¿Cuándo aprenderá Occidente de los errores del pasado? – Por Yoram Ettinger (Israel Hayom)

Las iniciativas de paz que precedieron al “Negocio del Siglo” del presidente Trump han fracasado debido a la tendencia occidental a simplificar la realidad del Medio Oriente y a relativizar 1.400 años de volatilidad, intolerancia y violencia.

La turbulenta realidad regional revela, en su desnudez, la comprensión occidental que es más bien una ilusión sobre las bases de la Primavera Árabe y la negativa a aceptar el “tsunami árabe” que arrasó el Medio Oriente desde 2010, además el hecho que el conflicto árabe-israelí no es el “principal conflicto del Medio Oriente”. Contrariamente a la opinión aceptada en Occidente, el problema palestino no es el foco de los choques regionales, ni siquiera la raíz del conflicto árabe-israelí.

Las iniciativas de paz occidentales ignoran el hecho que una paz a largo plazo no caracteriza al ser y a la región. Mientras que el establishment político, mediático y académico occidental se refiere al conflicto árabe-israelí como “el conflicto de Medio Oriente”, la realidad es una serie de conflictos interárabes e inter-islámicos que no están directa o indirectamente relacionados con Israel.

La guerra civil que se desató en Siria en 2011 causó medio millón de muertes y 10 millones de refugiados; La guerra civil en Irak: medio millón de muertos y 3 millones de refugiados; La guerra civil en Yemen, que también es un campo de batalla entre Irán y Arabia Saudita, mata a 100.000 personas y 3 millones de refugiados; La guerra civil que ha convertido a Libia en una arena terrorista: 30,000 muertos; La guerra entre Irak e Irán en la década de 1980: 800.000 muertos; y podríamos seguir…

Aunque el volcán del Medio Oriente continúa desatando el corazón hirviente del terror islámico que amenaza a cualquier régimen pro-occidental y a Europa y los Estados Unidos, la mayor parte del establishment occidental continúa enfocándose en el problema palestino, que es marginal en el contexto interárabe e islámico.

Aquellos que trabajan en la presentación de iniciativas de paz se beneficiarán si hacen una revisión del clásico artículo de Amir Taheri, periodista, escritor y académico de Medio Oriente, en 2007. Tahari planteó una pregunta retórica: “¿Es Israel el problema? El examen de los conflictos en Oriente Medio demuestran que los estadistas, los comentaristas y los investigadores tienden a centrarse en este conflicto marginal”. Por ejemplo, Estados Unidos desperdició el crédito que recibió luego de la liberación de Kuwait y la derrota de Saddam Hussein en 1991 cuando se enfocó en tratar de resolver el conflicto árabe-israelí en lugar de aprovechar la imagen disuasiva de cortar las alas de los ayatolás en Irán y mejorar la cooperación de seguridad entre Egipto, Jordania, Arabia Saudita y los demás estados del golfo árabe.

Según Taheri, “la Conferencia de Madrid se basó en los supuestos erróneos que el conflicto árabe-israelí es un factor regional importante que influye en gran medida en otros conflictos en la región, una expresión de un malentendido peligroso de la realidad… y ciertamente una ilusión”. ¿Los creadores de políticas y la opinión pública occidentales prefieren aprender de la experiencia pasada… o repetir y evitar errores pasados?

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.