El antisemitismo y la izquierda populista – Por Avi Bareli

El líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, ha sido golpeado, a diario, con recordatorios sobre su antisemitismo, incluyendo su elogio de 2012 en un mural que muchos consideran antisemita, el abrazo a los terroristas árabes y comentarios que alegan que los judíos británicos “No entienden” la ironía británica.

Momentum, la organización de izquierda fundada por un judío británico que ayudó a impulsar a Corbyn al liderazgo del Partido Laborista e impidió su destitución también… está contaminada por antisemitismo. Para cualquiera que esté familiarizado con la historia de la izquierda europea, esto no es una sorpresa.

El odio de Corbyn contra Israel no es la fuente del problema antisemita del laborismo. Es cierto que la crisis en el Laborismo se ha centrado en la cuestión de si el código de ética del partido prohibirá o permitirá referirse a la fundación de Israel como una “entidad racista”. También es cierto que Corbyn luchó sin éxito para que este argumento no fuera considerado antisemita, y como resultado puede verse obligado a amortiguar su odio hacia Israel. Pero Corbyn estaba luchando no solo por el derecho a expresar su antisemitismo sino por la preservación del espíritu populista que lo convirtió en líder del partido, una posición cómoda para convertirse en el primer ministro de Gran Bretaña. Vale la pena señalar que la crisis del antisemitismo no ha perjudicado a los laboristas en las encuestas de opinión. El Laborismo se ha fortalecido.

La explicación de este fenómeno es simplemente que el antisemitismo es una parte inseparable de la característica populista del movimiento Momentum que llevó a Corbyn al poder, que forma parte de una tendencia más amplia de la izquierda europea. El populismo de izquierdas de Corbyn es, de hecho, similar al populismo del Partido Demócrata Estadounidense, el Movimiento de Cinco Estrellas de Italia, el partido de Podemos de España y La France Insoumise de Francia (“Francia sin Arco”).

Al igual que con la derecha, el populismo de izquierda es el resultado de un apasionado despertar de la opinión pública popular contra la clase dominante. Este despertar interrumpe los acuerdos, las regulaciones políticas y los equilibrios logrados después de las crisis del siglo XX. También fomenta el antisemitismo, que últimamente se ha visto principalmente en la izquierda.

Corbyn no quiso inclinar la cabeza en señal de rendición ante sus colegas laboristas, quienes trataron de evitar la destrucción del partido como resultado de la división de opiniones de sus miembros sobre la controversia antisemita. No querían que el viento soplando a través de las velas de Momentum se debilitara. Después de todo, la organización, compuesta por una red de activistas apasionados, floreció en las redes sociales. El antisemitismo no es la esencia de la ideología de izquierda; contradice sus suposiciones humanistas. Pero desde una perspectiva sociológica, el antisemitismo está estrechamente relacionado con el despertar de la protesta social.

La división entre ideología y sociología es particularmente notable en el populismo izquierdista actualmente en auge en Europa y Estados Unidos. La ideología o los programas organizados como los esfuerzos de nacionalización del Laborismo de 1945 no son el punto fuerte del populismo de izquierda, sino la sociología. Los enunciados y palabras radicales pueden enlistar a las masas. Sus planes pueden resumirse no como un cambio fundamental en la relación entre la producción y la estructura de la economía global, sino como la redistribución de los recursos, con el claro potencial de caer en el patrón destructivo que ahora se ve en Venezuela.

Cuando las emociones ocupan un lugar central en el debate en Europa, no es sorprendente ver cómo el antisemitismo muestra su fea cara en la izquierda. El peligro es claro: el antisemitismo está integrado en la situación miserable de la izquierda. La izquierda no tiene un plan práctico para rescatar a la sociedad de la desigualdad creada por la derecha. Tiene solo retórica. Y cuando la retórica es lo principal, la bestia antisemita siempre estará en el centro.

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.