión territorial. Este hallazgo es particularmente sorprendente cuando se plantea la cuestión de la concesión territorial en el contexto de áreas específicas. Un análisis de los hallazgos de la encuesta muestra claramente que hay una gama de actitudes hacia diferentes áreas, reflejando la conexión diferencial que los israelíes sienten hacia cada uno, dependiendo de su significado religioso, histórico y/o de seguridad. En la última década, hay una oposición consistente a la retirada del bloque de Gush Etzion, Samaria occidental y el Valle del Jordán. Sólo el 13-24% de los encuestados están dispuestos a conceder estas áreas. Por el contrario, hay una gran disposición – el 69% de apoyo en la encuesta más reciente – para conceder los territorios más profundos de la Ribera Occidental que están fuera de los bloques. Obsérvese que la encuesta reciente cambió el lenguaje de “regresar asentamientos aislados” a “áreas que no forman parte de los bloques” y el porcentaje de apoyo aumentó de 63 a 69%. Es decir, según los resultados de la muestra, más de dos tercios del público están preparados para evacuar los asentamientos judíos en algún formato, incluso sin un arreglo permanente. También existe una clara distinción entre grandes bloques de asentamientos y pequeños asentamientos aislados.

Además, la encuesta examinó la opinión pública sobre cuestiones de la política que Israel debe adoptar en la construcción de asentamientos. Los hallazgos apuntan al hecho de que la mayoría está interesada en la construcción únicamente en los bloques de asentamientos (38%) o en ninguna construcción en absoluto (20%). Más concretamente, el 21 por ciento cree que la construcción en todos los asentamientos debe ocurrir sólo por el bien de mantener el ritmo con el crecimiento natural de la población; una proporción idéntica de los encuestados expresó su apoyo al desarrollo a gran escala en toda Judea y Samaria.

Los sondeos de opinión pública del INSS indican que la actitud del público israelí hacia el conflicto israelo-palestino se ha mantenido estable a lo largo de los años. En muchos sentidos, los resultados expresan una voz centrista que si no demasiado fuerte, sin embargo ha sido consistente con el tiempo. Las conclusiones son un reto para el status quo político porque reflejan la creencia pública en una solución política y la voluntad de evacuar algunos de los asentamientos, a pesar de la conciencia de la dificultad para lograr una resolución permanente de una sola vez. El discurso sobre el conflicto se basa en el paradigma de los dos estados dado por los Acuerdos de Oslo más que en la continuación de la situación actual. Al mismo tiempo, las conclusiones dejan mucho espacio para la creatividad y la maniobra por parte del liderazgo político en el contexto del proceso político con los palestinos, siempre y cuando el principio rector sea una separación de Israel de la mayoría de la población palestina en Judea y Samaria.

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.