Cuando el mediador está en conflicto con una de las partes, las posibilidades de éxito del “Acuerdo del Siglo” son muy bajas – Por Jackie Hoggy (Maariv)

La administración de Trump está liderando un nuevo estilo de mediación para la paz: Si uno de las partes se opone, le darán por la cabeza y así todo funcionará.

Una de los shows más importantes de la ciudad ocurrió recientemente en la red social Twitter. Las dos son figuras importantes, el primer ministro palestino entrante, el Dr. Muhammad Ashtiyeh, y el enviado especial de Trump para el proceso de paz, Jason Greenblatt. Ashtiyeh asumió el cargo la semana pasada y lanzó una serie de declaraciones críticas sobre el plan de paz de la Casa Blanca. Un plan que se lanzará por vez primera vez en breve.

Según filtraciones no oficiales, el plan incluirá un componente económico clave, basado en miles de millones en donaciones para rehabilitar la economía palestina y una serie de iniciativas para alentar el crecimiento en Cisjordania y Gaza. Exigirá concesiones políticas de Israel, pero no las que los palestinos buscaban. Jerusalén no será dividida, y los bloques de asentamientos no serán evacuados. Todo esto en el papel. En la práctica, el equilibrio de poder entre Ramallah y Washington lo frustra por adelantado. Los estadounidenses fueron despedidos por los palestinos como mediadores del proceso de paz, y no son buscados por ellos como patrocinadores principales, como siempre lo fueron. Sin embargo, continúan trabajando en su plan, e incluso están enojados con los palestinos, quienes están haciendo la vista gorda ante el plan futuro.

¿Por qué los palestinos tuercen sus narices? Ya que Jerusalén no está dentro del plan, porque la Casa Blanca congeló la ayuda financiera a la Autoridad Palestina y Gaza, y porque Donald Trump transfirió la Embajada de Estados Unidos a Jerusalén, mientras que su estado palestino está sujeto a controversia. Pero Trump está enamorado de la idea, e incluso llamó a su plan “el acuerdo del siglo”. Una vez explicó cómo resolvió el problema: “Descubrimos que Jerusalén era un obstáculo, así que lo sacamos de la mesa”.

La semana pasada, Ashtiyeh convocó una conferencia de prensa en su oficina y publicó la posición de la Autoridad Palestina sobre el plan futuro. “Toda iniciativa política que no requiera el fin de la ocupación israelí y el establecimiento de un estado palestino soberano con Jerusalén Oriental como su capital dentro de las fronteras de 1967 y una solución al problema de los refugiados es inaceptable para los palestinos”.

Por su parte, Jason Greenblatt, un abogado judío de Nueva York que fue nombrado mediador por Trump desde su entrada a la Casa Blanca, se apresuró a responder a las palabras de Ashtyeh en un lenguaje traumático y popular: “De hecho, usted dice – le escribió en Twitter – “Denos el acuerdo que estamos exigiendo, o no hay acuerdo. Esto es consistente con todos los intentos anteriores de los palestinos. Pero, ¿cómo funcionará? ¿Quiere llevar a su gente a la abundancia y a las oportunidades, o simplemente continuar expresando esas líneas de fatiga una y otra vez?”.

Ahtiyeh siguió acusando a los estadounidenses de lanzar una “guerra financiera” contra los palestinos. Dijo que el cese de la ayuda estadounidense a la Autoridad Palestina y la Franja de Gaza llevaba la intención de empujar a los palestinos al muro y obligarlos a aceptar el plan de paz. “No hay socios palestinos para Trump, él no tiene socios entre los estados árabes y no tiene socios europeos”, afirmó. Por eso, afirma, este plan nació muerto. “¿Guerra financiera?”, Greenblatt chilló furiosamente… “Este es el dinero del contribuyente estadounidense”.

En una entrevista con Sky News en árabe, el enviado norteamericano se refirió a la posición palestina que afirma que solo es posible una solución en base a los dos estados. “Cada parte interpreta el término ‘la solución de dos estados’ de manera diferente”, dijo Greenblatt, y de hecho reveló que el plan que presentó no incluía un estado palestino dentro de las fronteras de 1967, sino más bien un mini-estado “No tiene sentido usar una expresión que nunca trajo paz”.

Un corte de contacto de un año y medio

Durante muchos años, los estadounidenses fueron aliados de Israel, pero siempre trataron a los palestinos con empatía y se convirtieron en los mediadores indiscutibles del proceso de paz. En la era Trump, las herramientas se rompieron. Durante un año y medio, la Casa Blanca ha sido completamente bloqueada entre los palestinos. En El Cairo, Riad y Abu Dhabi, también, hay poco entusiasmo por la iniciativa estadounidense. Los israelíes, que están preocupados que este plan ejerza mucha presión sobre Jerusalén, pueden relajarse. Washington no impondrá a Israel un acuerdo que ni siquiera Ramallah quiere. Sería, en el mejor de los casos, un ejercicio intelectual que genera titulares voluminosos y, en el peor de los casos, todos los medios para abatirlos a todos. Los palestinos acusarán a los estadounidenses de actuar a favor de Israel y de convertirse en un mediador hostil; Israel acusará a los palestinos que nunca perdieron la oportunidad de perder una oportunidad; Y los estadounidenses dirán que Abu Mazen es un enemigo de la paz y nunca conseguirá un mejor plan que con él.

El futuro “acuerdo del siglo” de la Casa Blanca recuerda el plan que fue concebido después de la Guerra de los Seis Días por el General de División Yigal Allon, quien se desempeñó como ministro en el gobierno de Levi Eshkol. El plan de Alon incluía, entre otras cosas, la anexión de partes del área de 1967 y la preservación del valle del Jordán por parte de Israel. Alon creía que se podíaz llegar a un acuerdo final para resolver el conflicto. Él y luego el ministro de Relaciones Exteriores, Abba Eban, sostuvieron una serie de reuniones secretas con el rey Hussein y sus hombres. Durante años, el plan de Alon se discutió muy seriamente en el discurso político israelí, y Binyamín Netanyahu incluso insinuó la proximidad de sus puntos de vista, pero en el lado jordano y en el lado palestino, nadie lo tomó en serio. Como entonces, hoy necesitas tres para un tango (Israel, Jordania y los palestinos).

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.