Detener la anexión de Cisjordania resucita la línea de Cese de Fuego de 1967: 10 cosas que debemos saber – Por Tovah Lazaroff (Jerusalem Post)

La decisión de suspender la anexión resucitó casi automáticamente la línea anterior a 1967 en Cisjordania, excluyendo Jerusalén. Esta transición del mes pasado fue rápida y repentina, porque los dos conceptos son lados opuestos de la misma moneda conceptual.

Foto de portada – Una mujer palestina pasa junto a un mural contra el plan de Israel de anexar partes de la Cisjordania ocupada por Israel, en Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, el 14 de julio de 2020 (crédito de la foto: IBRAHEEM ABU MUSTAFA / REUTERS)

Una parte conceptual opera dentro de una conversación sobre la aplicación de la soberanía o dentro de un diálogo sobre una solución de dos Estados en las líneas anteriores a 1967. Esto se debe a que el Área C de Cisjordania, donde viven más de 700.000 israelíes y palestinos, no se puede congelar en el tiempo.

La sabiduría actual del plan de paz regional del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, tal como se ha desarrollado ahora, es mantener a Cisjordania en una realidad suspendida, que se entregará por prioridad al lado que sea más compatible con el proceso. Idealmente, los colonos y la derecha israelí deberían simplemente esperar hasta que el proceso esté terminado, sabiendo que la soberanía les espera como una copa de oro al final de la carrera.

El problema poco tiene que ver con el tema de la confianza política que daría lugar a que este premio fuera suyo. Todos los días, en lo que también se conoce como la batalla por el Área C, los palestinos e israelíes participan en actividades en Cisjordania que ayudan a fortalecer una anexión inevitable o ayudan a garantizar una solución de dos estados en la línea anterior a 1967.

Estas actividades ocurren dentro del marco de las políticas del gobierno israelí que promueven la anexión o se oponen a ella. El tiempo ha ido borrando poco a poco la zona gris, donde los políticos podían hablar sin también demostrar. Pero eso no ha impedido que nadie lo intente.

Los Emiratos Árabes Unidos dijeron que habían detenido la anexión como requisito previo para su acuerdo con Israel. El ministro de Relaciones Exteriores, Gabi Ashkenazi, ha coincidido en afirmar que la normalización con los estados árabes ha reemplazado a la anexión. Estados Unidos ha dicho que fue suspendido indefinidamente, lo que quiere decir que no hay un cronograma para su implementación. El primer ministro Binyamín Netanyahu ha dicho que la soberanía eventualmente sucederá, pero al final del proceso no al principio.

Para aquellos que están tratando de averiguar qué significa todo esto. Aquí hay 10 cosas que usted debe saber que pueden ser útiles.

  1. ¿Cuál es la batalla por el Área C? Lo que está en juego es la situación de la Zona C de la Ribera Occidental, que ahora está bajo el dominio militar y civil israelí. Todos los asentamientos israelíes se encuentran allí, lo que representa una población cercana a las 450.000 personas. También viven allí unos 300.000 palestinos. Muchos de los colonos y los de la derecha quieren que todo el Área C sea parte del Israel soberano. Los palestinos quieren que toda el Área C sea parte de su estado futuro. La batalla por este territorio se desarrolla casi literalmente piedra por piedra y casa por casa, con la creencia que la ocupación eventualmente determinará la soberanía. Pero el tema de la anexión no involucra inmediatamente a todo el Área C.
  2. ¿Qué parte del Área C se anexaría a Israel? Según el plan de Trump revelado en enero, el 50% del Área C donde se encuentran todos los asentamientos se anexaría a Israel, con la posibilidad que Israel pudiera extender su dominio a más Área C si los palestinos no llegan a la mesa de negociaciones. Si bien los colonos quieren todo el Área C, en la actualidad están luchando solo por el 50% hablado o un mapa expandido de al menos 52% o 58% que aborda algunas de sus preocupaciones con respecto al plan Trump.
  3. ¿Cuál fue el cronograma inicial para la anexión? En enero, Estados Unidos dijo que Israel podría anexar el 30% de Cisjordania, la mitad del Área C, inmediatamente, al comienzo de su proceso de paz, independientemente de lo que sucediese con los palestinos. Luego se le pidió a Israel que esperara la aprobación de Estados Unidos, lo que ocurriría después de que concluyera el trabajo de un comité de mapeo conjunto israelí-estadounidense. El comité comenzó su trabajo con mucha fanfarria y una conferencia de prensa pública en las afueras del asentamiento de Ariel. No hubo una conclusión pública de su proceso ni se publicaron sus resultados. Luego se propuso una fecha del 1 de julio como la opción más temprana posible por la cual Israel podría anexarse. Luego, en agosto, con el anuncio del acuerdo de normalización pendiente de Israel con los EAU, se suspendió la anexión.
  4. ¿Cuál es el cronograma actual para la anexión? La anexión ha sido suspendida indefinidamente. No se ha fijado una nueva fecha. En una conferencia de prensa esta semana, Netanyahu dijo que la soberanía solo podría suceder después que los palestinos no se acerquen a la mesa de negociaciones. Esto significa que en lugar de que la anexión se produzca de forma independiente del proceso de paz, la anexión ahora está intrínsecamente ligada a él. Tanto es así, que la soberanía se ha movido, desde el inicio del proceso hasta el final. Es una transición que abre la pregunta de si la anexión realmente sucederá. Si la anexión es algo tan seguro, ¿por qué se suspendió el período de espera?
  5. ¿Qué es la anexión de facto? Ésta es la prueba de fuego por la cual los colonos y la derecha saben si se produciría la anexión. Si la suspensión de la anexión es realmente un período de espera, entonces la construcción de asentamientos debe avanzar sin problemas. Esto incluiría reuniones periódicas del Consejo Superior de Planificación para aprobar los proyectos de construcción de los colonos, cualquier proyecto, incluso los controvertidos como el E1, que se encuentra en una zona no urbanizada del asentamiento de Ma’aleh Adumim. Estados Unidos ha aceptado el punto principal que los asentamientos per se no son incompatibles con el derecho internacional. Más concretamente, el plan de paz de Trump reconoce los derechos históricos de Israel sobre ese territorio y ya ha declarado que los asentamientos serían parte del Israel soberano en cualquier resolución de dos estados del conflicto. Entonces, las razones correctas, es lógico normalizar la vida de los colonos tanto como sea posible en el ínterin, mientras se espera la aplicación prometida de la soberanía a las áreas de Judea y Samaria.
  6. ¿Qué es una congelación de facto? Esa es la ausencia repentina de cualquier avance o aprobación de construcción, particularmente con respecto a proyectos que expanden el control de Israel en el Área C, incluso dentro del área diseñada por el plan de anexión de Trump. No habría ningún anuncio gubernamental; simplemente habría un largo silencio o sólo una actividad menor. Esto sucede cuando la construcción de asentamientos está vinculada a la actividad de paz, de tal manera que se percibe como una perturbación del proceso de paz.
  7. ¿Son los asentamientos una vez más un obstáculo para la paz? Si se ha producido una congelación de facto, se reabre el concepto de que la actividad de los colonos es un obstáculo para la paz. Si existe un vínculo entre la actividad de los colonos y el proceso de paz regional ahora en marcha, entonces ese lenguaje, que fue parte de la era del ex presidente estadounidense Barack Obama, ahora resucitaría. La idea subyacente de una congelación es precisamente esta, que la construcción de los colonos no puede ir de la mano de la paz. Fue por esta razón que Obama no tuvo una actitud de tolerancia hacia la construcción de asentamientos.
  8. ¿Por qué la actividad de asentamientos sería un obstáculo para la paz? Técnicamente hablando, no debería haber ningún problema si los colonos quieren construir en partes de Cisjordania que, según el plan de paz de Trump, están designadas para el Israel soberano. Si ese concepto es aceptado para un plan israelí-palestino y un plan árabe-israelí, entonces no debería haber ningún problema. Pero en el momento en que se convierte en un problema, se cuestiona la legitimidad de los asentamientos. En última instancia, la ausencia de soberanía siempre ha puesto una sombra de peligro sobre la empresa de asentamientos. Si el territorio no es soberano, legalmente, ni siquiera bajo los estándares israelíes, no pertenece a Israel. Al final del día, su estado tendrá que resolverse, la falta de su resolución abre la posibilidad de un futuro retiro.
  9. ¿Cómo se relaciona todo esto con la línea anterior al 67? Desde el Acuerdo de Oslo de 1993, se ha planteado la cuestión de cuánto del territorio del Área C podría retener Israel. Existía la idea que Israel podría aplicar la soberanía a los centros de alta población conocidos como bloques de asentamientos. Bajo Obama, ese concepto fue abandonado a favor de una retirada basada en esa línea anterior a 1967. En el plan de Trump, Israel había creído que se había eliminado la idea de una solución de dos estados basada en esas líneas.

En última instancia, mientras los asentamientos de Cisjordania no estén bajo la soberanía de Israel, esa línea anterior a 1967 seguirá existiendo. Efectivamente fuera de Jerusalén, esa línea todavía determina qué es y qué no es el Israel soberano. Cualquier congelación o limitación de facto de las actividades de asentamiento por temor a dañar el proceso de paz, esencialmente reconoce que la línea es significativa. En el análisis final; resucita la línea.

  1. ¿Qué tan inamovible está ahora la línea del 67? Permanece en su lugar hasta que Israel aplique la soberanía a áreas de Cisjordania. El asesor principal de la Casa Blanca, Jared Kushner, y Netanyahu han hablado de acuerdos de paz adicionales entre Israel y los estados árabes, y Kushner especuló que eventualmente Israel tendría la paz con los 22 miembros de la Liga Árabe. Es probable que esos estados también insistan en la suspensión de la anexión como requisito previo, por lo que es cada vez más improbable que ocurra la anexión. Si regresara a la mesa, sería más probable que fuera de una forma muy diferente.

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.