Conflicto de Gaza 2014: ‘Crímenes de guerra por ambas partes’ – afirma el Consejo de Derechos Humanos de la ONU

Tanto Israel como los militantes palestinos pudieron haber cometido crímenes de guerra durante el conflicto Israel-Gaza 2014, dijeron los investigadores de la ONU. En un largo y esperado informe, el equipo de la ONU dijo que existían evidencias de “graves violaciones” de ambos lados.

Israel rechazó la investigación llamándola “políticamente motivada y moralmente errónea”, mientras Hamaá dijo que erróneamente equiparó “a la víctima y al verdugo”.

El conflicto se prolongó durante 50 días entre julio y agosto y terminó en una tregua.

Del lado palestino 2.251 personas, de las cuales 1.462 eran civiles, murieron según el informe aunque se sabe que estos datos no son reales ya que surgen de las informaciones ofrecidas por el Ministerio de Salud del Hamás en Gaza. Del lado israelí 67 soldados murieron junto a seis civiles, señaló.

Israel dice que lanzó su ofensiva en Gaza para poner fin a los ataques con cohetes y eliminar la amenaza de ataques por parte de militantes que usaron túneles subterráneos a través de la frontera.

La investigación del Consejo de Derechos Humanos de la ONU (CDHNU) fue polemizada desde el comienzo. El jefe de las investigaciones William Schabas renunció a mitad de camino en medio de acusaciones de parcialidad por parte de los israelíes, reconociendo que este había trabajado previamente con la Organización para la Liberación de Palestina (OLP).

Israel se negó a cooperar con la investigación, que según dijo había llegado a sus propias conclusiones por adelantado. De hecho, desde le comienzo de los combates decidió el Consejo de Derechos Humanos investigar solamente a Israel.

En su informe de 183 páginas, los comisionados destacaron el impacto sobre la población civil en ambos lados. Estos critican a Israel por no revisar sus prácticas a los ataques aéreos mientras aumentaban las bajas y cuestionan el tipo de armas que utilizó y la calidad de las advertencias que dio a los palestinos para que evacuaran sus vecindarios.

Estos dicen que el fuego indiscriminado del Hamás con cohetes y morteros por los militantes contra Israel parecía destinado a sembrar el terror entre la población civil. Un portavoz de Hamas dijo que había partes positivas en el documento pero que “equiparó a la víctima y al verdugo”.

Israel lo ha rechazado como “políticamente motivado y moralmente erróneo”. Esta ha llevado a cabo sus propias investigaciones, que concluyeron que sus acciones en Gaza eran “legales” y “legítimas”. Además, varios informes ya han rechazado categoricamente las conclusiones políticas del cuestionado Consejo de Derechos Humanos.

El informe de la ONU, que insta a la cooperación con la Corte Penal Internacional (CPI), llega en un momento delicado.

Esta semana los palestinos harán su primera presentación a la Corte Penal Internacional, la cual lleva a cabo su propia investigación preliminar sobre presuntos crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad. Esta incluirá un capítulo sobre la guerra de Gaza.

‘Daños sin precedentes’

El informe del CDHUN dijo que mientras ambos israelíes como palestinos fueron “profundamente sacudidos” por la guerra de verano, en Gaza “la magnitud de la devastación no tuvo precedentes”.

Dijo que 551 niños palestinos estaban entre los muertos, con miles más entre los 11.231 palestinos heridos por las acciones israelíes. Hasta 1.600 personas en Israel también resultaron heridas por los ataques palestinos, dijo.

El informe dijo que Israel llevó a cabo más de 6.000 ataques aéreos sobre Gaza, muchos de los cuales afectaron edificios residenciales, dañaron o destruyeron unas 18.000 viviendas y gran parte de la infraestructura de Gaza.

Ambas partes han rechazado previamente las acusaciones por crímenes de guerra. “Hay fuertes indicios de que estos ataques podrían ser desproporcionados y por lo tanto constituyen crímenes de guerra”, dijo.

El informe dijo que mientras las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) dijeron que tomaron amplias medidas para evitar víctimas civiles, estas “no hicieron todo lo posible para evitarlas o limitarlas”.

Los investigadores también dijeron que militantes palestinos habían disparado más de 6.600 cohetes o morteros hacia Israel y señaló que algunos grupos armados habían dado declaraciones indicando su intención de atacar objetivos civiles.

El informe dijo que el uso de cohetes y morteros por parte de militantes palestinos, así como también de los asesinatos a presuntos colaboradores, también “pueden equivaler a crímenes de guerra”.

Este pidió a Israel “romper con su lamentable historial reciente de hacer de los malhechores responsables” y dijo que las autoridades palestinas habían “fracasado consistentemente” en garantizar que los presuntos perpetradores de su lado fuesen llevados ante la justicia.

‘Parcializados’

El Primer Ministro israelí Benjamin Netanyahu, condenó el informe como “parcializado”. “El comité que redactó este informe fue nombrado por un comité que se auto-denomina el Consejo de Derechos Humanos, pero en la práctica realiza de todo menos cuidar los derechos humanos. “Es un comité que condena a Israel más de lo que condena a Irán, Siria y Corea del Norte combinados”, dijo.

La comisión dijo que había llevado a cabo más de 280 entrevistas y ha recibido más de 500 escritos de pruebas durante su investigación de 11 meses.

Dijo que Israel se había negado a permitir que su equipo entrara en Cisjordania o Gaza, lo que hizo difícil llevar a cabo la investigación.

 

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.