Dejen de subvencionar el asesinato terrorista – Por Evelyn Gordon

El brutal ataque terrorista en el que un palestino adolescente asesinó, temprano esta mañana, a una israelí de 13 años de edad en su propia cama – una israelí que también era una ciudadana estadounidense – es un perfecto ejemplo de por qué es esencial que haya un proyecto de ley que se trata ahora en el Congreso. El proyecto de ley no pondrá fin a la práctica aberrante de la Autoridad Palestina de pagar generosos salarios a los perpetradores de esos crímenes. Pero al menos dejará de hacerlo con el dinero de los contribuyentes de EE.UU.

Un breve resumen: Durante años la AP ha pagado salarios por encima del mercado a los autores de ataques terroristas contra Israel. Los salarios van desde 2.400 hasta 12.000 shekels por mes y son pagados durante todo el tiempo que dura la pena de prisión del perpetrador en Israel (las personas que mueren cuando cometen ataques obtienen otros beneficios). La cifra más baja es aproximadamente equivalente al salario promedio – no el mínimo – de las personas que realmente tienen empleos en la Margen Occidental, y alrededor del 40 por ciento mayor que el salario promedio en Gaza; las cifras del extremo superior de la escala son el tipo de salarios que la mayoría de los palestinos ni siquiera puede soñar. En resumen, la AP ha hecho que el terrorismo sea mucho más lucrativo que el trabajo productivo.

No menos repulsivo es el hecho de que el monto del salario mensual está ligado a la duración de la pena de cárcel. Los pagos más altos son para los condenados a cadena perpetua, es decir, para los que lograron asesinar al menos a un israelí, mientras que los más bajos son para los condenados a las sentencias más cortas – es decir terroristas que no lograron asesinar o herir a nadie. Es decir, la AP no sólo incentiva el terrorismo por sobre conseguir un trabajo, sino que también incentiva el asesinato masivo por sobre los delitos menores.

Después que, en 2011, la organización Palestinian Media Watch (PMW) descubrió esto, comenzó a acosar a los donantes occidentales de la AP acerca de si realmente querían gastar el dinero de los contribuyentes para pagar los salarios de terroristas suicidas. La respuesta fue afirmativa: casi sin excepción, los gobiernos occidentales se negaron a cortar las donaciones a la AP por este tema. Pero bajo la presión de unos pocos legisladores y periodistas que consideraron esto reprobable, finalmente decidieron que había que guardar las apariencias pretendiendo que su ayuda no estaba siendo utilizada para pagarles a los asesinos. Así que la AP, amablemente, les proporcionó uno. En 2014 anunció que ya no pagaría estos salarios; en cambio, lo haría la Organización para la Liberación de Palestina (OLP). Y puesto que los donantes occidentales le dan dinero a la AP, no a la OLP, ya no estarían implicados.

Esto siempre fue una ficción transparente. Ambas organizaciones están encabezadas por el Presidente de la AP, Mahmoud Abbas, y controladas por su facción Fatah, y el dinero fluye libremente entre ellos. Pero la infatigable PMW pronto proporcionó evidencia sólida de esto. En enero de 2015, por ejemplo, el Ministerio de Finanzas de la AP anunció que su presupuesto anual incluía dinero para estos salarios. Además, cuando Israel detuvo las transferencias de impuestos a la AP, a principios de 2015, por una controversia no relacionada, la AP anunció que debido a su escasez de efectivo, se reducirían los salarios de los prisioneros. Eso no habría sido innecesario si realmente la OLP estuviera pagando los salarios de sus propios fondos, teniendo en cuenta que la OLP no recibe ningún dinero de Israel, para empezar.

Nada de esto molestó a los gobiernos occidentales. Continuaron pretendiendo que la AP realmente había dejado de pagar estos salarios, y la Administración Obama no fue una excepción. Pero sì molestó a los legisladores de EE.UU.

A principios de esta semana, el Subcomité Senatorial de Estado, Operaciones Exteriores y Programas Relacionados, aprobó un cambio en la Ley de Asignaciones del Estado y Operaciones Exteriores del próximo año. El cambio requiere que se corte la ayuda a la AP “en una cantidad que el secretario [de estado] determine que es equivalente a la cantidad gastada por la Autoridad Palestina, la Organización de Liberación de Palestina y cualquier sucesor u organizaciones afiliadas, como pago por actos de terrorismo de personas que están en prisión después de haber sido juzgados justamente y condenados por actos de terrorismo, y por individuos que murieron cometiendo actos de terrorismo durante el año calendario anterior”.

La Cámara de Representantes aprobó una versión ligeramente diferente, que también menciona a la OLP, pero no incluye la frase “y cualquier sucesor u organizaciones afiliadas”. El senador Dan Coats (R-Indiana), que introdujo esa frase en el Senado, le dijo al Jerusalem Post que trataría de persuadir a la Cámara que lo adopte también, y que sus colegas deberían escuchar. Como correctamente dijo, el lenguaje ausente se adelanta a la posibilidad de que la AP simplemente cree otra artimaña para salvar las apariencias, y el Departamento de Estado seguramente la aceptará, igual que aceptó la ficción de la OLP.

Coats dijo que entiende la preocupación de que el corte de la ayuda a la AP podría desestabilizarla, pero cree que “aquí hay una cuestión moral que trasciende esa preocupación”. Y tiene razón: Es simplemente inmoral que Estados Unidos financie el terrorismo.

Por otra parte, para colmo de males, EE.UU. siempre ha deducido el costo de la construcción de asentamientos de las garantías de préstamos a Israel. Así que, esencialmente, la política del gobierno de EE.UU., tal como está ahora, es que la construcción de viviendas es un crimen mucho peor que cometer un asesinato en masa. Independientemente de lo que se piense de los asentamientos, eso es un ultraje moral.

Coats también tenía razón en desafiar a Israel en este tema. “No entiendo cómo los israelíes pueden aceptar esta práctica, con el argumento de mantener la estabilidad en ese gobierno [la AP]”, dijo, probablemente refiriéndose al hecho de que Israel no deduce el costo de estos salarios de sus transferencias de impuestos a la AP.

Por supuesto, el caso de Israel es más complicado porque, a diferencia de la ayuda de EE.UU., esas transferencias fiscales no son regalos; son impuestos palestinos sobre la actividad palestina que Israel recauda en nombre de la AP. No obstante, al transferir este dinero, Israel es cómplice de incentivar el asesinato de sus propios ciudadanos y, por lo tanto, es muy probable que viola sus propias leyes contra la financiación del terrorismo. Ha llegado el momento para detenerlo; Israel simplemente debería deducir una cantidad mensual equivalente a esos salarios y usarlo para pagar las deudas palestinas a las empresas israelíes largamente vencidas (como los 1,7 millones de shekels adeudados a la Corporación Eléctrica de Israel).

Por último, tanto los funcionarios estadounidenses como los israelíes deben presionar a los gobiernos europeos sobre este tema. Un buen punto de partida podría ser Gran Bretaña, donde sólo este mes, un informe independiente encargado por el Departamento de Desarrollo Internacional concluyó que al permitir que la AP pague salarios a terroristas, la ayuda británica a la AP había hecho “más probable” el terrorismo contra Israel. “previsiblemente” el DDI desestimó el informe, pero causó una tormenta en el Parlamento.

Al alentar a los ataques terroristas, ese financiamiento también contradice el objetivo declarado de Occidente de promover la paz entre israelíes y palestinos, ya que el terrorismo palestino simplemente convence a la mayoría de los israelíes que ceder la Margen Occidental sería una mala idea. Pero incluso si este no fuera el caso, ha llegado el momento de que Occidente deje de incentivar el asesinato de israelíes a través de su ayuda exterior. Como dijo Coats, algunas cosas son simplemente demasiado inmorales para ser toleradas.

 

https://www.commentarymagazine.com/terrorism/us-terror-subsidizing-murder/ – Traducido para porisrael.org por José Blumenfeld

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.