Diabólica alianza con yihadistas – Por Beatriz W. de Rittigstein

El 17 de agosto reciente, el mundo vio con horror el ataque terrorista en las Ramblas de Barcelona, cuando un asesino “armado” con una furgoneta, arrolló a la multitud que disfrutaba de una agradable tarde veraniega, causando muertos y heridos. Horas más tarde, hubo otro embate en Cambrils. Y, a medida que avanzaban las investigaciones sobre el caso, se fueron conociendo detalles que conectaban con otros hechos, como el estallido en una casa en Alcanar, donde se preparaban bombas, lo cual da idea de posibles planes de asaltos de mayores proporciones; hasta se sospecha la intención de atacar uno de los símbolos de la capital catalana, la basílica de la Sagrada Familia.

Días después, una nutrida marcha en la cual participaron más de medio millón de personas, manifestó su rechazo al odio y a la violencia. Sin embargo, sectores de extrema izquierda y separatistas aprovecharon la tragedia para promover posiciones políticas muy singulares, que se distancian de la democracia, además de constituir una falta de respeto a la gente de buena voluntad y a la memoria de las víctimas.

No es nueva la vergonzosa alianza entre la ultraizquierda y el Islam radical y, en España sobran esos ejemplos. El partido Podemos, en contravía a la cultura y a los intereses de su país, ha sido apoyado y financiado por la teocracia iraní. Ahora, a raíz de las arremetidas terroristas, se revela que, Jaume Asens, del Ayuntamiento de Barcelona y alto personero de Podemos en Cataluña, se encargó de la defensa legal de un imán yihadista y de agitadores de las mal llamadas “Flotillas por la Libertad”; asimismo, Benet Salellas, diputado de la CUP en el Parlamento catalán, soporte de Puigdemont, ha sido defensor de islamistas.

En mayo del presente año, la III Feria Literaria de Barcelona, auspiciada por el Ayuntamiento de dicha ciudad al mando de Ada Colau, invitó a la terrorista Leila Khaled, del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), a dar una charla. En los años 70, Khaled y la banda extremista a la que pertenece, perpetraron numerosas ofensivas, como el secuestro de aviones.

En definitiva, resulta una sombría incoherencia que, por un lado, sean electos democrática y libremente como autoridades de una ciudad y, por otro lado, ayuden y glorifiquen el terrorismo. 

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.